Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El sol también quiere su hat-trick

Lunes soleado con 26°C de máxima; martes y miércoles calurosos e inestables

Diego Angeli

SEGUIR
PARA LA NACION@Jopoangeli
Lunes 16 de octubre de 2017 • 01:36
0

Al igual que Messi en la altura y que Icardi en el clásico de Milán, nuestra estrella también quiere anotarse con un triplete de tres días a puro sol. Y al igual que los astros deportivos, embocarlos cuando más se necesitan, en este caso en un fin de semana largo que presentó dos días de cielo inmaculado y hoy cierra con pocas nubes. Febo se irá ovacionado al vestuario y faltará a su cita de mañana y pasado. Aprovechen que a mitad de semana vuelven el viento y la lluvia.

Lunes: la despedida del pleno sol

Arranca la semana en el calendario, por suerte muchos podrán tomarse el feriado y ahorrarse el madrugón. A los que les toque hacer patria y levantarse igual, les espera un amanecer apenas fresco, con el mercurio saliendo desde los 14°C, con un viento norte moderado que promete poner su parte para otro día templado. No exagere el abrigo que la temperatura se recupera muy rápido. La mañana ofrece la última postal de cielo despejado, luego irá ingresando nubosidad de manera gradual pudiendo terminal la tarde con cielo parcialmente nublado. El astro rey se retira un rato antes para ganarse la ovación de la barra brava primaveral. La máxima se estima en 26°C configurando un feriado con mucho sol y con calor agradable toda la tarde. El día cierra con 21°C, como para dormir con la ventana abierta.

Miércoles: lluvia y viento frío

El miércoles será el día meteorológicamente más activo de toda la semana. Su suerte estará marcada por el horario de entrada del aire frío. Hasta el momento los eventos comienzan hacia el final de la tarde permitiéndole al día tocar los 26°C vespertinos. La mañana conserva los últimos resabios de estabilidad, con cielo parcialmente nublado y con la veleta marcando norte por última vez. Otra noche pre estival de 20°C y un amanecer a pura remera. A no confiarse los que vuelvan tarde que antes de la noche puede darse vuelta la taba. Las desmejoras son marcadas hacia el mediodía y estaremos a merced de la lluvia a las pocas horas. El cierre es con ráfagas frías del sudoeste con el consecuente desplome del termómetro, atención que la temperatura se derrumba a la medianoche. Los días que se vienen mostrarán mas entradas de aire frío, los 27°C de esta semana no se volverán a repetir en el mediano plazo.

Tiempo severo espacial

La tormenta solar del pasado fin de semana, que todavía no terminó, volvió a poner en sobre el tapete los exabruptos de la actividad solar y sus hipotéticas consecuencias sobre la tierra. Las eyecciones solares ofrecieron en 2017 la temporada más intensa de los últimos diez años. Estos son los registros:

Velocidad de eyección de masa coronal del sol: 1969 km/s

Velocidad media de viento solar: 300 km/s

Máxima velocidad de viento solar sobre el campo magnético terrestre: 700 km/s

El índice de incidencia media fue 6 sobre 10 (índice KP)

Intensidad de desprendimiento: G1 y G2 (moderada)

La máxima llamarada se produjo el 6 de septiembre llegando al nivel X9, el máximo de la escala. Fue la octava explosión más potente desde que se mide la actividad solar. El último fogonazo superior fue el 6 de noviembre de 1997

Fogonazos en el recuerdo

Ya hablamos alguna vez del evento Carrington en 1859, desde entonces no hemos tenido azotes significativos. La última tormenta solar relativamente fuerte fue el 13 de noviembre de 1960 aunque el 23 de mayo de 1967 un estallido solar menor casi lleva a la guerra a EEUU y la URSS.

Contadas veces en la historia la tormenta solar alcanza su máxima categoría convirtiéndose en un verdadero huracán espacial. La concentración anómala de carbono 14 en los anillos de árboles milenarios de varios puntos del planeta dan cuenta que un monstruo solar atacó la tierra en el neolítico. Se estima que el evento fue alrededor del año 5480 a.c. y que la tierra recibió un verdadero vendaval de radiación cósmica.

Otro famoso ataque solar se dio en el año 774 d.c. y fue conocido como “el evento Carlomagno”, veinte veces más intenso que el evento Carrington, fue descubierto en 2012 analizando cedros japoneses. Si hoy se diera una tormenta de ese nivel freiría toda la tecnología del planeta, muchos científicos cuestionan que ningún gobierno tenga preparado un protocolo para evitar o atenuar el apagón total, eléctrico e informático.

Eso es todo amigos! Nos vemos el jueves!

@JopoAngeli

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas