Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Perú se acerca a la Argentina para profundizar su relación comercial

El gobierno de ese país instaló una oficina en Buenos Aires para reforzar el contacto y tratar de equilibrar una balanza comercial deficitaria; proponen un vínculo estrecho con la Alianza del Pacífico

Jueves 19 de octubre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
La directora de la oficina comercial del Perú, Silvia Seperack
La directora de la oficina comercial del Perú, Silvia Seperack. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk

Con el fin de fomentar el comercio, las inversiones y el turismo entre la Argentina y el Perú, desde el 11 del actual el gobierno peruano instaló en Buenos Aires una oficina comercial para aumentar el intercambio entre ambos países.

Para la Argentina se trata de una nueva oportunidad para recuperar el terreno perdido en cuanto al volumen de exportaciones, que si bien goza de una balanza comercial positiva con Perú, el valor exportado cayó de US$ 1713 millones en 2011 a US$ 856 millones el año pasado, según cifras aportadas por la Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y el Turismo.

La misma tendencia, aunque en menor medida, se vio reflejada con las importaciones peruanas de hortalizas, frutas, pescados y minería no metálica, entre otras, que cayó de US$ 193.000 millones hace seis años a US$ 128 millones en 2016.

"En la parte comercial tenemos un intercambio que en lo que va del año 2017 es de US$ 775 millones. La balanza es favorable a la Argentina y esperamos equilibrar mejor esta relación. La idea de la oficina es justamente promover tanto las exportaciones a la Argentina como las alianzas de negocios, porque creemos que Perú puede ser una plataforma comercial y de inversión importante", explica Silvia Seperack, directora de la Oficina Comercial del Perú en Buenos Aires.

La funcionaria peruana, que llegó al país para inaugurar el puesto luego de ejercer el mismo cargo por ocho años en Chile, señaló que el monto del intercambio comercial está muy bajo. "Nosotros exportamos bienes a la Argentina por US$ 128 millones. La idea es tener un crecimiento en el corto plazo de por lo menos 10% o 15%, dependiendo de cómo se dé el mercado. De enero a agosto hemos crecido, por ejemplo, un 13%, en la parte no tradicional, que es la que nosotros promovemos. En Perú las exportaciones se dividen entre tradicionales y no tradicionales. Tradicionales para nosotros son los minerales, el petróleo, el gas, el azúcar y el algodón que se produce desde hace muchos años. Y los no tradicionales, todo lo que tiene mayor valor agregado, que es el objetivo de esta oficina comercial", explica.

Entre los sectores que el organismo peruano quiere promover se encuentran el rubro de alimentos, el sector textil -tanto para vender como para hacer alianzas-, el químico y la minería no metálica, que produce materiales para la construcción.

"La idea es ofrecer inicialmente algo complementario a la oferta argentina o cubrir ventas de estacionalidad, donde la Argentina no produce y nosotros podemos complementar esas ventanas que requieren estos productos", indica Seperack.

Entre los bienes que el país exporta hacia el Perú, lo más abundante es la carne, la soja, los cereales, el trigo y la harina de trigo. En tanto, de Perú hacia la Argentina se importan conservas de pimientos, alcauciles, aceitunas, oréganos y tara, que es un insumo para las curtiembres. En el caso de la industria textil, Perú le exporta al país ropa de bebe, remeras, pantalones de jean y ropa juvenil. Asimismo, en el caso del sector pesquero, el país le compra congelados y merluza, principalmente.

"Queremos mejorar este intercambio comercial, con el objetivo de cubrir ventas de estacionalidad y generar matriz con complementalidades", dice la economista peruana.

Bajar los costos logísticos

Entre los mayores desafíos que tiene el país está bajar los costos de transporte para ganar en competitividad.

"Hay un transporte marítimo primero que es por Buenos Aires, luego también hay un transporte aéreo que se maneja por Ezeiza y hay un transporte multimodal, que se está generando para la carga más pesada; por ejemplo, la minería no metálica, que son entre US$ 11 y 15 millones de dólares", comenta Seperack acerca de la logística entre ambos países.

Según la funcionaria, la mejor opción es utilizar el transporte multimodal ya que, si bien tiene el mismo costo que el marítimo, en tiempo y en flujo de dinero es mucho más competitivo. "El multimodal cuesta tanto como el marítimo, pero mientras que el marítimo demora 28 días en llevar un producto de Perú hacia la Argentina, con la otra forma podemos llegar en 8 días. A su vez, requerimos volumen para poder distribuir ese costo logístico y que no suba tanto el precio del producto", explica.

Combatir los aranceles

A diferencia de lo que ocurre entre los países que integran la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú) -que tienen 100% el comercio de bienes liberado- la Argentina tiene una economía cerrada con altos aranceles de importación y cuenta con licencias no automáticas que afectan la facilidad del comercio.

"En el caso de la Argentina los aranceles todavía son altos. Estamos en el marco del Mercosur y tenemos una serie de preferencias, pero todavía es algo que se debe mejorar. En líneas generales tenemos preferencias arancelarias para muchos productos y algunos todavía tienen tasas altas del 20 y 30%", dice. Para Seperack, ayudaría mucho que el Mercosur se integrara con la Alianza del Pacífico. "Perú tiene mucho para ofrecer. Si algunas industrias argentinas eligen a Perú como plataforma comercial y de inversiones podrían hacer a los productos más competitivos para venderle al resto del mundo. Por ejemplo, el sector textil: hacer una complementariedad entre el diseño argentino que es tan bueno con la producción del Perú. O indudablemente también venderle productos peruanos a la Argentina para poder aminorar su tasa de inflación", agrega.

Federalizar el intercambio

Si bien la mayoría de las importaciones peruanas tienen como destino la ciudad de Buenos Aires, desde la oficina de comercio de Perú indican que la idea es descentralizar los puntos logísticos por donde entra la carga, para poder abastecerse no sólo en Buenos Aires, sino en otras regiones.

"Nosotros creemos que a la Argentina, al ser un país con ciudades importantes como Rosario, Córdoba y Tucumán, entre otras, necesitamos llegar a otras ciudades y en ese sentido incluso el mismo comercio ya está dando vías para entrar, por ejemplo, por San Lorenzo, Santa Fe", comenta Seperack.

"De los US$ 70-73 millones de mercadería que le estamos vendiendo a la Argentina, por Buenos Aires entran US$ 35 millones; por Ezeiza, US$ 15 millones; por Mendoza, US$ 4 millones; San Nicolás, US$ 3,5 millones; San Lorenzo, US$ 2,7 millones; Rosario, US$ 1,8 millones; San Luis, US$ 1,2 millones, y Jujuy, US$ 1 millón", detalla la funcionaria, quien adelanta que en noviembre se celebrará el evento Expo Perú, organizado con el objetivo de realizar ruedas de negocios y exhibición.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas