Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Se invirtieron los papeles en el Top 12 de la URBA: Hindú ríe y CUBA sufre

Los de Don Torcuato están en zona de clasificación; Universitario, casi afuera

Domingo 22 de octubre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Silbando bajo y pasando inadvertido. Cuando todos se maravillaban con la contundencia de CUBA y otros festejaban la irrupción de Alumni (ya clasificado para las semifinales), un viejo conocido se coló en la fiesta del URBA Top 12. Paciente y con un perfil bajo como no se recuerda en la última década, donde reinó en el rugby de Buenos Aires, Hindú ganó una final tras otra; la última fue ante CUBA, con un contundente 34 a 14 que lo metió en la zona de clasificación cuando resta una fecha. Los de Villa de Mayo, que miraban a todos desde muy arriba, salieron del Top 4 por primera vez en toda la temporada.

Lo imprevisible y volátil que viene siendo esta edición del Top 12 se refleja en el pasar de los dos. Ya nadie se acuerda de ese Hindú irregular, que festejaba en el Nacional de Clubes, pero padecía un séptimo puesto en la URBA cuando se terminaba la primera rueda. Tan sólo espasmos quedan de ese CUBA imbatible, líder e invicto del torneo con 15 puntos de ventaja sobre su escolta. Desde ese momento, Universitario acumuló ocho derrotas y sólo dos victorias; casualidad o no, el mismo número se invierte con Hindú.

Aún estaba fresco aquel 30 a 3 en Villa de Mayo, con una exhibición del equipo de Esteban Lasala. En Don Torcuato también hubo cátedra, pero esta vez corrió por cuenta de los dirigidos por los hermanos Fernández Miranda, Lucas Ostiglia y Juan Ignacio Gauthier. Hindú dominó a su merced, monopolizó la posesión y encontró espacios en la defensa.

Ni siquiera el try de Tomás de la Vega, una deliciosa maniobra colectiva de CUBA, alteró sus planes. Un try de forwards (Augusto Bavaro) y otro de backs (Santiago Fernández) lo mandaron al descanso en ventaja por 10-7. "Fallamos en la toma de decisiones. En el segundo tiempo lo afinamos y supimos marcar esa diferencia", admitió Fernández.

Si el partido se equiparara a una pelea de boxeo, sería una victoria por demolición. Desgastó a su rival y conectó un golpe tras otro hasta ponerlo de rodillas. Cuatro tries (Sebastián Cancelliere, Fernández, Nicolás Leiva y Joaquín Díaz Bonila) de rugby total que terminaron en nocaut técnico. Guapo, CUBA soportó hasta dónde pudo y soltó algún ataque desesperado, pero no fue suficiente ante un Hindú que sabe jugar (y muy bien) cuando se trata de partidos determinantes. "No sé si tenemos un plus. Esto era una final, el que perdía se quedaba prácticamente afuera y nosotros lo planteamos así", responde Díaz Bonilla, el conductor que se dividió el año entre su club, Jaguares en el Súper Rugby y el seleccionado de Argentina XV.

Con paciencia y sin sacudir el avispero, Hindú se colocó cuarto (60 puntos) y deberá defender su lugar en Tortuguitas ante Alumni (66), el único que se aseguró su lugar en las semifinales hasta el momento. "Cuando jugamos acá hace unos meses nos pasaron por arriba (33-5, en Don Torcuato). Es el mejor equipo del campeonato", opina Fernández, el ex Puma que volvió a su casa después de jugar una década en Francia. "Tenemos que dar un pasito más y lo vamos a ir a buscar", avisa Díaz Bonilla. Diferente situación vive CUBA, que no depende de sí mismo: tendrá que ganarle al descendido Atlético del Rosario y esperar que alguno de los de arriba se caiga. Cambia, todo cambia.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas