Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Peña les reclamó a los empresarios que acepten una mayor competencia

Pidió que propongan una agenda sobre "cómo crecer, no impedir que otros lo hagan" y una ley en defensa de los consumidores

Viernes 13 de octubre de 2017
SEGUIR
LA NACION
El jefe de Gabinete, ayer, luego de hablar en el Coloquio
El jefe de Gabinete, ayer, luego de hablar en el Coloquio. Foto: Mauro V. Rizzi

MAR DEL PLATA.- El jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, fue duro. Ante 900 empresarios reunidos en el 53° Coloquio de IDEA dijo que valora al sector como generador de empleo privado de calidad, pero que espera el planteo de una agenda sobre "cómo crecer y no de impedir que otros lo hagan".

"Algunos del ámbito dirigente no entendieron la profundidad de este cambio: va a haber una exigencia cada vez más grande", aseguró. En este sentido, pidió que haya una ley de defensa de la competencia "de verdad" y que, antes de quejarse por las importaciones o reclamar subsidios, estudien cómo ser más competitivos.

"Valoramos al empresariado como actor central de nuestro desarrollo económico. Si queremos generar bienestar, a través de empleo privado de calidad, necesitamos empresarios que se sientan reconocidos y apoyados por el Estado. Presuponemos que son tipos que quieren invertir, cumplir las reglas, competir y, desde ese lugar, vamos a ver cómo podemos ayudarlos para que generen más valor. Obviamente, en ese contexto, queremos que, como nosotros, mejoren y nos planteen una agenda de cómo crecer, no de impedir que otros crezcan. Que nos planteen una agenda de defensa de la competencia de verdad. Tenemos que tener una ley de defensa de la competencia de verdad", afirmó Peña, que participó del panel "La Argentina hacia adelante", entrevistado por el columnista de LA NACION Carlos Pagni.

Sin embargo, el funcionario dijo que "en general lo que se ve en algunos sectores es que predomina el miedo por un error de lectura del proceso político". "Éste es un cambio cultural profundo que vino para quedarse porque vino por decisión de los argentinos, no por decisión de Mauricio Macri. El argentino se hartó de vivir en un país partido, con fracasos, narcotráfico y pobreza fruto de la dirigencia. Entonces, nosotros elevamos la vara y va a haber una exigencia cada vez más grande y está bien que así sea".

Según Peña, en los dos primeros años de gobierno se propusieron evitar una crisis económica y crecer, mientras que ahora el desafío es "entrar en la discusión estructural de si queremos ser una Argentina global, contemporánea y protagonista".

"Entiendo que el pensamiento económico que predomina en nuestro país es antiguo, obsoleto y perverso para el interés de una Argentina que necesita crecer. El crecimiento nos permite que los costos se vayan acomodando en el camino. Esto tiene que ser un proceso, también signo de la época. Ésta es una época más fragmentada: no hay una reforma que te genere el crecimiento. Ahora tenemos que pasar a las reformas en que todos cedemos un poco y, si los que tienen poder no ceden, entonces digámosle a la gente en la cara que no estamos dispuestos a ceder nada para que ellos vivan mejor", fustigó.

Y otro punto central que destacó es que todo lo que se haga tiene que ser en función de lo que sucede en el mundo. "El otro día fuimos a una fábrica de heladeras de Samsung en Cañuelas y toda la maquinaria fue importada para hacer productos para exportar con la misma calidad de Corea. Entonces, el verso de que no podemos hacer industria nacional de calidad o de que sólo se puede hacer cerrando las barreras es falso. Los paneles solares se importan para generar trabajo y poder generar energías renovables. Y todos los que están acá saben que hoy no es más como en los 60 o 70, en que las cadenas eran importación contra exportación, sino que es un flujo cada vez más interconectado. Es un desafío al igual que el otro desafío cultural: que no da lo mismo trabajar que no trabajar".

En este sentido, Peña dijo que "hay distintas dimensiones de la pobreza que se han querido paliar con ingreso en una lógica clientelar", pero que lo único que la va a reducir es un empleo formal de calidad que sea competitivo globalmente. Cualquier otra cosa no es sustentable".

"Nosotros lo que estamos haciendo es inyectando ahorro, crédito, infraestructura y autoestima. El otro día una provincia, no importa cuál, reclamaba un beneficio impositivo cuando estamos invirtiendo en infraestructura. Pensá en esa agenda, no en lo que se está discutiendo desde hace 50 años", concluyó.

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.