Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Lautaro Acosta y José Sand: "Queremos seguir haciendo historia en Lanús"

Los estandartes granates no se conforman con lo realizado en esta década inolvidable y sueñan con el máximo trofeo continental

Domingo 22 de octubre de 2017 • 19:19
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Algunos de los más jóvenes son los primeros en salir del vestuario. Después comienzan a verse en el playón las caras más conocidas del equipo. Es el final de otro día de trabajo en Lanús. De una nueva práctica enfocada en una inmensa ilusión. Otros juveniles y el resto de los jugadores de mayor experiencia comienzan a subirse a los autos entibiados al sol del mediodía. Pero todavía hay dos que permanecen dentro de ese recinto sagrado para los futbolistas. Hasta que la puerta se abre para que aparezca José Sand. Lo esperan algunos hinchas que piden autógrafos y se llevan el recuerdo de una foto en el celular. Pasa un rato hasta que lo sigue Lautaro Acosta, siempre el último el salir. También hay tiempo y sonrisas para los que aguardaron más de una hora por sus ídolos. La espera no es nada en comparación con los diez días que separan el triunfo ante Unión, por la sexta del torneo, de lo que será la primera semifinal de la Copa Libertadores frente a River.

En la charla con la nacion, coinciden al señalar que están ante una instancia trascendental en la vida de Lanús. "La gente está ilusionada y nosotros también. Durante todo este ciclo se consiguieron cosas importantes, pero queremos seguir haciendo historia en Lanús", se anima Sand. Acosta, formado en el club, pone en perspectiva el lugar al que llegaron al destacar que "era algo impensado hace diez años". En el camino quedaron Nacional (Uruguay), Chapecoense (Brasil) y Zulia (Venezuela) en la etapa de grupos, The Strongest (Bolivia) en octavos de final y San Lorenzo en cuartos, por penales, luego de revertir un 0-2 en el primer cruce.

Los hinchas de Lanús supieron de sociedades históricas. Como la de Héctor Guidi, Nicolás Daponte y José Nazionale, medio campo de "los Globetrotters", el fantástico equipo que estuvo a un paso del título en 1956. O la de Manuel Ángel Silva y Bernardo Acosta a mediados de los 60, en otra formación que por sus virtudes -en aquel caso la de avanzar con paredes- también se ganó su apodo, "los Albañiles". Ahora, en la era más gloriosa del club, son Sand y Acosta los que conviven en una sintonía futbolística que será cuadro en Guidi y Arias. Con ellos, Lanús está en las semifinales de la Copa Libertadores por primera vez, donde lo espera River.

"Nos complementamos muy bien, sé cuándo él va a desbordar y cuándo va a tirar el centro. Tengo la ventaja de que todo el tiempo me toma de apoyo, me mira y permanentemente me busca cada vez que estoy en el área", destaca el correntino que lleva 104 goles -según él mismo lo asegura- con la camiseta de Lanús. Acosta sintetiza que "es fácil jugar con Pepe", porque "para un asistidor es ideal tener un compañero de ataque así". "Tiene una intuición de goleador perfecta y es un complemento ideal porque tiene todo lo que a mí me falta", analiza el hombre de la selección nacional.

En dos ciclos diferentes, acumulan varios partidos juntos en Lanús. El primero fue el 4 de agosto de 2007, en una derrota frente a Independiente en la que Pepe fue expulsado (era su debut en el club) y Laucha marcó un gol. La sociedad nació hace 10 años, cuando componían la dupla de ataque del 4-4-2 puesto en la cancha por Ramón Cabrero, y ahora, con otra disposición táctica (4-3-3), dan cuenta de la madurez de ese entendimiento mutuo que ya está naturalizado como un reflejo.

Afuera de la cancha son tan distintos como a la hora de posicionarse frente a los rivales de turno. Sand economiza las palabras en un tono bajo y Acosta es locuaz en cada una de sus respuestas. Pero cuando se ponen los botines y se calzan la camiseta granate, las diferencias de estilo se vuelven una ganancia plena para el conjunto de Jorge Almirón.

Coinciden en ver a River como favorito para la serie "porque es un equipo grande y por cómo se reforzó para esta parte de Copa Libertadores", aunque advierten que Lanús tiene con qué imponerse y resaltan el convencimiento del plantel en la forma de juego que llevan adelante. El punto de discordancia entre ambos es la mirada sobre el orden de los partidos. "Es lindo cerrar la serie en tu cancha, porque estás con tu hinchada y conocés todo. Yo prefiero que el partido definitorio se juegue en casa", argumenta Sand. En cambio, Acosta hubiese optado por dar vuelta el orden en el que se disputarán los encuentros: "Con este formato, que le da un valor especial a los goles de visitante, yo hubiese preferido definir afuera". Sin embargo, vuelven a coincidir en que "lo fundamental para el partido en el Monumental es marcar un gol, pero sin desesperarnos, porque después hay 90 minutos más".

Con los desbordes de uno y los goles del otro, Acosta y Sand fueron protagonistas de cuatro de los seis títulos que ostenta Lanús. En 2007 conquistaron el torneo Clausura, en 2016 volvieron a ser campeones de Primera División y también se quedaron con la Copa Bicentenario, mientras a que a comienzos de este año alzaron la Supercopa Argentina. En cada una de esas consagraciones en las que el ataque estuvo bordado por el nueve indomable y el siete bravo se produjo ante alguno de los cinco grandes del fútbol argentino. El equipo que dirigía Cabrero se consagró en la Bombonera, mientras que con Almirón como técnico las vueltas olímpicas llegaron después de definiciones ante San Lorenzo, Racing y el propio River.

En el anticipo de los duelos con el equipo de Marcelo Gallardo, Sand advierte que "la Copa Libertadores es especial y cada serie es diferente, más cuando se enfrentan dos equipos que se conocen mucho". Acosta analiza: "River es un equipo que propone y sale a presionar; no sería la primera vez que nos juegan así, pero debemos estar atentos, los detalles pueden ser clave" y anticipa que la manera de jugar de uno y otro va a dar lugar "a dos partidos con varios mano a mano entre los jugadores que ocupan cada sector de la cancha".

En cuanto al rendimiento con el que llega el granate a los cruces de la Libertadores, Sand comenta: "El equipo sigue ganando y mejorando, lo estamos haciendo de la mejora manera. Lanús muestra actitud para jugar y buenas intenciones. Es un equipo protagonista que siempre busca superarse". Acosta opina en la misma dirección: "El arranque en la Superliga no fue bueno, pero nos recuperamos y venimos de cuatro triunfos seguidos, donde Lanús volvió a mostrar la eficacia con ese estilo que intentó aplicar siempre". El wing se refiere a los cuatro éxitos consecutivos en el certamen ante Independiente (1-0), Newell's (1-0), Gimnasia y Esgrima La Plata (3-1) y Unión (2-1).

Sand y Acosta son las banderas de Lanús, los estandartes dentro de la cancha de una década de gloria y protagonismo. El martes, el granate irá al Monumental encolumnado detrás de los dos futbolistas que marcan el pulso de una historia que no se conforma y que quiere el trofeo mayor.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas