Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Desplazar a Puigdemont y elecciones, las primeras medidas de la intervención

Rajoy pone hoy en marcha el plan sobre la autonomía catalana, que incluiría la salida del líder regional y de sus funcionarios; el Senado deberá aprobar las medidas

Sábado 21 de octubre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Rajoy, ayer, en el cierre de la cumbre de líderes europeos, en Bruselas
Rajoy, ayer, en el cierre de la cumbre de líderes europeos, en Bruselas. Foto: AFP / Emmanuel Dunand

MADRID.- Llega el día D para el "inaceptable" desafío secesionista catalán , como lo calificó Felipe VI. Respaldado por el rey y por los tres máximos líderes de la Unión Europea (UE), el presidente Mariano Rajoy dará a conocer hoy su plan de acción para intervenir la autonomía regional y poner fin a lo que definió como una "situación límite".

Será la primera vez que ese recurso extremo de la Constitución se aplique en la España moderna, que, según adelantó ayer el diario El País, derivaría en la destitución del presidente catalán, Carles Puigdemont, y todo su gabinete, y en elecciones regionales anticipadas a principios del año próximo. Es una apuesta de riesgo, pero, según interpretó el propio Rajoy, fue el gobierno independentista el que "no dejó otra alternativa".

Madrid no enviará tanques, por supuesto. Pero sí enviará funcionarios a asumir tareas que hoy ejerce el gobierno catalán: nombrará a un representante que centralice las tareas de coordinación. El gran desafío es que su presencia no genere resistencia ni choques sociales. No lo hará mañana, sino solamente a partir del momento en que el Senado apruebe las medidas que se conocerán hoy. Esta misma tarde la mesa de bloques de ese cuerpo fijará fecha para sesionar. Se prevé que la votación podría ser el viernes próximo.

La restauración de la legalidad constitucional y estatutaria, asegurar la neutralidad de las instituciones y los servicios públicos esenciales, salvaguardar los intereses económicos de la comunidad y preservar los derechos de libertad, seguridad y pluralidad exigen la destitución del gobierno catalán, explicaron a El País fuentes gubernamentales.

Como vía de salida a la crisis, una opción que gana peso es la de un adelanto electoral en Cataluña, como expresó el vocero del gobierno español, Iñigo Méndez de Vigo. "La lógica de este proceso abocará a unas elecciones, legalmente convocadas", dijo.

Por su parte, la dirigente socialista Carmen Calvo, encargada de pactar las medidas del 155 con el gobierno, confirmó versiones periodísticas según las cuales el líder del PSOE, Pedro Sánchez, está de acuerdo con Rajoy en que haya elecciones en Cataluña en enero. La medida también fue acordada con Ciudadanos.

La escalada pone bajo fuerte presión al gobierno catalán de Carles Puigdemont. Los sectores más moderados de su alianza confiaban en que la cuestión no llegara tan lejos. Pero, puesto sobre las cuerdas, su último mensaje fue que la respuesta catalana sería una "declaración de independencia", algo que algunas fuentes señalan que podría ocurrir pasado mañana. Sería un gesto que agravaría aún más la fractura.

Pase lo que pase, está claro que, a estas alturas, una "vuelta a la legalidad y al respeto de la Constitución", como dijo Rajoy, sería lo único que podría frenar la puesta en marcha del artículo 155 de la Constitución.

La batería de medidas que se anunciará hoy fue precedida del apoyo explícito del rey y de la UE.

Por segunda vez en 17 días, Felipe VI volvió a abordar la crisis catalana. Lo hizo en Oviedo, durante la ceremonia del Princesa de Asturias, con una nueva y fuerte crítica al rumbo de sus autoridades y con la certeza de que no tendrán éxito ante la fuerza "de una forma de convivencia que tiene 40 años de democracia".

Aplaudido y ovacionado en varias oportunidades, el rey describió que España "tiene que hacer frente hoy a un inaceptable intento de secesión de una parte de su territorio". De un plumazo, desechó de plano la pretensión de que la crisis sea asumida por un ejercicio de mediación. Por el contrario, garantizó que el Estado resolverá este problema "por medio de las instituciones democráticas y dentro del respeto a la Constitución y las leyes".

Semejante respaldo no debería sorprender. En estas situaciones, tanto la Moncloa, la sede del gobierno, como la Zarzuela, la residencia del rey, trabajan de común acuerdo.

"Ningún proyecto de futuro se puede construir basándose en romper la convivencia democrática", dijo el rey. Fue la misma línea del discurso institucional con el que, hace 17 días, denunció la "deslealtad intolerable" del independentismo catalán.

Para Rajoy fue un respaldo en escenario doble. Horas antes lo había recogido de sus socios europeos en Bruselas, en una cumbre del bloque. Tuvo entre sus pares un respaldo categórico en el sentido de que no se reconocerá a una Cataluña que rompa con España. El único matiz lo puso el gobierno belga y, posiblemente, lo haya hecho al atender a sus propias tensiones internas.

Luego, en Oviedo, la ratificación fue de las propias autoridades de la UE. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk; el de la Comisión, Jean Claude Juncker, y del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, defendieron la ley, la unidad y el diálogo, que consideran valores fundamentales de la construcción europea.

La campaña para retirar dinero divide a los secesionistas

Acción

Con el lema "No olvides que es tu dinero", entidades independentistas catalanas convocaron a un retiro masivo de efectivo de los principales cinco bancos como "acción directa pacífica" de protesta, en plena escalada de tensión con el gobierno español

Críticas

El consejero de Empresa de la Generalitat, Santi Vila, criticó la acción de protesta promovida por la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural. "La dinámica de boicot comercial no es la mejor manera de hacerse oír", dijo Vila

Funcionamiento

A pesar de la convocatoria, los bancos operaron ayer con normalidad en Cataluña. "Hay tranquilidad absoluta. No vimos colas ni nada extraño", informó un vocero del Banco Sabadell; fuentes del CaixaBank también señalaron lo mismo

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas