Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La trama: cómo fue el apriete de la barra brava de Independiente a Ariel Holan que puso en jaque a todo el club

Bebote Álvarez, quien maneja a la hinchada, le pidió US$ 50.000 a cambio de apoyo desde las tribunas; los dirigentes le manifestaron su respaldo al DT, pero tienen miedo de que renuncie si vuelve a suceder

Sábado 21 de octubre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Ariel Holan sufrió una jornada de aprietes
Ariel Holan sufrió una jornada de aprietes.

Apenas comenzada la tarde del jueves, Ariel Holan se subió al vehículo de uno de sus ayudantes sin sospechar lo que iba a ocurrir unos metros más adelante. El plantel de Independiente ya había terminado su práctica matutina cuando el entrenador, que estaba sin su auto, se subió al de uno de sus ayudantes, Javier Telechea, quien salió del estacionamiento, bordeó las canchas de las inferiores, pasó frente a la pensión de los juveniles y cruzó la barrera roja que marca el perímetro del predio Santo Domingo de Villa Domínico.

Holan, sentado del lado del acompañante, continuó por la calle Ortega, para tratar de salir hacia el acceso Sudeste. Todo iba normal, pero la escena se desencajó antes de llegar a la subida: según la denuncia presentada ayer en la fiscalía general de Lomas de Zamora por Juan Manuel Lugones , titular de la Aprevide, un auto y tres motos los interceptaron. En ese momento se bajó Pablo Bebote Álvarez, el líder de la barra del Rojo, quien obligó a Holan a pasarse al asiento trasero. Bebote también se subió.

A partir de ahí, el barra, mientras Telechea conducía, empezó a amenazar a Holan. Le pidió 50 mil dólares a cambio de garantizarle apoyo desde las tribunas. Álvarez, como otros 137 hinchas de Independiente, tiene prohibido el ingreso al Libertadores de América, pero todavía sigue presente: maneja los hilos a distancia.

En un trayecto sin rumbo, que duró entre 15 y 20 minutos, Álvarez volvió a pedirle dinero, al tiempo que trataba de intimidarlo. Las motos custodiaban a su líder de cerca. "Todos los técnicos aportaron y vos hasta ahora no lo hiciste", le habría dicho. Incluso, ante la negativa de Holan, habría amenazado con "resolverlo en Paraguay", en donde Independiente jugará el miércoles próximo ante Nacional, por la Copa Sudamericana .

Ya en el barrio de Crucecita, a cinco cuadras de la avenida Mitre, Bebote se bajó del vehículo y Holan, todavía acompañado por su colaborador, no salía de su asombro.

¿Por qué?

La barra brava de Independiente, como la de varios clubes del fútbol argentino, se ha enquistado de tal manera que quitarla del camino implica medidas feroces. En su momento, Javier Cantero trató de ir a fondo, pero los resultados deportivos no le permitieron dar un paso más. La presión que ejerció el ex presidente del Rojo hizo que salieran a la luz varios conflictos: el ambiente se volvió indomable. Hugo Moyano, desde su llegada, ha logrado lidiar a medias con los violentos: el poder que registra Bebote, todavía hoy, es monstruoso.

A dos meses de las elecciones en la institución de Avellaneda, por ahora nada indica que por detrás de la maniobra del jueves se esconda una mano política de los opositores a Moyano. A la barra, durante los últimos años, la mueve el poder y el dinero. La apretada a Holan ni siquiera tiene una relación con lo deportivo, algo que sí ocurrió durante la época de Cantero, cuando el equipo se derrumbó.

¿Y ahora qué?

Aunque Holan prefirió no hacer la denuncia, sí ratificará -en caso de ser necesario- la que presentó la Aprevide en los Tribunales de Lomas de Zamora. La misma no fue ingresada en un primer momento en Avellaneda, donde ocurrió el hecho. "Estoy muy preocupado por lo de Ariel Holan. Aparte de ser el DT de Independiente, es una excelente persona. Hay que terminar con estos delincuentes que se disfrazan de barras. Son el cáncer del fútbol. Son la mafia, la lacra, tienen que quedar presos", dijo Cristian Ritondo, ministro de Seguridad de la Provincia y vocal de Independiente, en radio La Red. Y disparó: "Si hay un dirigente de Independiente que está vinculado a Bebote, deberá ir preso como él".

Hugo Moyano, presidente del club, no hizo declaraciones sobre el tema
Hugo Moyano, presidente del club, no hizo declaraciones sobre el tema. Foto: Archivo

Si la Justicia avanza con la denuncia y se comprueban los hechos (ya fueron pedidas las grabaciones de las cámaras del acceso Sudeste), Bebote podría ir preso. "Holan fue extorsionado, privado de su libertad. La barra vive de esto. Le pidieron 50 mil dólares para comprar tranquilidad, porque si no, de lo contrario, lo resolvían en Paraguay. Pero le estamos dando guerra", avanzó el propio Lugones.

Independiente, a todo esto, el miércoles jugará en Paraguay ante Nacional. Para ese partido, los 138 hinchas que tienen prohibido el ingreso al Libertadores de América -entre ellos Bebote- tampoco podrán entrar al estadio Arsenio Erico. Ni siquiera podrían salir del país.

Holan se reunió ayer por la tarde con la plana mayor de la comisión directiva -que por la noche sacó un comunicado oficial en repudio a lo ocurrido- para comentarles lo que había sucedido. En ningún momento se habló de una posible renuncia, pero sí quedó tácitamente claro que el entrenador no soportará más situaciones como la del jueves. Desde su llegada, en diciembre del año pasado, es la tercera vez que tiene que soportar las amenazas de la barra brava. El plantel, a raíz de esto, se entrenará a puertas cerradas durante todo el fin de semana.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas