Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cancelan 20 vuelos en Bariloche porque se averió la única autobomba operativa

Unos 1500 pasajeros quedaron varados en ese aeropuerto, donde sólo funcionan dos de esos vehículos para atender emergencias; uno está roto desde hace varios meses

Martes 24 de octubre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Ayer, un grupo de turistas aguardaba en el aeropuerto poder tomar su vuelo de las 22.15
Ayer, un grupo de turistas aguardaba en el aeropuerto poder tomar su vuelo de las 22.15. Foto: Télam / Alejandra Bartoliche

SAN CARLOS DE BARILOCHE.-Una situación frágil se volvió a evidenciar ayer en el aeropuerto internacional de San Carlos de Bariloche cuando por la avería de una autobomba -la única en funcionamiento- quedó sin operar la aeroestación y fueron cancelados una veintena de vuelos hacia y desde esta ciudad, con unos 1500 pasajeros afectados.

La Autoridad Nacional de Aviación Civil (ANAC) tiene disponibles dos autobombas específicas (que arrojan agua y espuma) en el equipo de salvamento y extinción de incendios del aeropuerto internacional Teniente Luis Candelaria, pero una de ellas permanece fuera de servicio y en reparación desde hace varios meses, aunque no se brindaron precisiones. El único vehículo que estaba operativo sufrió ayer por la mañana una avería en el sistema de frenos.

La salida de operatividad de la segunda autobomba dejó ayer el aeropuerto sin posibilidad de garantizar esta prestación de seguridad exigida por las normas de aviación internacional.

Como consecuencia de esta situación, ayer, poco antes del mediodía, se desvió a Neuquén un vuelo de Latam proveniente del aeroparque Jorge Newbery los servicios posteriores de esa compañía, de Aerolíneas Argentinas y de Andes fueron cancelados en su totalidad.

Sin embargo, cerca de las 15, fuentes del aeropuerto confirmaron a LA NACION que se había logrado reparar la autobomba afectada, aunque las compañías ya habían cancelado todos los servicios del día, excepto el último vuelo de la noche, de las 22.15 de Aerolíneas Argentinas hacia el aeroparque porteño.

La grilla de Aeropuertos Argentina 2000 confirmó la cancelación de 20 vuelos (entre arribos y partidas). Solamente pudo partir después de las 17 un servicio chárter de un contingente estudiantil con destino Resistencia, Chaco.

El secretario de Turismo de Bariloche, Gastón Burlón, dijo a LA NACION que "una vez que las aerolíneas cancelan los vuelos es difícil que los reprogramen de inmediato". Por ese motivo, dijo, "ofrecen reubicar a los pasajeros según la disponibilidad en servicios de otros días". El funcionario indicó que fueron afectados unos 700 pasajeros en esta ciudad sin contar quienes viajaban hacia esta ciudad patagónica.

Los pasajeros se anoticiaban en el aeropuerto de las cancelaciones, ya que ni la administradora de la aeroestación, Aeropuertos Argentina 2000, ni las respectivas compañías aéreas les informaron de manera previa la imposibilidad de viajar.

En el aeropuerto se vivieron momentos de tensión y largas colas en los mostradores para coordinar las reprogramaciones como ocurrió en las vacaciones de invierno, entre el 14 y el 16 de julio pasados, cuando por un temporal de nieve se cancelaron los vuelos durante tres días en los que miles de pasajeros quedaron varados.

"No hay mucha información aquí. Nos dicen que es problema del aeropuerto porque se arruinaron dos autobombas. Una se dañó hace ocho meses y no la han arreglado y la otra se dañó hoy [por ayer]", dijo a Radio Seis Elvis Guerrero, un turista de Ecuador que debía tomar un vuelo al mediodía hacia El Calafate, donde por esta situación perdía reservas y excursiones contratadas.

Jairo y Yolanda Barragán, de Colombia, esperaban viajar por la tarde al aeroparque porteño; mañana debían volar de regreso a Bogotá. "El aeropuerto no se ha pronunciado de ninguna manera, no le ha dicho a la gente qué van a hacer, perdemos uno o dos días", cuestionaron, y remarcaron que "la aerolínea tampoco se hace cargo".

Muchos afectados son extranjeros que llegaron a Bariloche por el fin de semana y tenían combinaciones en Buenos Aires para retornar a sus países de origen. Los principales reclamos fueron dirigidos al aeropuerto y las compañías por la falta de respuesta en la cobertura de alojamiento, alimentos y transporte.

Esta vez el efecto no fue mayor porque la ciudad se encuentra en baja temporada turística y recibe un movimiento menor de vuelos -20 y 25 con arribos y partidas-. Casualmente, ayer había además un solo vuelo chárter de egresados secundarios previsto.

El Ministerio de Turismo y la Municipalidad de Bariloche enviaron ayer funcionarios de inmediato al aeropuerto. Allí gestionaron ómnibus gratis para que los pasajeros varados pudieran regresar a la ciudad, ubicada a 15 kilómetros de distancia, y descuentos en hoteles. También evaluaban junto a la ANAC la disponibilidad de pasajes por vía terrestre para los turistas que no querían esperar las reprogramaciones de las aerolíneas estimadas para hoy o mañana.

Según pudo conocerse, el intendente Gustavo Gennuso preparaba una nota en duros términos a la ANAC por la precariedad de la situación del aeropuerto, que desde 2013 pasó a ser categoría 8 (con capacidad para recibir aviones de mayor porte), casualmente cuando la ANAC destinó una moderna autobomba a la aeroestación local.

Desde el aeropuerto, a donde concurrió para verificar la situación, la ministra de Turismo de Río Negro, Arabela Carreras, no dudó en cuestionar a la ANAC. "Aquí hay una falla en la actuación de la ANAC que va a ser planteada de una forma muy firme", dijo. Y advirtió que "la respuesta ofrecida es insatisfactoria, no resuelve la desidia que hubo".

Tras los inconvenientes, se analizaba ayer traer una autobomba de otro aeropuerto de la región para suplir el vehículo que desde hace varios meses está en reparaciones.

En julio, cuando el aeropuerto en alta temporada estuvo sin operar tres días por acumulación de nieve en la pista y la falta de equipamiento acorde para despejarla de manera constante, las autoridades locales y cámaras empresariales pidieron a la ANAC y al Ministerio de Transporte de la Nación mayor equipamiento para la aeroestación, que recibe vuelos internacionales desde Brasil y Chile y duplica los servicios de cabotaje nacionales en los meses de mayor afluencia turística de invierno y verano.

Arabela Carreras, ministra de Turismo: "Aquí hay una falla en la actuación de la ANAC, que va a ser planteada de una forma muy firme"

Jairo y Yolanda Barragán, turistas colombianos: "El aeropuerto no se ha pronunciado [sobre la cancelación del vuelo] y la aerolínea tampoco se hace cargo. Perderemos uno o dos días"

Elvis Guerrero, turista ecuatoriano: "Nos dicen que se arruinaron las dos autobombas del aeropuerto, una ayer y la otra hace varios meses y no la han arreglado"

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas