Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Atrapar el sonido: una historia sobre la grabación musical, a través de los años

En Fundación Telefónica, una muestra recorre los hitos del registro y la reproducción sonora, del fonógrafo de Gardel al track digital

Viernes 20 de octubre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
La española Cristina Zuñiga, curadora de la exposición, con objetos clave del recorrido sonoro
La española Cristina Zuñiga, curadora de la exposición, con objetos clave del recorrido sonoro. Foto: LA NACION / Hernán Zenteno

Registrar y reproducir música hoy es algo común y fácil, pero únicos y complejos fueron los orígenes de los soportes que permitieron aquello que parecía imposible: capturar el sonido. Los hitos que marcaron la historia del registro musical son descriptos y expuestos en 1, 2, 3... ¡Grabando!, la muestra que acaba de inaugurarse en la Fundación Telefónica , con entrada gratuita.

El deseo del francés Édouard-Léon Scott de Martinville de crear un aparato que sea al oído lo que la cámara fotográfica para el ojo, condujo en 1857 al fonoautógrafo: el primer equipo que permitió fijar las ondas sonoras sobre un soporte físico. Con una réplica de ese aparato y el audio de la primera grabación de la historia -una canción popular francesa- se inicia el recorrido por la exposición curada por la española Cristina Zuñiga, del equipo de la Fundación Telefónica de España, que incluye unos 70 objetos prestados por instituciones y coleccionistas argentinos. Una primera versión de esta exposición se vio en Madrid entre octubre y enero pasados.

A diferencia de aquella puesta, la versión argentina incluye un invento propio de este suelo: el fotoliptófono. Creado en 1940 por Fernando Crudo y comercializado con cierto éxito, es parte de nuestra historia sonora. Se trata de un cilindro cubierto por una película fotosensible sobre el que se imprimía el sonido con un procedimiento lumínico silimar al revelado de una fotografía y otro artefacto leía el sonido. "Sólo para ver este aparato vale la pena visitar la muestra", invita Zuñiga y destaca como otra de las joyas de la exposición un fonógrafo que perteneció a Carlos Gardel.

Se incluyen, entre otros, los desarrollos que constituyeron la revolución sonora como el tocadiscos, la rockola y diferentes modelos de radios y de micrófonos. Hay videos que explican, por ejemplo, el procedimiento para hacer un disco de pasta.

El recorrido termina en una sala, "Suena digital", en la que los visitantes pueden "hacer música". Allí se recuerda que hoy el consumidor en dispositivos digitales "tiene acceso a millones de canciones y existen más grabaciones en mp3 disponibles que en todos los demás formatos juntos".

Fascinada por la potencialidad de la tecnología al servicio de la expresión artística, Zuñiga admite que como sucediera hace cien años es difícil predecir lo que vendrá, cómo se compondrá la música del futuro. "Existe un wareable, una chaqueta con la que el usuario hace música al moverse, y ya se anunció que en 2020 habrá implantes cerebrales capaces de reproducirla. Hemos llegado hasta aquí. ¿Cómo seguirá? No lo sabemos, pero el futuro tiene buena pinta".

La muestra permanecerá abierta al público hasta el 27 de enero. Se puede visitar con entrada libre en Arenales 1540, de lunes a sábados, de 14 a 20.30. Además de los recorridos guiados por personal capacitado, es acompañada con talleres y conferencias. El programa completo puede consultarse enwww.fundaciontelefonica.com.ar

Para escuchar mejor

Fonoautógrafo

Foto: Hernán Zenteno

Primer aparato que permitió registrar las ondas sonoras sobre un soporte físico. Creado en 1857 por Martinville.

Fonógrafo Victor

Foto: Hernán Zenteno

Datado en 1925, perteneció a Carlos Gardel. Se expone por gentileza de Guillermo Elías, de la Fundación Industrias Culturales Argentinas.

Radio valvular

Foto: Hernán Zenteno

De 1931/1935, esta radio Atwater Kent Mig. Co. fue prestada para la muestra por Daniel Grimaldi, de Radio Bar.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas