Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Se ríen de los límites: Roger Federer y Lewis Hamilton persiguen los records imposibles

Los monstruos del tenis y de la Fórmula 1 no están tan lejos de las marcas que señalaron Jimmy Connors y Michael Schumacher y que hasta no hace mucho parecían imbatibles

Viernes 20 de octubre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Federer y Hamilton
Federer y Hamilton.

Jimmy Connors y Michael Schumacher son leyendas del deporte. El estadounidense en el tenis y el alemán en el automovilismo marcaron una época y, entre tantos récords obtenidos, fijaron dos que parecían inalcanzables: los 109 títulos ATP de Connors y los 91 triunfos en Fórmula 1 de Schumacher. Pero Roger Federer y Lewis Hamilton tratan de romper con los pronósticos.

Quince coronas

Connors tenía 43 años y siete meses cuando jugó su último partido ATP. Fue en Atlanta, en abril de 1996 y perdió con Richey Reneberg, también estadounidense como Jimbo, por 6-2, 3-6 y 6-1. Aquel día se quedó sin combustible, de cierta manera, una de las historias de longevidad más fabulosas del deporte. El hombre que había construido un imperio en el tenis a partir de su feroz capacidad de competencia, se iba del profesionalismo con un sinfín de maravillosas marcas. Una de ellas, la de trofeos ganados, aún hoy resiste. En abril de 1996 todavía restaban poco más de dos años para que Federer debutara en el tour. Fue en julio de 1998 cuando el suizo jugó su primer partido en el máximo nivel: en Gstaad y perdió frente al argentino Lucas Arnold Ker por 6-4 y 6-4. Pocos sospechaban que aquel muchachito nacido en Basilea, de irascible adolescencia, casi dos décadas después de su presentación en el circuito superaría a Connors en muchas estadísticas y que pondría en riesgo el récord de títulos conquistados. El del domingo último en Shanghai representó el 94º título de Federer y está a 15 coronas de igualar a Connors. Son muchas, es verdad. Pero si la permanencia en el mejor nivel fue una de las características de Connors, qué decir del helvético de 36 años.

"Federer podría jugar hasta los 40 años a muy buen nivel", le afirmó, en noviembre de 2011 a La Nacion, Paul Dorochenko, el preparador físico del suizo cuando era un adolescente. En lo que va del año, Federer ganó seis títulos y podría cerrar la temporada con más. Si lograra mantener su efectividad en las finales (este año sólo cayó en la definición del Masters 1000 canadiense), el actual Nº 2 necesitaría aproximadamente tres años para alcanzar a Connors. Teniendo en cuenta que casi no sufrió lesiones en su carrera y que selecciona el calendario con puntillosidad, entonces, ¿por qué no pensar que el récord de Connors podría romperse? "El éxito también es clave para permanecer. No he tomado ninguna decisión sobre hasta dónde avanzar y tampoco viendo los Juegos de Tokio (2020)", dijo Federer en julio, al conquistar Wimbledon. Y añadió, en las últimas horas, a la agencia india IANS: "Ya no tengo 22 años, pero si el cuerpo me permite jugar, mi familia me permite, si el éxito sigue ahí, si estoy feliz de viajar, continuaré. Pero las cuatro cosas tienen que funcionar. Si una no funciona, tal vez sea el momento de parar. Pero por ahora, está bien".

El tenis actual es más exigente desde lo físico que el del tiempo de Connors. Pero Federer analiza todo para que el desgaste sea lo menor posible. Este año, por ejemplo, el suizo se salteó la gira sobre polvo de ladrillo, la superficie que mayor desgaste le genera. "Los tiempos cambiaron. Antes los jugadores se dividían mucho en el circuito. Teníamos dos o tres torneos la misma semana, en polvo, cemento y hasta césped, entonces los especialistas de cada superficie seleccionaban y quizás se daba que Connors y Borg no se cruzaban", contextualiza José Luis Clerc, ex Nº 4 de ATP, con historial a favor ante Connors (3-1).

Connors, zurdo y de revés de dos manos, terminó con una marca (según ATP) de 1256 victorias y 279 derrotas. Federer, diestro y con revés de una mano, posee 1124 triunfos y 249 caídas. Algunos aseguran que los 94 títulos de Federer tienen más valor que los 109 de Connors. Interpretaciones al margen, Federer ostenta una ventaja con Rafael Nadal y Novak Djokovic en los denominados Grandes Títulos (Grand Slams, Masters 1000 y Masters): 52 contra 47 de Djokovic y 46 de Nadal.

Connors marcó una época de oro. "Fue uno de los tipos más competitivos que vi en mi vida, individualista, en la suya, con piernas excepcionales. Saltaba la soga 30 minutos seguidos como un boxeador", ilustra Tito Vázquez, ex capitán de Copa Davis y compañero de Connors en la Universidad de California. "Siempre estuvo enemistado con los jugadores -agrega Vázquez-. En cierto modo, no quería que ningún rival fuera su amigo, porque les quería ganar y prefería no conocerlos. Quizás yo haya sido una excepción en los años de UCLA (1971), pero inclusive una vez jugamos una semifinal, en un punto me hizo correr de punta a punta y dijo, sobrando: 'Me parece que vi corriendo a un ratón'. Tenía un revés de dos manos maravilloso y una tremenda devolución".

"¿Es posible para igualar a Connors?", le preguntaron a Federer hace unos años. "110 sería una cifra redonda. Sería increíble", sonrió el suizo. Difícil, mas no imposible.

1| Máquinas de ganar: Entre 1972 y 1989, Jimmy Connors ganó 109 títulos en 164 finales (según los registros de ATP). Ocho de esos trofeos fueron de Grand Slam (US Open, 5; Wimbledon, 2; y Australia, 1). Lo mejor que logró el estadounidense en Roland Garros fue jugar cuatro semifinales. Entre 2001 (ATP de Milan) y el título del domingo pasado en Shanghai, Federer obtuvo 94 trofeos en 143 finales. El suizo posee el récord de Grand Slam ganados: 19 (Wimbledon, 8; US Open, 5; Australia, 5; y Roland Garros, 1).

2| El nº 1 del circuito: Connors alcanzó el Nº 1 del mundo por primera vez el 29 de julio de 1974 y, en distintas etapas, en total estuvo 268 semanas en el liderazgo del ranking. Federer, asimismo, llegó al Nº 1 el 2 de febrero de 2004 y posee el récord de permanencia en la cima: 302 semanas.

3| Años de dominio: Connors construyó muchos años exitosos, pero en 1974 logró la mayor cantidad de títulos: 15, incluidos tres Grand Slam. La temporada que más trofeos logró Federer fue en 2006, con 12, incluidos Australia, Wimbledon y US Open.

Treinta banderas a cuadros

Cuando Michael Schumacher ganó su último Gran Premio de Fórmula 1 (China 2006), elevando su cosecha personal a 91 triunfos, 40 más que Alain Prost (51) y medio centenar más que Ayrton Senna (41), ese record antológico adquirió carácter de insuperable. Permanecerá por siempre, se dijo, lo mismo que la cantidad de títulos mundiales (siete) conquistados por el alemán.

Sin embargo, once años después, se sospecha que aquella marca puede caer. El mes pasado, en el GP de Bélgica, Lewis Hamilton (32 años) batió una de las marcas más importantes que poseía Schumacher; dejando atrás la cantidad de poles (68) que había logrado el alemán. Ese día llegaron felicitaciones desde Suiza: "Michael siempre decía que los records están para ser batidos" fue el mensaje de Corinna Schumacher. Eso conmovió a Hamilton.

"Tuve el privilegio de correr con él, desde el karting hasta las pistas de F1, y siempre lo admiré, todavía lo hago", reaccionó. "me siento honrado de haber alcanzado su marca, pero él seguirá siendo uno de los grandes de todos los tiempos".

El inglés continuó marcando pole-positions, ya sumó 71, y mañana tendrá una nueva oportunidad en el GP de los Estados Unidos; esa marcha imparable derivó en un interrogante inmediato. ¿Qué tan lejos está, realmente, el record de victorias de Schumacher?

Hasta este fin de semana, Hamilton acumula 61 triunfos en Fórmula 1, 30 menos que el alemán. Lleva disputadas 204 carreras, con un promedio de triunfos de un triunfo cada 3,4 carreras. Sin embargo, desde que se instauró la era híbrida, en 2014, su racha creció, impulsada por la tecnología de Mercedes. A un ritmo de una decena de victorias por temporada (11 en 2014, 10 en 2015, 10 en 2016, lleva 8 ahora cuando quedan cuatro carreras), podría alcanzar la cifra ideal al cabo de tres años, a fines de 2020. El año en que vence su contrato con Mercedes.

"Amo conducir más que nunca, y creo que lo estoy haciendo mejor que nunca", afirmó el mes pasado, cuando admitió que le quedan "cinco o seis años" por delante de Fórmula 1. Son condiciones fantásticas para intentar alcanzar el record.

No lo descarta. "Voy paso a paso. Ha sido muy duro ganar mis títulos mundiales, uno a la vez, es muy duro pelear por este cuarto título", asegura el inglés, que puede consagrarse el domingo.

"¿Quién sabe si puedo terminar cerca del record de Michael, de los siete campeonatos? -se preguntó- Personalmente no tengo deseos de perseguir eso. Pero tratar de batir la marca de triunfos parece más excitante. Si los records están para ser batidos, en algún momento ese se quebrará también; si seré yo, no puedo decirlo". ¿Quién, si no? Con 46 triunfos, la mitad de Schumacher, Vettel está muy, muy lejos.

1| 91 éxitos en 15 años: Michael Schumacher consiguió sus 91 triunfos en 15 temporadas de Fórmula 1, entre 1992, cuando venció por primera vez, en el GP de Bélgica, y 2006, cuando cerró su campaña con Ferrari y decidió su primer retiro. Regresó a las pistas en 2010, para un periodo de tres años con Mercedes, en el que se vio superado por su compañero de entonces, Nico Rosberg; la butaca que dejó vacante la ocupó, precisamente, Lewis Hamilton.

2| El boom Mercedes: Cuando Hamilton llegó a Mercedes, después de seis temporadas en McLaren, su cuenta de triunfos había alcanzado los 21 éxitos, con el título mundial de 2008. Con el equipo de Brackley corre desde la temporada de 2013, y ya logró allí otros 40 triunfos y los títulos de 2014 y 2015.

3| Otras 60 carreras: A Schumacher le tomó 248 Grandes Premios alcanzar los 91 triunfos; Hamilton lleva disputadas 204 carreras de F-1 y con su actual ritmo de triunfos llegaría a la marca del alemán dentro de 60 Grandes Premios más.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas