Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fertilización en soja: afirman que el productor "está perdiendo una oportunidad"

En Fertilizar destacan que la tecnología tiene un impacto positivo para el rinde del cultivo

Martes 24 de octubre de 2017 • 20:24
SEGUIR
LA NACION
0
Jorge Bassi, de Fertilizar, en la jornada que convocó la entidad para hablar de fertilización en soja
Jorge Bassi, de Fertilizar, en la jornada que convocó la entidad para hablar de fertilización en soja. Foto: Fertilizar

En una reunión que organizó para la prensa, Fertilizar volvió a insistir en el uso de la tecnología de la fertilización para alcanzar un mayor rendimiento en soja.

En la entidad destacaron que en la oleaginosa hay un retraso en el uso de la fertilización con respecto a otros cultivos, pese a que las redes de ensayos son cada vez más consistentes en cuanto a las respuestas en el cultivo. "El productor está perdiendo una oportunidad", indicaron en Fertilizar.

Explicaron que gran parte de los campos de soja son alquilados por "un productor que piensa en peso por peso invertido, donde va sólo a lo justo y austero del manejo" mientras que el maíz, por ejemplo, está hecho en gran medida sobre campo propio.

En Fertilizar señalaron, además, que por los excesos hídricos o por falta de humedad, según la región, muchos productores trazaron un plan de fertilización fuerte y cuando llegó el momento de aplicar se encontraron con problemas debido a la inmediatez en sembrar. "Hay fertilizantes comprados, pagados y guardados en el depósito sin retirar", dijo Jorge Bassi, vicepresidente de la entidad.

"Es una variable que en soja se repite mucho: abandonar la fertilización por exceso o falta de agua. El ritmo de la campaña lo marca las lluvias, el agua. No podemos proyectar una fertilización fuerte en un cultivo que se siembra en tres o cuatro semanas. El plan es adelantarnos. La fertilización es clave para las brechas de rendimiento", destacó Bassi.

En la entidad esperan que el mercado total de fertilizantes suba un 6% anual, aunque esa proyección fue antes de las inundaciones. En 2016 se vendieron 3.600.000 toneladas y para este año aguardan llegar a 3.800.000 toneladas. Sin embargo, debido a las condiciones meteorológicas que afectaron las zonas agrícolas, ese 6% que antes parecía conservador ahora parece todo un desafío.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas