Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Otorgaron salidas transitorias a los tres policías que violaron y mataron a Natalia Melmann

Es por el hecho ocurrido el 4 de febrero de 2001 en Miramar; crítica e indignación entre familiares y allegados de la víctima

Viernes 20 de octubre de 2017 • 22:19
SEGUIR
LA NACION
Familiares de Natalia Melmann, indignados por la resolución judicial
Familiares de Natalia Melmann, indignados por la resolución judicial. Foto: Archivo

MAR DEL PLATA.- Los tres ex policías que permanecen detenidos por la violación y posterior asesinato de la adolescente Natalia Melmann, hecho ocurrido el 4 de febrero de 2001 en Miramar, recibieron el beneficio de salidas transitorias, decisión judicial que generó críticas e indignación entre familiares y allegados a la víctima.

La medida fue concedida por la Sala 2ª de la Cámara de Apelaciones, que contrastó con el rechazo que se había resuelto en primera instancia para todos los condenados: Oscar Echenique, Ricardo Anselmini y Ricardo Suárez.

"La están violando de vuelta, la están violando de vuelta", gritaba en el hall de tribunales la madre de la menor, Laura Melmann, sin consuelo y en medio de una crisis de nervios y llanto. Tanto que terminó descompensada.

Gustavo Melmann, padre de la víctima, cuestionó el desempeño de la justicia en particular y de este tribunal en particular. "No hay motivo para que violadores y asesinos estén libres", dijo a la prensa. Y recordó que en el país "cada veintipico de horas tenemos un femicidio" y entiende que quienes cometen este tipo de delitos violentos, con abuso sexual previo, "está demostrado que no se recuperan nunca y son un peligro para la sociedad".

Pese a los informes de conducta remitidos por el Servicio Penitenciario, que no recomendaban las salidas transitorias, los jueces consideraron viable el pedido de salidas, que a partir de esta resolución se implementarán con un régimen inicial de doce horas de libertad vigilada cada quince días.

Según se pudo probar durante el juicio oral y público, a Natalia Melmann la violaron y mataron los tres hoy condenados, entonces policías que prestaban servicio en Miramar. Junto a ellos actuó Gustavo Fernández, alias "El Gallo", a quien se lo consideró entregador de la víctima. Los restos fueron hallados días después en el Vivero Municipal.

Aquel tribunal había condenado a los tres uniformados a reclusión perpetua -pena apelada por la defensa y reducida luego a prisión perpetua-, en tanto Fernández debía purgar 25 años de cárcel y es el único que ya se encuentra en libertad.

"Lo que les acaban de dar es el pasaporte al delito nuevamente", advirtió Gustavo Melmann, angustiado pero más sereno que su esposa, Laura, que debió ser asistida por médicos en inmediaciones de tribunales. "Matan y violan en patota, como lo hace la policía, porque son cagones", gritó ante un cordón de efectivos de Infantería que resguardó el acceso a las plantas superiores para evitar incidentes mayores.

La familia Melmann cuestiona los argumentos de la Cámara de Apelaciones y exige que, antes a cualquier beneficio que se pueda otorgar a Echenique, Anselmini y Suárez, se los someta a peritajes psiquiátricos y psicológicos. "No están permitiendo que especialistas determinen si estos violadores y asesinos son un peligro para quienes los rodean", aseguran.

Te puede interesar