Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Juan Martín del Potro logró un éxito especial y tuvo un gesto que mereció el aplauso

El tandilense pudo haber ganado antes, pero pidió el Ojo de Halcón por su rival; ya es el tercer argentino con más triunfos y jugará ante Verdasco la semifinal en Estocolmo

Sábado 21 de octubre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Del Potro no dejó dudas para acceder a semis
Del Potro no dejó dudas para acceder a semis.

Estocolmo le sienta bien a Juan Martín del Potro. Allí, en el ATP 250 del torneo sueco, el tandilense levantó el año pasado su primera copa desde que dejó atrás su extenso vía crucis con las lesiones de muñecas. Doce meses después, en la misma superficie dura y bajo techo, llegó a las semifinales con dos resultados calcados -6-2 y 7-6 (8-6)- y, con 376 triunfos en el circuito, se convirtió en el tercer tenista argentino más ganador de la historia detrás de Guillermo Vilas (929 victorias) y a sólo siete festejos de David Nalbandian (383).

Como en su debut directamente en octavos de final ante el alemán Jan-Leonard Struff, ayer Del Potro repitió el marcador frente al japonés Yuichi Sugita (37º), esta vez en 90 minutos de juego en el court central. Defiende el título en el certamen que reparte 660.375 euros, pero tiene múltiples motivos en los cuales enfocarse. Su leyenda crece a fuerza de triunfos y el coraje para sobrellevar los obstáculos en los que se transformaron sus operaciones. Con temple, esas situaciones las dejó atrás, al igual que a José Luis Clerc en lo que se refiere a las estadísticas: cuando Batata se retiró había llegado a los 375 éxitos.

El puño derecho apretado y su grito prolongado con la mirada en una de las tribunas tras la pelota larga del asiático, en la jugada que definió el encuentro de ayer, fueron acompañados de aplausos interminables. Minutos antes, en el ajustado desempate, Del Potro llegó a tener otro match point, le dieron el saque como bueno y la devolución de su rival se fue larga. Aunque esa acción le hubiese permitido ganar el partido, el argentino pidió el Ojo de Halcón porque el japonés ya no podía hacerlo y el punto debió repetirse.

La nueva victoria sirve, además, para sostener sus ilusiones de ingresar al Masters de Londres, donde estarán los ocho mejores de la temporada. La Torre de Tandil aparece hoy 16º en ese ranking, pero ya se han despedido de las canchas por este año el suizo Stan Wawrinka (7º), el serbio Novak Djokovic (10º), el escocés Andy Murray (13º), el checo Tomas Berdych (14º) y el australiano Nick Kyrgios (15º). Para alcanzar un lugar, Del Potro no sólo dependerá de cómo termine su semana en la capital sueca, sino también de sus actuaciones en el ATP 500 de Basilea, donde ganó en 2012 y 2013, y en el Masters 1000 de Paris Bercy. En el primero de ellos, que comienza pasado mañana, tampoco estará el mallorquín Rafael Nadal (1º).

Hoy, alrededor de las 10 (hora argentina), Delpo buscará meterse en la final del ATP de Estocolmo por segundo año seguido y del otro lado de la red estará el español Fernando Verdasco, que en el último turno derrotó al sudafricano Kevin Anderson (12º) por 7-6 (7-1) y 7-6 (7-1). Será para el argentino su cuarta semifinal en 2017 y la tercera en los últimos cuatro torneos en los que intervino, entre los que se incluyen el US Open y el Masters 1000 de Shanghai.

El búlgaro Grigor Dimitrov (8º), que en 2016 perdió con Del Potro en las semifinales del torneo sueco y es el primer cabeza de serie, volverá a jugar hoy por esa misma instancia, esta vez contra el italiano Fabio Fognini (27º). De ese partido saldrá el otro finalista.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas