Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los Lanatta y Schillaci pidieron un juicio por jurados por la triple fuga

Un juez resolverá el requerimiento la semana próxima; otra acusada quiere una probation

Viernes 13 de octubre de 2017
SEGUIR
Corresponsalía La Plata
0

LA PLATA.- Los hermanos Cristian y Martín Lanatta y Víctor Schillaci pidieron ser enjuiciados por un jurado popular en relación con su fuga de la cárcel de General Alvear en diciembre de 2015.

La solicitud recayó en el juez de Garantías Jorge Moya Panisello, que tiene cinco días hábiles para resolver. "Aún no hay definiciones, pero es probable que pueda llevarse a cabo un proceso por jurado", dijo a LA NACION una calificada fuentes con acceso al expediente.

El jueves 28 de septiembre, la fiscal Virginia Bravo solicitó la elevación a juicio de la causa por la evasión de los tres condenados por el triple crimen de la efedrina en General Rodríguez. Junto a ellos será juzgada Susana Elvira Martínez, la suegra de Cristian Lanatta, bajo la sospecha de haber tenido algún grado de participación en la fuga.

La fiscal dio por probado que el 27 de diciembre de 2015 los Lanatta y Schillaci estaban en el sector Sanidad de la Unidad Penitenciaria 30 y a la 1.45 golpearon a un guardia que había ingresado a hacer el recuento.

Luego, lo ataron de pies y manos, lo amordazaron y le robaron los borceguíes, una tricota y las llaves de un Fiat 128 y del penal. Cuando iban a salir por el "túnel" de la prisión, amenazaron con lo que aparentaba ser un arma a otro guardia, que les abrió la reja; fue reducido y atado con precintos.

"Quedate tranquilo, si hacés un movimiento en falso atrás vienen 60 más", lo amenazó uno de los tres; siguieron hasta la oficina de guardia, donde estaba el jefe de turno, al que le colocaron la supuesta arma en la espalda.

Antes de ganar la calle redujeron al guardia de la puerta, le robaron una pistola ametralladora con cargador y cartuchos y lo llevaron un par de cuadras mientras uno de ellos hablaba por celular y gritaba: "¡Dónde estás, dónde estás, hacé señas de luces!". Unos metros más allá, finalmente, ataron al guardia, subieron a una camioneta 4x4 negra doble cabina y escaparon.

La triple fuga causó conmoción y fue la primera prueba de fuego para María Eugenia Vidal, que había asumido 17 días antes. Los evadidos se convirtieron en los delincuentes más famosos de la Argentina y a las fuerzas policiales provinciales y federales les demandó dos semanas recapturarlos en Cayastá, Santa Fe.

Además del pedido de los Lanatta y Schillaci, la Justicia tendrá que resolver una solicitud del defensor de Susana Martínez. Esteban Gutiérrez requirió que se modifique la acusación contra la mujer de "encubrimiento agravado" a "simple" y que se le permite acceder a una suspensión del juicio a prueba (probation).

En la causa también estaban imputados los hermanos Rubén Darío "Weby" y Carlos Alberto "el Paraguayo" Spital, y Matías Gambuzza. Pero la fiscal Bravo consideró que no había elementos suficientes para imputarles una eventual participación en la fuga y pidió que sean sobreseídos.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas