Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Caputo afirmó que no habrá ajuste después de las elecciones

Defendió el gradualismo y dijo que la gente ya siente el repunte económico

Sábado 14 de octubre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Caputo, ayer, con el titular del Banco Mundial
Caputo, ayer, con el titular del Banco Mundial. Foto: DyN

WASHINGTON.- Cuando faltan 10 días para las elecciones, el ministro de Finanzas, Luis Caputo, rechazó de plano que el Gobierno prepare otro ajuste y reafirmó el rumbo económico, el gradualismo -norte de la política oficial- y la velocidad de las correcciones a la economía, al asegurar que la realidad muestra que el programa ha dado frutos.

"No, no va a haber ningún ajuste. Nosotros seguimos nuestro modelo de gradualismo que ahora, claramente, hay evidencia empírica que prueba que estamos en el camino correcto", sostuvo Caputo, en un encuentro con periodistas argentinos en las oficinas de la Argentina en el Banco Mundial.

"No hay ningún incentivo a cambiar algo que ya está funcionando como nosotros queremos. El camino va a seguir siendo el mismo. No va a haber sorpresas. No va a haber ajuste. Vamos a seguir aplicando las mismas políticas que ya nadie puede discutir porque hay evidencia empírica de que están funcionando", insistió. Caputo ensayó un balance sobre su gira por Estados Unidos, un viaje recostado, ahora por primera vez, en un puñado de cifras positivas que comienza a arrojar la economía justo cuando el Gobierno busca un respaldo popular en las urnas en la próxima elección legislativa.

El jefe de Finanzas ninguneó las acusaciones de la oposición de que se viene otro ajuste y minimizó las críticas que caen sobre el oficialismo por dos lados: desde la izquierda, por la dureza de las correcciones, y desde la derecha, por su laxitud. Un problema del gradualismo al que Caputo responde con una defensa cerrada.

"Cuando te focalizás en qué puede pasar, realmente, luce todo bien. ¿Qué me gustaría cambiar? Lo que siempre digo, la dependencia externa. Queremos fomentar el mercado de capitales y el sistema financiero para depender cada más de nuestro ahorro local, de nosotros mismos. Ésa es una tarea que nos debemos", remarcó.

Caputo dijo que sí espera, tras las elecciones, que el Congreso apruebe la ley de reforma del mercado de capitales, crucial para cumplir con el "desafío" de ampliar el financiamiento y amarrar un crecimiento sostenido. "Tenemos un mercado de capitales muy chico y es algo que necesariamente tiene que cambiar. Para nosotros, ése es el desafío que tenemos como país si queremos tener un crecimiento sostenido por los próximos diez años", indicó Caputo.

"Si no te querés quedar sin nafta, el sistema bancario y el mercado de capitales son las estaciones de servicio que le cargan nafta a la inversión para que este crecimiento pueda ser sostenido durante los próximos diez años", agregó.

Al optimismo que el oficialismo suele cosechar en Nueva York y en Washington, donde la política económica del Gobierno cuenta con amplio respaldo, Caputo le sumó "el índice timbreo": la percepción que recogen los funcionarios en encuentros con vecinos.

"Las cosas están funcionando y lo más importante es que ya lo está sintiendo la gente. Como decimos nosotros, el índice timbreo lo muestra", dijo el ministro. "La gente ahora te das cuenta de que empieza a percibir el cambio", agregó.

Al igual que las otras dos figuras de la delegación, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, Caputo minimizó el repunte de la inflación en septiembre -la más alta de la región sin contar Venezuela-, la discusión acerca de la velocidad a la que cae o el incumplimiento de las metas. Lo importante, dijo, es que baja.

"Acá se ve más el camino que tomaste, en la Argentina se cuestiona la velocidad, o si tomaste algún atajo. Acá se valora mucho más que no te desvíes del camino", graficó, al hablar sobre sus encuentros con inversores. Caputo le da igual la bienvenida al debate sobre el gradualismo, pero insiste en dos puntos: el Gobierno hace lo que es "políticamente posible". Y deja la estocada para el final: "Es una discusión de café, muy cortoplacista".

Llega una misión del FMI a revisar las cuentas

WASHINGTON.- Una misión del FMI viajará a la Argentina a fines de noviembre para avanzar en la revisión de los números en el marco de la llamada consulta del artículo IV del organismo, suspendida durante el gobierno kirchnerista.

"En nuestra revisión del artículo IV hemos sido muy enfáticos en la necesidad de reducción del déficit público que ha señalado el Gobierno", dijo ayer Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo."El año entrante hay un esfuerzo importante de reducción del déficit y es muy importante que se lleve a cabo", afirmó.

Un documento del FMI sobre la economía de América latina hizo hincapié en que, en la Argentina, "sería crítico cumplir con el objetivo de recortar el déficit fiscal federal primario en dos puntos porcentuales en el período 2018-19".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas