Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Imponente, la ceremonia tuvo tintes de otra época

Miércoles 25 de octubre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

PEKÍN (De un enviado especial).- Sonaban como palabras pertenecientes a un tiempo ya olvidado quizás en Occidente pero rebosante de vitalidad en estas tierras. El astronauta chino Jing Haipeng, el primero en atravesar tres veces la estratósfera, se llenó el pecho de orgullo y declaró su deseo de volver a embarcarse nuevamente camino a las estrellas con un único objetivo: demostrar su lealtad al Partido Comunista de China (PCCh).

"Estoy ansioso por volver de nuevo al espacio, ser un pinero en la batalla una vez más", dijo el mayor general de 51 años, según el cable de prensa que la agencia estatal Xinhua distribuyó ayer entre los periodistas extranjeros que llegaron a esta ciudad para el XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China, reunión que entronizó por un nuevo mandato a Xi Jinping.

La ceremonia comenzó puntual, a las 11.30. El Gran Salón del Pueblo es casi como un anfiteatro. El silencio era atronador. Sólo se escuchaban el pasar de las hojas de delegados y funcionarios mientras seguían las lecturas de las órdenes del día. No hubo traducción simultánea, por lo que los periodistas extranjeros en el lugar sólo inferían que se votaban varios temas, se aprobaban, tras lo que llegaban los fuertes aplausos.

A las 11.50 habló Xi Jinping . Llegaron los aplausos. En el segundo (hay tres) de los balcones unos 30 uniformados se pararon. Levantaron sus instrumentos y comenzaron a tocar. "¿Sabes qué es esto?", preguntó una periodista mexicana. "Es el himno a La Internacional", respondió una colega de Granma, diario oficial cubano. Hubo una segunda melodía que sirvió para para ayudar a la desconcentración del salón y poner fin a la austera ceremonia que había reelegido a uno de los hombres más importantes de la tierra.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas