Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Indignación por el chofer que seguía manejando tras la tragedia vial en Mendoza

Fue detenido en Santa Fe mientras conducía un ómnibus con papeles adulterados y sin licencia habilitante

Miércoles 18 de octubre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
Graciela Corbalán y Andrea Tomadin
Graciela Corbalán y Andrea Tomadin. Foto: LA NACION / Fabián Marelli

SANTA FE.- "Tienen que existir más controles. Cómo puede ser que este hombre haya estado en el accidente de Mendoza y pueda salir manejando impunemente. Por suerte, hubo un gendarme que lo detuvo y no se dejó «coimear». ¿Qué pasaba si aceptaba? No nos enterábamos nunca más de que seguía trabajando". Con esa frase, Graciela Corbalán, sobreviviente de la tragedia de Mendoza en la que murieron 15 personas el 25 de junio pasado, se refirió a la detención de Jorge Pinelli, uno de los choferes del ómnibus que volcó.

El conductor, padre de quien manejaba el colectivo esa madrugada, fue detenido el sábado pasado por personal de Gendarmería Nacional en el puesto de peaje sobre la ruta nacional 34, jurisdicción de Ceres, departamento de San Cristóbal, 270 kilómetros al noroeste de esta capital, cuando conducía un colectivo de la misma empresa siniestrada en Mendoza que -como aquella vez- no estaba habilitado por las autoridades competentes. Esta vez, Pinelli tenía la documentación, pero alterada. Y circulaba sin registro para conducir habilitado.

El chofer -no había otro conductor asistente para un viaje de aproximadamente 14 horas- manejaba un colectivo que transportaba a un equipo de fútbol de la localidad bonaerense de José C. Paz con destino a Los Juríes, en Santiago del Estero . Cuando fue requerido por la Gendarmería, se comprobó que la documentación del vehículo estaba alterada. El conductor mostró un folio con papeles y dinero en efectivo, unos 500 pesos, y le pidió a un gendarme que lo "dejara pasar".

Los agentes continuaron con la inspección y constataron que el chofer no tenía los permisos y seguros necesarios para circular. Además, llevaba un certificado para servicios especiales de la Dirección Provincial del Transporte que era apócrifo.

El Juzgado Federal de Rafaela instruyó una causa contra el chofer por los delitos de cohecho en grado de tentativa y presunta falsificación de documento público.

Con el correr de las horas, las reacciones de los familiares de la víctima no se demoraron. "Hoy puedo afirmar que [Jorge Pinelli] es un asesino", afirmó Ariel Silva, el padre de María Sol, de 13 años, que murió en el vuelco.

"Nos sentimos más que indignados. Lo tildábamos de asesino por haber parado aquella vez en Mendoza por un problema técnico y luego continuar. Y fue él quien inculpó a su propio hijo [que murió en el vuelco] de haber manejado no bien llegó la Gendarmería al lugar. Ahora vuelve a conducir y pone en peligro a otra gente, con la novedad de que tenía los papeles adulterados. En la causa de la tragedia de Mendoza lo había hecho también", insistió Silva.

La madre de Sol, Andrea Tomadin, señaló: "Fueron meses de mucho dolor y bronca. Los padres que perdimos un hijo en el accidente la estamos pasando muy mal. Hay nenes que perdieron mamás y eso es lo más triste. Esto es muy doloroso y por eso estamos luchando para que esta persona o quede presa o se le inhabilite todo para que no pueda seguir trabajando".

Entre las infracciones que se le contaron a Pinelli, el sábado pasado, figuran: el vehículo no poseía la habilitación de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT); la cobertura de seguro; los dos conductores exigidos por la reglamentación del organismo; la revisión técnica vehicular obligatoria, ni la lista de pasajeros.

Los 32 ocupantes del ómnibus -entre ellos, cuatro menores de edad-, pertenecientes a un club de fútbol de José C. Paz, debieron aguardar un par de días antes de ser reubicados en otro servicio de larga distancia para concretar el regreso al Gran Buenos Aires.

Muchos controles, pocas multas

Entre el sábado pasado y anteayer, la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación, realizó 3097 fiscalizaciones en las rutas del país. Se multó a 148 vehículos, de los cuales 45 fueron retenidos y nueve fueron identificados como ilegales.

Entre enero y septiembre últimos, se realizaron 297.483 controles en todo el país, un 16% más en comparación con el mismo período del año anterior. Se registraron infracciones de 17.543 vehículos y se retuvieron 4201, lo que significa el 5,89% del total de los controles.

Es responsabilidad de cada pasajero corroborar que el conductor, el vehículo y la empresa transportista se encuentren habilitados. Toda la información se puede verificar online en la página web www.cnrt.gob.ar o bien solicitar la fiscalización presencial del vehículo y conductor con inspectores de la CNRT, a través del 0800-333-0300.

En esta nota:
Te puede interesar