Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La estrategia de la Argentina para insertarse en un contexto mucho más complejo y dinámico

El rol del Mercosur y su relación con la Unión Europea y la Alianza del Pacífico, bajo la lupa de los expertos; las oportunidades que surgen en destinos como África y Asia

Miércoles 18 de octubre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Félix Peña, Marisa Bircher, Ignacio Federico (LA NACION), Fernando Vilella y Marcelo Regúnaga
Félix Peña, Marisa Bircher, Ignacio Federico (LA NACION), Fernando Vilella y Marcelo Regúnaga. Foto: Fabián Malavolta

"El mundo que algunos hemos conocido desde que nacimos está terminado". La frase, que tranquilamente podría ser el inicio del tráiler de una película de ciencia ficción distópica, fue la descripción que hizo Félix Peña, director del instituto de Comercio Internacional de la Fundación ICBC, del escenario en el que la Argentina quiere volver al mundo. El experto compartió escenario con Marcelo Regúnaga, ex secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación; Marisa Bircher, secretaria de Mercados Agroindustriales, y Fernando Vilella, profesor titular de la Cátedra de Agronegocios de la Facultad de Agronomía de la UBA, en un panel que estuvo moderado por Ignacio Federico, periodista de LA NACION.

Peña continuó con su descripción: explicó que en el mundo se ve "un nerviosismo y un mal humor" asociados a que Estados Unidos deja de ser el número uno indiscutible. "De ahí el mensaje de «America first» que ya se está dando en algunos países europeos también", aclaró. ¿Cómo es el mundo que viene? Mucho más complejo y dinámico, dijo. En ese escenario habrá "fuerzas profundas" que "te pueden sacar del mercado sin que te des cuenta" y que los analistas tratarán de entender constantemente, añadió.

Con esa agenda dinámica en mente, dijo Bircher, la secretaría que dirige está hoy en comunicación constante con el gobierno de Estados Unidos y con la Unión Europea por el tema del biodiésel. En un plano más estratégico, explicó que la Argentina tiene el "desafío de tener un plan de promoción internacional agresivo" y, en ese sentido, explicó que diversificar mercados es uno de los puntos claves.

"El año pasado tuvimos una mesa de trabajo con el Presidente en la quinta de Olivos y trazamos objetivos de mayor presencia en Asia y en África. No es casual que se mueva la balanza con Vietnam, Egipto y Argelia, porque este año estuvimos allí. Estos mercados nos demandan commodities y tenemos que trabajar en exportar valor agregado y en que los consumidores de allá sepan que esos productos vienen de la Argentina", resumió.

En la misma línea, Vilella opinó que el escenario ideal para una inserción inteligente sería sumar a los sectores público, privado y académico. Enseguida habló de China: "Es hoy nuestro mayor comprador de carne, a pesar de que la compra congelada, y lo va a seguir siendo. La tasa de crecimiento de productos de mayor valor agregado es muy por arriba de la de las commodities, el tema es que estamos perdiendo participación", dijo, y añadió que los mayores compradores de valor agregado proveniente de la Argentina son Estados Unidos y el Mercosur. Pidió no olvidar que en el país asiático salen de la pobreza 20 millones de habitantes por año y que la complejización de la sociedad también va sofisticando el tipo de productos que compran. Explicó que, hacia 2030, 900 millones de personas sólo van a poder comer si compran alimentos de otros lados, y detalló que existen sólo 10 países en el planeta que tienen excedente de alimentos para proveer a otros mercados."En eso tenemos una gran oportunidad, porque nos va a dar más simetría", expresó.

¿Cómo se pasa de ser granero a supermercado del mundo? Para Regúnaga, se necesitan asociaciones público-privadas. Expresó que no nota una estrategia lo suficientemente agresiva por parte de la Agencia de Promoción de Inversiones y Comercio Internacional: "En el fondo, debería tener la capacidad de cambiar legislaciones o las preferencias de los consumidores de los países a los que queremos llegar".

El debate pasó enseguida al Mercosur. Regúnaga insistió con la necesidad de alianzas público-privadas, pero esta vez para perfeccionar problemas internos del bloque y plantear su agenda de comercio exterior. En ese sentido, destacó las experiencias australiana y neozelandesa. También dijo que se trata de un bloque que en los últimos 15 años dejó de ser comercial para pasar a ser político. "El nuevo gobierno replanteó la necesidad de llegar mejor a terceros mercados. Reiniciarlo es complejo, pero claramente somos la región del mundo con más capacidad para crecer y abastecer a otros países", señaló.

Coincidió Vilella, quien dijo que para una inserción inteligente hay que sumar escala e hizo hincapié en la necesidad de negociar como Mercosur. "Somos relevantes y lo estamos desperdiciando: el 65% de la soja que se exporta en el mundo es del Mercosur". Por otro lado, advirtió que la estrategia deberá virar en el corto plazo: "Se está transformando el consumo de alimentos: más del 60% de los alimentos de acá a 20 años serán producidos fuera del hogar: se comprarán y sólo hará falta calentarlos o agregarles agua. Transportar un camión de soja no es lo mismo que enviar productos elaborados listos para ser consumido", dijo.

Bircher recordó que los países que integran el bloque tienen "el mismo interés de mirar hacia afuera" e indicó que el acuerdo del Mercosur con la Unión Europea "está muy cerca" porque hay "decisión política" de todas las naciones para que suceda. "Ponerle fecha implicaría una fuerte presión para los que lo estamos negociando, pero es inminente", agregó.

Peña resaltó la importancia de pensar cómo se trabajará con los países de la Alianza del Pacífico. "La idea de fusionar no es lo que se está planteando, pero sí trabajar juntos, porque finalmente podríamos llamar a todos los países de ambos bloques «El grupo de los ocho», porque son las ocho principales economías de la región", apuntó, y añadió que el Mercosur debería hacerse una pregunta existencial relacionada con si quiere o no trabajar junto a sus vecinos y que, en caso de que la respuesta sea negativa, deberá saber "que cuando no trabajás con tus vecinos, terminás peleándote".

Para terminar, el panel opinó sobre el lugar que ocupa la Argentina como sede del G-20 y de la conferencia ministerial de la Organización Mundial de Comercio en el camino de integración al mundo. Regúnaga recordó que cuatro temas de 10 de la agenda del G-20 tienen que ver con agroindustria, por lo que la Argentina tiene una oportunidad "muy importante para posicionarse políticamente". Peña añadió: "Deberíamos poder demostrar que tenemos la capacidad de ser un país puente que podría redefinir las reglas del juego del comercio internacional".

Supermercado del mundo

Félix Peña

"El mundo que algunos hemos conocido desde que nacimos está terminado"

Marcelo Regúnaga

"Claramente somos la región del mundo con más capacidad para crecer y abastecer a otros países"

Fernando Vilella

"El 65% de toda la soja que se exporta en el mundo es del Mercosur"

Marisa Bircher

"El acuerdo del Mercosur con la Unión Europea está muy cerca, porque hay decisión política de todas las naciones"

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas