Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Hamas y Al-Fatah sellan la paz y la ANP vuelve a pisar Gaza

Tras una década de disputa, el gobierno palestino retomará la seguridad en ese territorio

Viernes 13 de octubre de 2017

EL CAIRO.- Ante el ahogo económico y político que vive la Franja de Gaza, y luego de más de una década de distanciamiento, el grupo islamista Hamas firmó ayer un acuerdo con su rival Al-Fatah y le cedió a partir del 1º de diciembre "funciones plenas" en el territorio que dominaban desde 2007.

El pacto alcanzado por la mediación de Egipto fue firmado en El Cairo por el líder de la delegación de Al-Fatah, Azzam al-Ahmad, y el vicepresidente del buró político de Hamas, Saleh al-Arouri, en presencia del jefe de la inteligencia egipcia, Jaled Fawzy, según puede verse en las imágenes de video de la ceremonia. Se celebró una conferencia de prensa que fue grabada pero no retransmitida en directo.

Luego de una breve guerra civil en 2007, el territorio palestino había quedado dividido en dos sectores separados por 60 kilómetros de suelo israelí. Gaza, junto al Mediterráneo, es una franja de 40 kilómetros de largo por 14, en su parte más ancha, y estaba bajo el control de Hamas, considerado como grupo terrorista por Occidente e Israel.

Al-Fatah, una agrupación laica reconocida por la comunidad internacional, comanda en tanto la Autoridad Nacional Palestina (ANP), presidida por Mahmoud Abbas, y tiene su sede en Cisjordania.

Según el acuerdo alcanzado ayer, el gobierno de la ANP estará "habilitado" para actuar en Gaza y sus fuerzas de seguridad serán desplegadas a lo largo de la frontera con Egipto, confirmó Al-Ahmad al anunciar el acuerdo en El Cairo.

"No nos queda otra opción con Al-Fatah y las otras facciones más que continuar trabajando para la unidad de nuestro pueblo y el logro de sus esperanzas y aspiraciones", dijo Al-Arouri, que también enfatizó en que el acuerdo firmado se basa en uno de 2011.

Ya para el 1º de noviembre, el gobierno de la ANP deberá haber asumido junto con Egipto e Israel el control de los respectivos cruces fronterizos, según se supo. Además, Egipto informó que invitó a todas las facciones palestinas que firmaron el acuerdo de reconciliación de 2011 a un nuevo encuentro en El Cairo el 21 de noviembre.

Hamas, que aboga por la resistencia armada contra Israel y reclama como su territorio toda la Palestina histórica, ganó las elecciones parlamentarias en 2006, las últimas que se celebraron en los territorios palestinos, pero ese triunfo llevó a desavenencias con Al-Fatah. La organización radical tomó entonces el control por la fuerza de la Franja de Gaza en junio de 2007 y expulsó a las fuerzas de seguridad y funcionarios de Al-Fatah.

Desde ese momento habían fracasado todos los intentos de reconciliación, y Hamas se enfrentó a Israel en tres guerras en los últimos diez años.

Pero la presión sobre Hamas aumentó en los últimos meses, entre otras cuestiones, por la reducción del suministro eléctrico a la Franja de Gaza por parte de Israel a pedido de Abbas.

Además, Hamas se vio afectada por la crisis en torno a Qatar, uno de sus principales aliados. En junio, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Egipto y otros países rompieron sus relaciones diplomáticas con Doha, al acusarla de apoyar a grupos terroristas.

Hamas debió entonces reforzar sus lazos con Irán, fuertemente enfrentado a Israel, que amplió nuevamente su apoyo financiero al grupo, hasta ese momento algo limitado.

Desde septiembre pasado, entonces, Hamas se mostró dispuesto a ceder el gobierno de la Franja de Gaza a la ANP de Abbas. El anuncio fue recibido en ese momento con cierto escepticismo, debido a los fracasos de intentos anteriores de reconciliación, el último en 2014.

Sin embargo, estas negociaciones tenían más posibilidades de éxito gracias al papel mediador de Egito, que tiene estrechos lazos con la ANP y mantiene un bloqueo a la Franja de Gaza junto con Israel.

Los puntos más complicados de la negociación eran el futuro de los militantes de Hamas en Gaza y, sobre todo, la cesión del control de la seguridad en la Franja a la ANP.

Según la prensa palestina, se nombrará a un ministro del Interior para la Franja de Gaza, que será el responsable de la seguridad en la zona, y el gobierno de Al-Fatah se comprometería a seguir empleando a 30.000 funcionarios de Hamas. Pero todavía no está claro qué pasará con el brazo armado de la organización.

Previamente, Hamas había anunciado que no estaba dispuesta a abandonar la lucha armada contra Israel. "Todo debe quedar en manos de la ANP", advirtió por su parte Abbas en una entrevista. El líder palestino también anunció que dentro de un mes visitará Gaza después de por lo menos diez años de no acceder a ese territorio.

Por ahora, el gobierno de Israel no se expresó respecto del acuerdo alcanzado por los palestinos. Sin embargo, la semana pasada el primer ministro, Benjamin Netanyahu, había dicho: "No nos interesan las falsas reconciliaciones de las facciones palestinas que se realizan a costa de nuestra existencia".

"Por eso esperamos ver tres cosas: en primer lugar, el reconocimiento al Estado de Israel; en segundo lugar, la disolución del brazo militar de Hamas, y en tercer lugar, la ruptura de los lazos con Irán, que llama a nuestra destrucción", agregó.ß

Mahmoud Abbas

Presidente de la autoridad nacional palestina

Como máxima autoridad palestina, desde 2005, lidió con la conflictiva agrupación islamista Hamas, que dominaba la Franja de Gaza, y luchó por un gobierno de coalición

Agencias DPA y AFP

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.