Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La jefa de los fiscales, cada vez más cercada en el Congreso

Viernes 13 de octubre de 2017

A menos que presente su renuncia al cargo, la jefa de los fiscales, Alejandra Gils Carbó, afrontará después de las elecciones legislativas un proceso de juicio político en el Congreso.

En el oficialismo consideran que el procesamiento que dictó ayer el juez federal Julián Ercolini, quien investiga a la funcionaria por el delito de administración fraudulenta, es una causal por demás grave como para iniciar el proceso de enjuiciamiento en el Congreso. Máxime si este procesamiento es posteriormente confirmado por la Cámara Federal.

"Si efectivamente esta medida del juez es respaldada en segunda instancia, la situación de Gils Carbó será insostenible. Sin importar si contamos o no con los dos tercios de los votos, vamos a iniciar el juicio político", anticipó a LA NACION el jefe del interbloque de diputados de Cambiemos, Mario Negri.

Desde el inicio de su gestión, el presidente Mauricio Macri reclamó la salida de Gils Carbó por su estrecha cercanía con el kirchnerismo. La renuencia de la funcionaria a renunciar a su cargo puso en un brete al oficialismo, ya que la única vía para desplazarla, el juicio político en el Congreso, no lograba reunir la mayoría agravada de los votos que exige la Constitución nacional, dos tercios de los legisladores presentes en ambas cámaras. El peronismo en el Senado era el principal obstáculo.

Empero, el procesamiento que dictó ayer Ercolini le abre una puerta al oficialismo.

"A su inconducta funcional y a la enorme discrecionalidad con que se ha manejado se suma ahora un procesamiento por administración fraudulenta. Esto es grave, trasciende la barrera de las consideraciones políticas, su accionar está tipificado en el Código Penal", agregó Negri.

¿Qué sucede si, aun así, no reúnen los dos tercios de los votos en ambas cámaras para iniciar el enjuiciamiento? "No importa. Debemos arrancar con el proceso. Y que queden al descubierto quienes defienden a Gils Carbó", asestó Negri.

La jefa de los fiscales está acorralada: paralelamente a la posibilidad de que se inicie un juicio político en su contra, la Comisión Bicameral de Control del Ministerio Público, que preside la diputada Graciela Camaño (Frente Renovador) avanza sin pausa en la investigación de su gestión. En los últimos meses citó a una veintena de fiscales y dirigentes gremiales y reunió miles de fojas de documentación.

"La Comisión Bicameral cuenta con seis cuerpos de informes sobre la compra del inmueble por el que Gils Carbó es investigada. Estamos analizando meticulosamente todos los datos", indicó Camaño a LA NACION.

La Comisión Bicameral tiene previsto citar a Gils Carbó después de las elecciones. Acto seguido, emitirá un dictamen sobre su actuación al frente del Ministerio Público. Si este dictamen resulta negativo para la funcionaria y, paralelamente, la Justicia confirma su procesamiento, sus días estarán contados.

"Gils Carbó utilizó su lugar en la Justicia para hacer negocios y garantizar que los más corruptos de la Argentina pudieran seguir en libertad. Y la vamos a sacar cumpliendo con la ley y la Constitución", confirmó la diputada Elisa Carrió (Cambiemos).

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.