Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Wilmar Barrios fue operado, está en duda para el superclásico y Boca pasó del equipo de memoria a colapsar la enfermería

Gago, Goltz y el volante colombiano, lesionados, Fabra, con gripe, y Sebastián Pérez, en la última etapa de rehabilitación, obligan a los Mellizos a buscar variantes

Jueves 19 de octubre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Goltz, Fabra, Gago y Barrios, las bajas que sufre Boca
Goltz, Fabra, Gago y Barrios, las bajas que sufre Boca. Foto: FotoBAIRES

La fractura de Wilmar Barrios , por la cual fue operado, agotó la capacidad disponible en el departamento médico de Boca , al que ayer se sumó Frank Fabra (por un cuadro gripal) y en el que también están Fernando Gago , con seis meses de inactividad, Paolo Goltz (distensión en el músculo pectíneo derecho) y Sebastián Pérez , ya en la etapa final de su rehabilitación y con la posibilidad concreta de iniciar 2018 a la par de sus compañeros.

De golpe, el club de la Ribera pasó de edificar un equipo de memoria a adaptarse a bajas imprevistas y a variantes obligadas. Aunque a los Mellizos Barros Schelotto les sobran opciones en el plantel, ciertas bajas se notan más que otras porque atentan contra el estilo de juego y la solidez del equipo.

Barrios fue operado y tendrá entre 3 y 6 semanas de recuperación
Barrios fue operado y tendrá entre 3 y 6 semanas de recuperación. Foto: www.instagram.com/wilkpo

El calendario es un gran aliado del puntero invicto de la Superliga para paliar esta seguidilla de ausencias y recuperar jugadores. En los próximos 31 días apenas disputará tres partidos: el 29 de octubre recibirá a Belgrano y el 5 de noviembre visitará a River. Recién el 19 del mes próximo jugará con Racing, en la Bombonera. En el medio, estarán los recesos de este fin de semana (por las elecciones legislativas) y el del 10 al 12 de noviembre (por quedar en el medio de la última doble fecha FIFA del año).

Barrios había terminado el partido ante Patronato con un dolor intenso en su mano izquierda por un pelotazo: todo indicaba que la lesión no le impediría seguir entrenándose, pero finalmente los médicos determinaron que debían operarlo. Tras su paso por el quirófano, el volante tendrá entre tres y seis semanas de recuperación. Eso encendió las alarmas en el cuerpo técnico, porque no sólo se perdería el choque con Belgrano, sino que está prácticamente descartada su presencia en el Monumental, cuando Boca visite a River dentro de 17 días. El objetivo de Goltz, en cambio, es tomar todos los recaudos posibles para volver al equipo en el superclásico.

"Pablo Pérez, licenciado por un problema familar, tampoco pudo formar parte de los entrenamientos de la semana"

Por otros motivos, Guillermo y Gustavo tampoco pudieron contar con Edwin Cardona en Paraná (expulsado frente a Chacarita), y esta semana no tuvieron a Pablo Pérez, que está licenciado y permanece en Rosario desde el domingo por la noche, acompañando a su padre, internado por problemas respiratorios. De todos modos, de no mediar imprevistos, tanto ellos como Fabra dirán presente en la reanudación del torneo, ante Belgrano.

Gago, en tanto, evoluciona favorablemente de la operación a la que fue sometido hace una semana, por su rotura del ligamento cruzado anterior, lateral medial y menisco externo de la rodilla derecha durante el partido del 5 de octubre entre la Argentina y Perú, por las Eliminatorias. Su recuperación le demandará al menos seis meses lejos de las canchas.

Barros Schelotto probará las variantes con las que dispone para suplir a Barrios, un futbolista fundamental en los últimos tiempos. Puede ubicar como volante central a Nández, que puede aportar su experiencia en Peñarol y el seleccionado uruguayo para cumplir con la función aunque en el corto tiempo que lleva en Boca se desempeñó como interno.

"No es nada fácil reemplazar a Gago. Es una pieza clave dentro del equipo y es nuestro capitán"
Nahitán Nández

En tal caso, Jara regresaría a la posición de mediocampista, la suya original pese a que en los últimos tiempos jugó con mayor habitualidad en la última línea y Peruzzi podría volver a ser el lateral derecho titular.

El domingo quedó claro que Nández tiene un despliegue distinto al de Gago ("No es nada fácil reemplazar a Fernando. Es una pieza clave dentro del equipo y es nuestro capitán", dijo el uruguayo en radio Federal), que Vergini no posee la experiencia de Goltz, y que Espinoza cumple un rol distinto al de Cardona. Y quien suplante a Barrios también tendrá una responsabilidad enorme. Pero ya lo había dicho Guillermo cuando emigró Tevez ("Será el equipo el que lo reemplace") y lo reafirmó el domingo, tras el triunfo en Paraná ("Somos Boca y más allá de los nombres tenemos que estar siempre en lo más alto").

Después de un arranque soñado en el que pudo utilizar a los mismos once titulares en las primeras cuatro fechas, en la Ribera parece haber comenzado la temporada de bajas, un obstáculo al que inevitablemente deberá hacerle frente el equipo que conducen los Barros Schelotto.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas