Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Jorge Almirón: "Vamos a ir a la cancha de River a ganar, no vamos a especular"

El DT granate imagina un partido difícil en el Monumental, aunque confía en su plantel y advierte: "Nos fue bien de visitantes"

Viernes 20 de octubre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Para Almirón, River llegará con más ritmo que Lanús
Para Almirón, River llegará con más ritmo que Lanús. Foto: Daniel Jayo

Jorge Almirón no estuvo vinculado antes al club ni consiguió el primer título de Lanús en la máxima categoría. Esa distinción le corresponde a Ramón Cabrero. Pero el hombre que dirigió a Defensa y Justicia, Godoy Cruz, Independiente y tuvo tres ciclos en el fútbol mexicano es el técnico más ganador de la historia del granate: en 2016 obtuvo el torneo de Primera División y la Copa Bicentenario y a comienzo de este año se quedó con la Supercopa Argentina. Ahora logró algo inédito para la institución al llevar al equipo hasta las semifinales de la Copa Libertadores. Por tal motivo, la semana que viene será especial para él porque la identificación de una idea futbolística terminó generando un contagio en todo Lanús.

El martes se disputará el primero de los partidos de la serie ante River y advierte en su diálogo con la nacion que el contexto, el rival y la instancia de competencia no componen sólo un desafío futbolístico, ligado a la estrategia colectiva y la técnica individual, sino sobre todo uno que apela al temple: "Jugar en el Monumental, con el marco que va a tener, será algo distinto a lo que nos tocó en los últimos tiempos; seguramente va a ser espectacular. Nos espera una gran presión, porque van a tratar de agobiarnos como lo hacen habitualmente. Estamos ante un equipo acostumbrado a estas definiciones y que sabe jugar este tipo de partidos. Va a ser muy importante estar fuertes de la cabeza; el aspecto mental será fundamental y Lanús tiene varios jugadores de experiencia para afrontar este momento con aplomo".

Almirón sabe de la importancia de marcar un gol de visitante, pero sobre todo de no renunciar a una idea: "Nos preparamos sabiendo el poderío que tiene River, que se armó muy bien para este tramo final de la Copa. Somos dos conjuntos con ideas diferentes y cada uno va a respetar la suya. Estamos ante un rival contra el que hay que tomar recaudos, pero vamos a ir a la cancha de River a ganar, sin especular con un empate. Sabemos lo importante que sería marcar allá".

Alejarse de Guidi y Arias no implicó ningún complejo para Lanús en esta edición de la copa, y Almirón, reflexivo entre el humo del cigarrillo que pita casi a escondidas, destaca ese aspecto. "Nos fue bien de visitante, hicimos muy buenos partidos contra Chapecoense, en Brasil, y también ante Nacional, en Uruguay". De los cinco encuentros disputados fuera del sur del Gran Buenos Aires apenas perdió uno, el choque con San Lorenzo en la ida de los cuartos de final.

"Tuvimos muchos partidos buenos en esta copa. No es fácil pasar de etapas como lo fuimos haciendo. Cada encuentro es diferente y los planteamientos también cambian. Ahora nos espera un rival distinto y en otro entorno, pero ya demostramos una gran personalidad fuera de nuestra cancha y confío en que ahora lo volvamos a hacer. El fútbol se define por los momentos y tenemos que estar preparados para cualquier situación que pueda acontecer".

El del martes será el tercer choque del año entre River y Lanús, que ya se cruzaron en febrero y marzo. El primero fue victoria 3-0 para el granate, en la final de la Supercopa Argentina disputada en La Plata, mientras que por la 16° fecha del torneo pasado, los dirigidos por Marcelo Gallardo se impusieron por 3-1.

"Nos preparamos para una instancia tan importante como histórica para el club" contextualiza Almirón, que sobre esa programación marca una diferencia con la agenda de River. "Nos tocó una espera de diez días para jugar el primer partido, mientras que River está con más ritmo por el partido de la Copa Argentina contra Atlanta. De todas maneras, este tiempo sin competencia nos viene bien para recuperar a algunos jugadores". Los futbolistas a los que se refiere son nada menos que los integrantes de la zaga central titular. Diego Braghieri fue preservado en el encuentro ante Unión de la 6° fecha por una contractura en el recto anterior de la pierna derecha y estará en el Monumental. Menos clara es la situación de Marcelo Herrera, que no juega desde la 1° fecha del torneo por la conmoción que sufrió en un choque de cabezas con Nahitán Nández (Boca); de todas maneras, confían en que reaparecerá en este duelo trascendental.

La efervescencia indisimulable que agita a todo Lanús contrasta con la tranquilidad y el semblante distendido de Almirón. Transmite confianza sin dejar de mantener la tensión que alimenta los días previos a estos partidos. Prevé cada detalle, como la novedad de la implementación del sistema VAR de revisión arbitral. Afianza los movimientos y conexiones entre sus futbolistas con la intención de no dejar ninguna grieta. No siente vértigo ante la altura del compromiso y marca el rumbo de un equipo al que le forjó una envergadura de alto vuelo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas