Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los fondos se destinan a vivienda, educación y salud

Cómo es el recorrido del dinero que se cobra a la industria del juego

Lunes 23 de octubre de 2017
0

Los fondos provenientes de los juegos de azar siguen varios caminos una vez que se incorporan a las arcas porteñas. La Agencia Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP) es la que administra lo recaudado por Ingresos Brutos. Ese dinero no tiene un destino específico; se trata de un impuesto que se cobra a todos los contribuyentes, ya sean personas físicas (cuando no están exentas) o jurídicas.

El canon, por otra parte, se engloba dentro de las partidas que ingresan a Lotería de la Ciudad de Buenos Aires (Lotba). Por ley, el 70% de las utilidades de Lotba -es decir, el dinero sobrante de lo que recibe por ese canon y por la tasa que abonan las agencias, menos los gastos administrativos del organismo- es destinado al Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC).

Consultadas por este medio, fuentes del IVC explicaron que los fondos que envía Lotba no tienen destino en un programa puntual, sino que se incluyen dentro del presupuesto general del instituto, que luego financian obras de infraestructura en barrios necesitados y planes de vivienda social. Durante 2016, dichos fondos estuvieron congelados a la espera del traspaso; hubo una subejecución presupuestaria en algunas obras, pero al ser concretada la transferencia y como consecuencia de la liberación del dinero, el ritmo se normalizó.

El otro 30% tiene diferentes destinos, también descriptos por ley, en la financiación de programas educativos y sanitarios, tal y como sucedía con el anterior convenio.

En julio de este año, Horacio Rodríguez Larreta oficializó el traspaso de las competencias de la antigua Lotería Nacional a Lotba. No sólo se transfirieron todos los empleados con un convenio similar, sino también los juegos y las quinielas existentes. Sin embargo, por un tema de patente de nombres, según explicaron desde Lotba, crearon variantes agregando "plus" al final; por ejemplo, Loto Plus.

Ese juego tenía un pozo vacante de más de $ 500 millones al 1° de julio. Pero en el primer sorteo que se realizó bajo la administración porteña hubo ganadores. "Ni siquiera tuvimos la oportunidad de ponerlo en un plazo fijo para generar más utilidades", bromeó en ese entonces un directivo de la nueva lotería.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas