Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los "pescadores" de Internet en Cuba

La introducción de hotspots Wi-Fi en espacios públicos cubanos hace dos años ha transformado la isla, que estaba en su mayoría fuera de línea; casi la mitad de la población de 11 millones se conectó al menos una vez el año pasado

La gente se conecta a Internet en un punto de acceso en Regla, provincia de La Habana
La gente se conecta a Internet en un punto de acceso en Regla, provincia de La Habana. Foto: Reuters / Alexandre Meneghini
Jueves 26 de octubre de 2017 • 01:30
SEGUIR
PARA LA NACION
0
La gente hace una video llamada dentro de un automóvil en un punto de acceso a Internet en La Habana
La gente hace una video llamada dentro de un automóvil en un punto de acceso a Internet en La Habana. Foto: Reuters / Alexandre Meneghini
Tratando de conectarse en un parque en La Habana
Tratando de conectarse en un parque en La Habana. Foto: Reuters / Alexandre Meneghini
Gabriela Monteiro de 16 años y Gisele Rodriguez de15,se conectan a internet en un barrio de La Habana
Gabriela Monteiro de 16 años y Gisele Rodriguez de15,se conectan a internet en un barrio de La Habana. Foto: Reuters / Alexandre Meneghini
René Almeida habla con familiares que viven en los Estados Unidos en una llamada de video dentro de su taxi en un punto de acceso a Internet en La Habana
René Almeida habla con familiares que viven en los Estados Unidos en una llamada de video dentro de su taxi en un punto de acceso a Internet en La Habana. Foto: Reuters / Alexandre Meneghini
En un parque de La Habana
En un parque de La Habana. Foto: Reuters / Alexandre Meneghini
Una pareja en Ciego de Avila en el centro de Cuba, se conecta a internet en la calle
Una pareja en Ciego de Avila en el centro de Cuba, se conecta a internet en la calle. Foto: Reuters / Alexandre Meneghini
Conectándose en el malecón de La Habana
Conectándose en el malecón de La Habana. Foto: Reuters / Alexandre Meneghini
Gente intenta comunicarse con internet en un barrio de La Habana
Gente intenta comunicarse con internet en un barrio de La Habana. Foto: Reuters / Alexandre Meneghini
El doctor Alejandro Soto junto a su perro Coco utiliza su teléfono para conectarse a internet en La Habana
El doctor Alejandro Soto junto a su perro Coco utiliza su teléfono para conectarse a internet en La Habana. Foto: Reuters / Alexandre Meneghini
Los bailarines utilizan un punto de acceso a Internet antes de actuar en el Carnaval de La Habana
Los bailarines utilizan un punto de acceso a Internet antes de actuar en el Carnaval de La Habana. Foto: Reuters / Alexandre Meneghini
Un joven se conecta a internet en el malecón de La Habana
Un joven se conecta a internet en el malecón de La Habana. Foto: Reuters / Alexandre Meneghini

Después de renunciar en 2013 a un trabajo de 11 años fijo con una agencia de noticias internacional, donde cubrí eventos que van desde deportes a conflictos bélicos, decidí lanzarme a proyectos personales. La vida me trajo a Cuba en 2014 como freelance para la agencia británica Reuters y desde entonces mi trabajo está enfocado en la vida cotidiana de los cubanos.

En 2015 vi aparecer los primeros hotspots de Internet para la población y siempre me pareció algo poético ver a la gente con sus rostros iluminados y absorbidos en una conversación. Ellos hablan con sus familias y amigos que están del otro lado del océano no solamente sobre cuestiones prácticas de la vida, como el costo de la comida, el resultado del partido de pelota o de las complicaciones para poder conseguir la visa, sino que también se oyen palabras de amor, cariño, nostalgia y esperanza. Son muchos, centenares, quizás miles por toda Cuba que esperaran todo el día por este momento cuando ya salieron de sus trabajos y el frescor de la noche les permite sentarse en un parque, en el Malecón o aun dentro de sus coches para tener algo de privacidad.

Esta es su hora mágica y la mía también.

Edición fotográfica de Dante Cosenza

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas