Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Caso Próvolo: denuncian que guardaban fetos humanos en frascos

Esto fue declarado por una joven ex alumna ante funcionarios judiciales; el fiscal que lidera el caso, Gustavo Stroppiana, tiene previsto ordenar un rastrillaje en la zona

Jueves 19 de octubre de 2017 • 23:35
SEGUIR
PARA LA NACION
Foto: Archivo

MENDOZA.- Mientras las víctimas de casos de abuso sexual perpetrados en el Instituto Antonio Próvolo de Mendoza continúan reclamando que avance la investigación, que se les dé mayor protección psicológica y que se rechacen los pedidos de prisión domiciliaria de los acusados, ayer se conoció otra denuncia aberrante: una joven ex alumna aseguró ante funcionarios judiciales que en el sótano del colegio había frascos con fetos humanos.

Por esta declaración, que indicaría la posibilidad de que en el lugar se hayan realizado abortos, el fiscal que lidera el caso, Gustavo Stroppiana, tiene previsto ordenar un rastrillaje en la zona señalada por la mujer, quien tiene 27 años y cursó un embarazo en el establecimiento durante todo 2007. Mientras tanto, la querella solicitó que se investigue el registro de jóvenes gestantes durante esos años.

La mujer aseguró ante la Justicia que en la institución los obligaban a ver películas pornográficas y que, ante sus quejas, fue amenazada con que iban a "sacarle" a su bebé, por lo que a fines de 2007 decidió abandonar el Instituto. Además, la víctima contó que fue testigo y víctima de una serie de abusos perpetrados por los sacerdotes Nicola Corradi, de 82 años -quien goza del beneficio de prisión domiciliaria- y Horacio Corbacho, de 56, alojado en el penal de Boulogne Sur Mer. Así como también por parte de la monja japonesa Kosaka Kumiko, de 42, quien se encuentra detenida en un convento tras lograr abandonar la cárcel de mujeres de Agua de las Avispas, en la localidad de Cacheuta, en plena montaña mendocina.

La escabrosa causa, con más de 40 casos de abuso sexual, ya tiene a 15 personas bajo proceso judicial, de los cuales siete están detenidos en sus diversas modalidades. Además de Corradi, Corbacho y Kumiko, están tras las rejas la ex representante legal del colegio, Graciela Pascual y los empleados Jorge Bordón, de 50 años, Armando Gómez, de 46, y José Luis Ojeada.

Te puede interesar