Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Millie Bobby Brown: "Los chicos en los 80 crecían más libres"

Con trece años, ya es una celebridad mundial y un ícono de estilo. La protagonista de Stranger Things habló con La Nación revista de su particular infancia y el peso de la fama. Y afirmó que admira que hace treinta años "los niños podían explorar el mundo sin un celular en la mano"

Domingo 29 de octubre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

SANTIAGO, Chile.- "No para", eso dice uno de los agentes de prensa de turno de Millie , la chica del momento, la que le pone el cuerpo a Eleven en Stranger Things , cuya segunda temporada acaba de estrenarse [el viernes último se subió completa a Netflix ]. En uno de los últimos pisos del coqueto hotel W avisan que se demoró unos minutos el encuentro con la gran promesa de Hollywood. "Está en una conference call", aclara otra de las representantes de prensa que sale al encuentro. Habrá que esperar unos minutos para tomar contacto con la actriz que, según Variety, la biblia de la industria, tiene "una presencia que muchos actores tardan toda una vida en conseguir". La puerta de la habitación dispuesta especialmente para la entrevista se abre. "Tuvo que parar un poco, porque se mareó con el movimiento que hubo", comenta otra de las mujeres de prensa acerca del temblor que los chilenos ni siquiera notaron, pero que para los visitantes no pasó inadvertido.

El lugar pautado está copado por un equipo que acompaña a la estrella, incluido su papá. Vestida de azul, y con un maquillaje que simula más edad que sus 13 años, Millie Bobby Brown saluda con una sonrisa. Estira su mano y ante la presentación, al descubrir que soy de la Argentina, se anima y nos saludamos con un beso.

-¡Cómo les gusta abrazar, tocar. Son muy demostrativos ustedes! -comenta la actriz, que tras su paso por la Comic Con Argentina quedó impactada por el afecto del público que fue a conocerla.

¿Te sorprendió?

Me habían dicho que eran muy cariñosos, muy efusivos. Pero sí, me sorprendieron. No dejaban de gritar mi nombre. Otros gritaban Eleven. Mucho cariño.

¿Resulta difícil acostumbrarse a los fans?

Depende, suelen reconocerme fácil y claro está que agradezco el cariño de todos, yo también soy fan de muchos.

Sólo basta pensar que hasta que se estrenó la serie, en Instagram sólo tenía 24 seguidores y a los tres meses, ya sumabas 2 millones.

¡Uff! Un gran cambio, todo se dio muy rápido.

Se sienta en un gran sillón, acomoda rápidamente su vestido, cruza sus manos y las apoya sobre sus rodillas. Está lista para empezar. Pero antes hace un repaso con su mirada al team, que también está listo para escuchar la entrevista. Casi de frente está su papá, a quien Millie dirigirá su mirada en varias ocasiones. También, hacia la señora que en su cuaderno anota todo y que por momentos hará escuchar su voz.

El cronómetro empieza a correr. "Cuando quieras", sugiere una de las voces. Sin perder la posición, Millie responde como una buena alumna.

"Todo lo que me está pasando es un sueño hecho realidad. Nunca imaginé que la serie iba a generar todo esto, que fascinara a gente tan distinta, de edades, de países diferentes. Siempre me preguntan cuál es el secreto, no lo sé, creo que Matt y Ross [los hermanos Duffer, creadores y directores de la serie] son muy nerds [se ríe] y eso divierte. Es una serie de época, de una época que gusta mucho."

Y a vos, ¿te gustan los 80?

Me divierte. Hay cosas que me gustan mucho, como la libertad que tienen los chicos. Son dueños de los barrios. Me encanta eso de que agarren sus bicicletas y sean libres, que salgan a explorar el mundo sin celulares en las manos.

¿Podrías vivir sin celular?

Sí, no me cuesta desconectarme, al contrario, no tengo todo el tiempo el teléfono cerca, me gusta disfrutar de los momentos.

¿Qué te sorprendió de la tecnología de aquellos años?

No sabía lo que era un tocadiscos, me tuvieron que explicar.

¿Los casetes?

Algo sabía porque mi papá todavía tiene algunos.

¿Y la ropa, los peinados?

[risas] No podía creer que se usaran esos peinados, por suerte Eleven tenía el cabello corto [en la primera temporada]. Y no, la ropa no.

La serie tiene muchas referencias al cine de esos años. ¿Tuviste que ver algunas de esas películas para prepararte?

Tuve varias audiciones y sí, me pidieron que viera distintas películas, muchas las había visto: Cuenta conmigo, The Goonies, Poltergeist. Pero especialmente me pidieron que viera E.T., y Firestarter, las dos con Drew Barrymore.

Y para esta flamante segunda temporada, ¿te pidieron algo especial?

Umm, no puedo decir nada, salvo que esta temporada es más oscura, más intensa y los va a sorprender.

La expectativa que se generó es enorme, hay fanáticos que no pueden controlar la ansiedad.

No hay quien no me pregunte. Pero no puedo decir nada, ni siquiera a mi familia.

Una de las grandes incógnitas del final de la primera temporada fue si Eleven había muerto. El primero que comenzó a dar tranquilidad fue Matt Duffer, que dio pistas que devolvieron la sonrisa a los millones de seguidores de la actriz: "Quiero que la gente sepa que está de vuelta y que es un personaje importante de esta temporada. Pero sin que sepan cómo o por qué vuelve. Lo que puedo anticipar es que nos adentraremos en su historia y su pasado. Sabremos de dónde viene y cómo llegó al mundo".

Desde el viernes pasado, previo a los festejos por Halloween, están disponibles en Netflix los nueve episodios de la segunda temporada de Stranger Things, uno más que la entrega anterior. La acción comienza poco después del final de la primera, concretamente en torno a la celebración de Halloween de 1984, en Pittsburg, Pennsylvania. Entre los nuevos personajes aparecen Sean Austin, el actor de Los Goonies y El Señor de los Anillos, y otros seres como Eleven. Ya se confirmó la tercera temporada, y hay quienes aseguran que podría acabar en la cuarta. "Ahora hablo más y tengo a alguien que me ayuda a mejorar", dice Millie sobre una de las novedades centrales de su personaje que, ahora, mantiene una relación "padre e hija" con el oficial Jim Hopper [David Harbour].

NACE UNA ESTRELLA

De padres británicos, Millie nació en Marbella y pasó sus primeros años en España. Luego se trasladó a Inglaterra y en 2011, vivió seis meses en Orlando, Estados Unidos. Fue en aquella ciudad, en la que conviven los parques de diversiones, que le pidió a su papá estudiar actuación. Al poco tiempo, un buscador de talentos de Hollywood les aconsejó a Kelly y a Robert, los padres de Millie, que la llevaran a Hollywood. Rápidamente hicieron las valijas y se trasladaron a Los Ángeles, donde recorrieron las mejores agencias de talentos y consiguió su primer papel, el de la pequeña Alice en dos episodios de la serie de ABC Once Upon a Time in Wonderland (2013). Su otro gran paso fue para BBC America, donde participó de los ocho episodios de Intruders (2014), en la piel de Madison O'Donnell. La serie sólo tuvo una temporada, pero va a camino a transformarse en un programa de culto por tener a Millie en sus filas.

Tuvo también apariciones sueltas en ciclos muy populares como NCIS: Naval Criminal Investigative Service, Modern Family y Grey's Anatomy. Todos ellos marcaron el camino al fenómeno Stranger Things. Un camino que parecía que no iba a llegar nunca: la familia Brown no pasaba por un buen momento económico y Millie temía que ya no tuviera posibilidades de hacer la diferencia, hasta que Eleven cambió la vida de todos.

"Somos muy unidos", dice de su familia y la mirada se instala donde está sentado su papá. "Estamos siempre juntos, me acompañan todo el tiempo y nos llevamos bien. Tengo dos hermanos mayores (Paige y Charley, 23 y 19 años) y Ava, mi hermanita menor (6)."

Tienen repartidas bien las tareas. Tu hermano maneja tu cuenta en Twitter, tu hermana la de Instagram...

Sí, hacemos las cosas típicas de cualquier familia y también me ayudan. Son importantes para mí.

O sea que Aaron Paul no tiene chances de adoptarte [el actor de Breaking Bad confesó en Instagram que junto a su esposa Lauren Parsekian querían adoptarla].

No, no. Fue una broma que todos comentaron.

Millie mueve sus manos para acomodar el cabello, ahora más largo.

¿Volvió?

Sí, poco a poco está creciendo.

¿Costó en su momento convencerte de que te raparas? En el momento en que te lo propusieron lo tenías largo.

No, yo sabía que era necesario para el personaje, a mi mamá le costó más la idea. No quería que me lo cortara, pensó en otras alternativas, de qué otra manera se podía hacer.

Para convencerla, sobre todo a la mamá, los hermanos Duffer mostraron fotos de la bella Charlize Theron, quien se rapó para interpretar a la imponente Furiosa, en Mad Max: Fury Road. Todo era por el personaje. El video del momento en que Millie se despide de su cabellera y la tijera comienza a hacer lo suyo, que subió a su cuenta de Instagram dividido en dos partes, es visitado una y otra vez por seguidores de todo el mundo y ya superó el millón de visitas.

"Amo lo que hago, por eso no me costó mucho tomar la decisión. Era lo mejor para el personaje, por eso no dudé. A mi mamá le costó mirarme y después se acostumbró", reafirma.

En este tiempo recibiste muchos consejos, pero leí que fue el de David Schwimmer [Ross, de Friends] el que más te llegó. ¿Por qué?

Creo honestamente que David Schwimmer me dio el mejor consejo. Mucha gente me dijo: Sé humilde, siempre ten los pies en la tierra. En cambio, él me dijo: tenés que amar lo que hacés. Sólo eso, y es genial porque cuando uno ama lo que hace, nada puede salir mal.

Otra de sus grandes pasiones es cantar y lo hace muy bien. En su visita a Buenos Aires, en plena presentación en la Comic Con (en mayo último) sorprendió con una versión de Ave María, la versión de Beyoncé del famoso aria, y Fireworks, de Katy Perry para el delirio de los cinco mil fans que se agolparon en uno de los salones de Costa Salguero. Cada vez que sube un video con alguna canción, estallan las redes, como la vez que se animó a pedir su café versionando el tema de Adele, Hello, cambiando su letra: Can I have a venti latte. O esa vez en que se robó el show por completo el programa de Jimmy Fallon, cuando comenzó a rapear la estrofa de Nicki Minaj en Monster, de Kanye West; además de dejar a más de uno boquiabierto con su interpretación de Uptown Funk en los Emmy 2016, junto a sus compañeros de reparto Caleb McLaughlin y Gaten Matarazzo. Y qué decir del video en el que Millie, con 5 años, canta y declara su amor por Amy Winehouse.

"Siempre canté, desde que tengo recuerdo. Creo que empecé a cantar antes que hablar. La actuación apareció después. Disfruto tanto cantar, es parte de mí."

¿Te ves en un futuro como una cantante profesional?

No, lo mío es la actuación. Canto por diversión, como si fuera un hobby.

Imagino que propuestas no faltan.

[Sólo risas]

Te diste el gusto de protagonizar un videoclip [Find Me, del dúo de Djs Sigma] donde simulás cantar. Tu boca se mueve, pero la voz es de Birdy.

Me gustó mucho, fue un desafío en muchos sentidos, es una canción que me encanta. Me hizo muy feliz hacerlo.

Con Maddie Ziegler (15), la eterna bailarina de los videoclips de Sia, se muestran ante el mundo y en cada alfombra roja se autoproclaman como las Best Friend Forever. La amistad comenzó cuando Millie consiguió invitaciones para ir a ver a Maddie al reality So you think you can dance, de quien aseguró era una confesa seguidora. Se conocieron en el backstage y así nació la amistad. En una entrevista que la propia Maddie le realizó a Millie para la revista Interview, la actriz confesó que una de las ventajas que le trajo la fama fue conocer a Maddie. "Puedo ir a esos eventos que son muy divertidos. Es muy nuevo para mí, así que estoy muy agradecida porque no muchos niños o incluso adultos pueden hacer esto. Somos muy afortunadas, Maddie."

CHICA DE MODA

En este último año, Millie se convirtió en un indiscutido ícono de moda, sólo basta ver la repercusión que generó su presentación en la red carpet de los Emmy Awards 2017 con un vestido color crema de Calvin Klein que la hizo lucir como una hermosa bailarina y que a pesar de no haberse quedado con la estatuilla como mejor actriz de reparto [si ganaba se convertía en la más joven en alzarse con este galardón], su nombre ocupó cada espacio dedicado a la ceremonia.

"Me gusta la ropa, modelar, pero no en el sentido tradicional. Me divierte componer, jugar y por sobre todo sentirme cómoda", asegura a la vez que reconoce que todo lo que se pone, antes debe contar con la aprobación de mamá y el visto final de papá.

En febrero de este año firmó contrato con IMG Models, la prestigiosa agencia internacional de modelos. Está representada en la misma división de celebrities que tiene en sus filas a Liv Tyler, Milla Jovovich y Wiz Khalifa. Hizo su primera campaña para Calvin Klein de la mano del belga Raf Simons y es una invitada codiciada de las casas más prestigiosas, como Coach 1941, que quieren tenerla en la primera fila de sus desfiles. "Amo modelar, amo todo lo que me ocurre. Mi mundo está al revés", bromea.

Como tantas otras actrices jóvenes, Millie busca también concientizar y hacerse eco de lo que sucede en el mundo. En julio de este año abrió la cuenta de Twitter @milliestophate (Millie detiene el odio) "¡Nueva cuenta para inyectar positivismo y amor! Gestionada por mí," escribió la actriz. "Quiero compartir amor y positivismo. Detengamos el bullying.", tuiteó la adolescente que siempre se mostró sensible a hechos trágicos, como el ocurrido en Manchester durante el concierto de Ariana Grande. "Mi corazón y oraciones van a Manchester esta noche. Muy, muy trágico", escribió en esa oportunidad.

Lo ocurrido en Manchester movilizó a muchos jóvenes. ¿Cómo ves al mundo?

[Antes de terminar la pregunta, Millie dirigió su mirada hacia la zona donde su papá y el resto del equipo escuchan atentos la entrevista. No hubo respuesta de Millie. Sólo se escuchó una voz que indicó pasar a una nueva pregunta con un sutil "next question"].

Con Godzilla: King of the Monsters debutás en cine. ¿Qué expectativas tenés? [En el momento de la entrevista no había comenzado a rodar]

Estoy feliz, ansiosa, nerviosa, con muchas ganas de empezar a filmar, de trabajar con Vera [Farmiga].

¿Qué personaje te gustaría interpretar?

De chica siempre me gustó Matilda y de alguna manera con Eleven lo conseguí, también moví cosas por telequinesia. Pienso en la Princesa Leia; amo a Carrie Fisher.

Pasás mucho tiempo en aviones y en los sets, y estudiás en tu casa. Hace cuatro años que dejaste de ir al colegio y hasta diste tu primer beso (a Mike en el último capítulo de Stanger Things) ante las cámaras.

No lo veo como algo malo, sino como parte de lo quiero lograr. Este es el camino que quiero recorrer. o privilegiada.

2004

Nace el 19 de febrero en Marbella, España. Es hija de padres británicos y la tercera de cuatro hermanos

2011

Comienza sus clases de actuación en Orlando, Estados Unidos. Se muda con su familia a Los Ángeles

2013

Comienza a dar sus primeros pasos en la televisión: Once Upon a Time in Wonderland, Intruders y NCIS

2016

Llega el papel que cambia su vida. Se rapa y le da vida a Eleven en la serie del año de Netflix: Stranger Things

2017

Se convierte en un ícono de la moda, es una de las actrices más googleadas y buscadas en las alfombras rojas. Es nominada al Emmy

El futuro

El 22 de marzo de 2019 estrenará la película con la que debuta en el cine: Godzilla: King of Monsters, junto a Vera Farmiga y Thomas Middleditch. La agenda de Millie es muy reservada, pero son varios los productores que pelean por tenerla en sus proyectos

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas