Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Planetario siglo XXI: con realidad virtual y un robot anfitrión, reabre el martes

El proceso de modernización tecnológica demandó ocho meses, durante los cuales estuvo cerrado; ofrecerá propuestas interactivas aplicadas al conocimiento del cosmos

Miércoles 25 de octubre de 2017
0
En una pantalla táctil se puede, por ejemplo, colocar los planetas en orden
En una pantalla táctil se puede, por ejemplo, colocar los planetas en orden. Foto: LA NACION / Hernán Zenteno

La voz metálica de Galibot explica la evolución del sistema solar y también cuenta la historia del ícono del barrio de Palermo hasta que el grupo de visitantes se mueve hacia otro sector de la sala. "Me aburro", se escucha gritar al robot construido por una empresa británica, mientras gira la cabeza y demanda atención. Si eso no fuera suficiente, empieza a cantar hasta que alguien se para frente a él y le pregunta sobre astronomía.

El androide es el nuevo anfitrión del planetario Galileo Galilei, que, después de ocho meses de permanecer cerrado para su remodelación, reabrirá sus puertas al público el próximo martes. Hoy se realizará un acto con la presencia de funcionarios y 40 vecinos seleccionados por medio de una convocatoria de participación ciudadana. Ellos serán los primeros en probar las pantallas interactivas, los dispositivos de realidad aumentada, los simuladores y los nuevos equipos de proyección que fueron incorporados al Planetario para festejar su 50º aniversario.

cerrar

Galibot es la principal atracción en el hall principal, pero no es la única tecnología que estará a disposición de las 500.000 personas que todos los años visitan el lugar. Los amantes de la astronomía podrán ingresar, por ejemplo, a dos cabinas que se cierran durante cuatro minutos para recrear la evolución del universo desde el Big Bang hasta la actualidad. Con imágenes en alta definición, sonido envolvente, movimientos e inyección de aire dentro del habitáculo se produce un rápido repaso sobre el desarrollo de la vida en las distintas eras.

Se sabe que los movimientos de traslación y rotación le demandan a la tierra 365 días y 24 horas, respectivamente. Pero se desconoce que en ciclos de 25.000 años realiza otros dos movimientos, de precesión y nutación. En la biblioteca científica, provista de 12 pantallas táctiles, se puede acceder a esa información y mucha más, segmentada en tres grupos: sistema solar, Vía Láctea y galaxias cercanas. Misiones a la Luna y movimientos de la Tierra son parte de los ítems, también disponibles en modo braille.

El proyecto demandó un presupuesto de $ 95 millones y, aunque la mayoría del dinero se destinó a la transformación tecnológica, la puesta en valor del Planetario fue cuidada y asesorada por la Comisión Nacional de Monumentos, Lugares y de Bienes Históricos, ya que el sitio está declarado patrimonio histórico de la ciudad. Las maderas, las piedras, la cerámica y todos los elementos fueron restaurados porque así lo demanda el inmueble. Sólo se cambiaron los vidrios y se agregaron los nuevos dispositivos.

El mayor cambio se observa dentro del salón principal, que también cuenta con un espacio de experiencia 4D, denominada Odisea Espacial: durante cuatro minutos, permite realizar un recorrido virtual en una misión a Marte.

La instalación, el diseño del software, los guiones y el resto del proyecto tecnológico fueron desarrollados por una empresa argentina. Todos los datos y la información disponible se cotejaron con expertos del equipo de difusión del Galileo Galilei, ya que el lugar rinde culto al conocimiento y puede ser utilizado como fuente de consulta.

Historia

En una pantalla táctil se puede, por ejemplo, colocar los planetas en orden
En una pantalla táctil se puede, por ejemplo, colocar los planetas en orden. Foto: LA NACION / Hernán Zenteno

El edificio actual fue encargado al arquitecto Enrique Jan, que integraba el equipo de profesionales de la Dirección General de Arquitectura de la entonces Municipalidad de Buenos Aires. La primera actividad oficial fue un coloquio sobre la exploración cósmica, en diciembre de 1966. Sin embargo su nacimiento se festeja el 13 de junio de 1967: ese día se realizó la primera proyección para un grupo de alumnos.

Al hablar del Planetario se hace referencia al edificio entendido como una institución y también al proyector de estrellas que se encuentra en medio del domo, con el cual se reproduce en la cúpula el aspecto del cielo con alto realismo. El primer dispositivo utilizado fue un Zeiss IV adquirido a la empresa alemana Carl Zeiss de Oberkochen en 1960; en 2011 se sustituyó por un planetario japonés: el Megastar II, que está siendo utilizado en la actualidad.

Las mejoras en este sector se verán en la calidad de la imagen y en la comodidad de las 240 butacas, que fueron retapizadas. Allí se proyectarán funciones de 20 minutos de duración sobre evolución científica y astronomía. La cúpula tiene un diámetro de 20 metros y es la más grande de los planetarios de la Argentina. Además de Buenos Aires, funcionan en Rosario, La Plata, Malargüe (Mendoza) y La Punta (San Luis), entre otras ciudades.

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, participará hoy en el acto de reapertura. Estará acompañado por funcionarios de los ministerios de Modernización, Innovación y Tecnología, y de Ambiente y Espacio Público, que tuvieron a su cargo la puesta en valor.

El ingreso al edificio se amplió para, entre otras cosas, colocar tótems con monitores donde solicitar información. Para ser parte del Planetario no será necesario ingresar en él porque desde el exterior se podrán apreciar las propuestas visuales gracias a un mapping. Desde cuatro torres instaladas en forma de cruz, con el Planetario en el medio, se proyectarán sobre la cúpula contenidos también astronómicos y de evolución científica. Será una imagen 360° que se proyectará una vez por hora, de noche, y se completará con imágenes y un panel de luces LED. Todo esto estará al alcance de los vecinos a partir del próximo martes.

Expectativa e inversión

500.000 visitantes al año

Se espera que medio millón de personas al año sigan visitando el Planetario Galileo Galilei, según la cifra registrada oficialmente antes del cierre para la remodelación, en febrero pasado.

95 millones de pesos

Fue el presupuesto para la reforma. La mayor parte se usó para incorporar tecnología, pero también se invirtió en la puesta en valor del espacio público. Participaron los ministerios de Modernización, Innovación y Tecnología, y de Ambiente y Espacio Público.

120 pesos

Costará la entrada general, que permite el acceso a todas las atracciones. Será gratis para escuelas de todo el país, menores de 6 años y jubilados.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas