Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
CONTENT LAB PARA Drean

El lavavajillas: un silencioso aliado para la salud

Los lavavajillas Drean Dish no solo hacen el trabajo que nadie quiere hacer, también lo hacen en completo silencio

Lunes 23 de octubre de 2017 • 12:44

Para muchos no hay nada peor que despertar y encontrar pilones de platos sucios. O de no poder dar con una taza limpia para merendar después de una plácida siesta. Es que, la tarea de lavar la vajilla suele ser de las más postergadas a última hora del día o durante los fines de semana, cuando lo que importa realmente es descansar. Con la llegada de los lavavajillas inteligentes y accesibles de Drean, el desorden en la cocina a la hora de despertar, es una postal del pasado. Lo único que hay que hacer después de cualquier comida es cargar los platos, cubiertos y artículos en su interior y activar el funcionamiento para que al levantarnos, luzcan listos e impecables.

La avanzada tecnología y los materiales con los que fueron fabricados los lavavajillas Drean hacen esto posible: es perfectamente viable dejarlos funcionando en momentos en los que el hogar está en completo silencio ya que, aun en plena actividad, emiten el mismo nivel de ruido que una computadora personal que queda prendida durante la noche. Este detalle resulta fundamental para casas o departamentos con cocinas integradas al comedor o living o para personas de sueño liviano. Esta característica de la marca se da gracias al diseño de un sistema de aislamiento acústico que reduce notablemente la sonoridad hasta los 53 decibelios, es decir, a lo mismo que emite una notebook. El dato no es menor, la exposición prolongada a ruidos puede afectar de manera negativa la concentración, el nivel de audición y fundamentalmente, la calidad del sueño.

Este no es el único beneficio que los lavavajillas Drean tienen para la salud. El enorme ahorro de tiempo que ahora puede ser destinado para el descanso y un sistema de lavado a vapor a altas temperaturas que eliminan el 99% de gérmenes y bacterias, son otras variables a considerar. Respecto a esta última, es destacable el hecho de que el nivel de limpieza que se logra en cada objeto, también se extiende al interior del lavavajillas, gracias a su cuba interior, fabricada en acero inoxidable, que conserva de forma ideal las condiciones de asepsia. Además, los acabados redondeados, es decir, la ausencia de ángulos en el diseño, evita la acumulación de suciedad en vértices y rincones. Ollas, sartenes y fuentes son desinfectados con la misma minuciosidad que los platos, o incluso que los cubiertos más pequeños. El tratamiento eficaz, suave y silencioso al que todo lo depositado es sometido, garantiza además la perfecta conservación de cada plato, vaso, olla o cubierto intacto. Como detalle extra, es importante destacar que para el lavado de la vajilla, no se necesita más preparación previa que retirar los restos grandes de comida y ubicarlos en cada canasto.

Te puede interesar