Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cuando hablamos dormidos, insultamos más

La conclusión se desprende de una investigación encarada por La Sorbona, sobre 230 adultos de diferente género, edad y con sueño normal

Viernes 13 de octubre de 2017 • 12:03
0
Foto: Archivo

Mucho de lo que pasa cuando dormimos sigue siendo una incógnita para la ciencia. Existe la idea de que los sueños son deseos o situaciones cotidianas que se vivieron durante el día. También se cree que lo que se dice entre sueños revela los secretos más guardados de una persona, pero un estudio vino a derribar todos los mitos.

Según el equipo de investigadores de La Sorbona, las personas insultan más cuando hablan en sueños. Las palabras más usadas son "no" y "putain" ("puta" en francés). Además, descubrieron que tienen una mejor corrección gramatical que despiertos. Los hombres hablan más que las mujeres y usan más insultos que ellas. El estudio se realizó sobre 230 adultos de diferente género, edad y con sueño normal.

Hablar en sueños, o somniloquia, es una de la parasomnias, además del sonambulismo y las pesadillas. "En mi experiencia, puede deberse a que el sistema nervioso está siendo sobreestimulado, probablemente por el uso excesivo de la tecnología antes de dormir o demasiada cafeína", dijo Nerina Ramlakhan, una terapeuta del sueño a The Times. "Pero estos comportamientos pueden pasar con personas que son muy duras consigo mismas, perfeccionistas que no dicen todo lo que piensan. Cuando se van a dormir, lo dicen todo en el sueño".

Pero para otro terapeuta, no tendríamos que darle demasiada importancia a lo que decimos en sueños. Para Jim Horne, ex director del centro de investigación del sueño de la Universidad Loughborough, es mucho más común en niños y de adultos, la mayoría deja de hacerlo. "Tiende a ocurrir con el sueño ligero. La ansiedad y el estrés tienden a revivirlo. Los que hablan dormidos por lo general están reflejando alguna preocupación", dijo a The Guardian.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas