Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La fórmula de River: cómo se aísla para tomar el envión antes de un nuevo a todo o nada

Es el método que Gallardo busca aplicar en el plantel frente al desafío con Lanús; "Jugar con determinación", la frase que más repite

Viernes 20 de octubre de 2017
0
"Me gusta que mis jugadores sean competitivos", destaca el Muñeco Gallardo
"Me gusta que mis jugadores sean competitivos", destaca el Muñeco Gallardo. Foto: Daniel Jayo

A lo largo de su ciclo, Marcelo Gallardo ha repetido una y otra vez el deseo de que sus jugadores adquieran y no pierdan la mentalidad competitiva. Es una premisa esencial a la hora de encarar una temporada, un semestre, una semana o un partido decisivo. El trabajo psicológico, moral y anímico tiene un rol fundamental para el entrenador de River. Por eso, mientras ya prepara la serie de semifinales frente a Lanús por la Copa Libertadores que comenzará el próximo martes en el Monumental, el Muñeco vuelve a hacer foco en la importancia de absorber las presiones y encarar a pura determinación ambos partidos.

"Va a ser una serie bastante dura. Somos equipos que nos conocemos bien, cada uno con sus propuestas, que a priori entusiasman desde el juego. Pero en una semifinal de Copa hay un montón de pequeños detalles que terminan marcando la diferencia. Son circunstancias que uno juega con muchísima determinación. Hay poco margen de error y en la cabeza son partidos de importancia para ambos. Nosotros entendemos que sabemos jugar de una manera que nos permita estar presentes en esta serie ante un equipo que juega bien al fútbol. No va a ser fácil y va a ser atractivo", analiza Gallardo.

De la misma manera que en los dos días previos al cruce de vuelta con Jorge Wilstermann, el cuerpo técnico tomó la decisión de concentrarse en el Sofitel de Cardales desde el próximo domingo. La misión es aislarse al máximo y tener a los jugadores enfocados al cien por cien, para exprimir las virtudes y minimizar el margen de error.

"El plus que puedas dar determina qué equipo puede absorber toda esa presión de una semifinal de Copa Libertadores. Hay que saber jugar con todo eso. Nosotros entendemos que, si bien hay un 50 y un 50 de posibilidades para ambos porque en estas instancias es así, como equipo protagonista vamos a asumir la oportunidad que tenemos de alcanzar una final. Pero va a estar en la determinación que tengamos para jugar esta instancia. Veremos de qué manera se presenta el primer partido", destaca el entrenador millonario.

Acerca de los tres anteriores cruces coperos con Lanús, en los que el equipo de Sur se llevó siempre la victoria -Sudamericana 2009 y 2013 y Supercopa Argentina 2017-, Gallardo dejó en claro que no piensa en eso, ya que la mirada está puesta hacia adentro y no hacia afuera: "Me gusta que mis jugadores sean competitivos, pero no que se hable de una espina clavada. Nosotros en los últimos años nos hemos manejado con un mismo perfil. Primero nos miramos a nosotros y después miramos a los demás. Eso es lo que nos ha mantenido hasta ahora en competencia. Está bueno saber que son partidos decisivos, que hay que saber jugarlos y tener tanto la calidad técnica como el temperamento y la determinación".

Una estadística favorable

Las semifinales de la Copa Libertadores aparecen en un presente que es más alentador desde los resultados y la contundencia que desde el juego, aspecto en el que todavía el equipo muestra irregularidades y ciertos déficits que no logra suplir. Durante el semestre, River jugó 13 partidos entre Superliga (6), Copa Argentina (4) y Copa Libertadores (3): ganó ocho, empató cuatro y perdió uno -ante Jorge Wilstermann por 3-0-. Sin dudas, la capacidad de convertir es un estímulo: marcó 34 goles, sólo no convirtió en Bolivia y en siete juegos marcó tres tantos o más.

"Estoy contento porque en las dos Copas estamos en semifinales y es un mérito importante haber llegado hasta acá. Estamos bastante bien. Dentro de los objetivos que nos planteamos a principio de año, vamos logrando una continuidad en la competencia que nos hemos propuesto jugar. Sabíamos que no iba a ser fácil porque también está el torneo local, que -si bien recién empieza-, ya perdimos puntos que nos alejaron de la punta. Pero ahora decididamente nos metemos en la competencia de Copa que nos tiene a un par de partidos de lograr un pasaje a la final. Para nosotros, la institución y el hincha, es un momento importante", señala el Muñeco.

Restan tan solo cuatro días para el gran desafío con Lanús. Se acerca el momento que desvive al hincha y motiva al plantel y al cuerpo técnico. A su vez, diciembre no está lejos y ya comienzan a aparecer las preguntas sobre la continuidad de Gallardo en el cargo cuando termine su contrato a fin de año. Pero como el deseo de la Libertadores es más fuerte que nunca, poco se habla de si seguirá o se irá. Mientras tanto, el DT ya pule detalles y se enfoca en un nuevo duelo a todo o nada, esos en los que logra sentirse cómodo. Y la motivación está intacta.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas