Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Nuevo giro en la crisis catalana: Puigdemont desecha dialogar en el Senado

El presidente regional no irá mañana a Madrid para exponer sobre la crisis separatista

Miércoles 25 de octubre de 2017 • 09:51
0
Giro inédito en la crisis catalana: su presidente expondrá en el Senado nacional
Giro inédito en la crisis catalana: su presidente expondrá en el Senado nacional. Foto: DPA

MADRID.- Se la pasa hablando de "diálogo". Pero el presidente del gobierno separatista de Cataluña , Carles Puigdemont, desechó hoy la posibilidad de debatir el "proceso independentista" en el Senado nacional y, en cambio, avanza hacia una posición de ruptura.

El anuncio no lo hizo Puigdemont, que a esta hora sigue reunido con su "sanedrín" para ver qué estrategia adopta, sino la presidenta del Parlamento regional, Carmen Forcadell.

La temperamental legisladora, que acusa al gobierno central español de montar "un golpe de Estado" contra Cataluña, confirmó, en cambio, que mañana habrá sesión del Parlamento regional.

No está claro. Pero una de las opciones en danza es que en esa sesión el gobierno separatista opte por declarar la república catalana en forma unilateral (DUI), algo que es resistido por una mayoría de catalanes e, incluso, por sectores del gobierno.

El portazo de Puigdemont al senado nacional no se conoció mediante comparecencia directa de Forcadell sino que se recogió de fuentes legislativas a las que ella transmitió la decisión.

En este momento, cuando faltan apenas 48 horas para que venza el plazo que dispararía la intervención de la autonomía catalana, el gobierno regional es un cúmulo de tensiones y de versiones contrapuestas.

Giro inédito en la crisis catalana: su presidente expondrá en el Senado nacional
Giro inédito en la crisis catalana: su presidente expondrá en el Senado nacional. Foto: Reuters / Rafael Marchante

Puigdemont se da cuenta de que no tiene suficiente respaldo social y que la independencia unilateral podría ser un salto al vacío. Pero, al parecer, no encuentra el modo de congeniar posiciones dentro de la frágil alianza que lo mantiene en el poder autonómico.

Son momentos delicados para el "presidente circunstancial", como él mismo se definió.

Cataluña está sumamente dividida en cuanto al proyecto separatista del gobierno de Puigdemont. Hay desconfianza y numerosas empresas han abandonado la región por miedo al futuro.

Tampoco dentro del llamado "frente independentista" que conforma el gobierno hay unanimidad de criterios. Los más moderados entienden que una declaración unilateral (DUI) sería poco menos que un salto al vacío.

Presionado entre la cautela de los moderados y el deseo de de los más radicales de ir adelante pase lo que pase, Puigdemont lleva el día reunido en su oficina con sus asesores principales tratando de formular una estrategia que le permita maniobrar.

Tiene, también, el reloj en contra. El presidente Rajoy ratificó hoy que, si no hay marcha atrás "categórica y total" con "todo lo que ha significado" salir de la norma Constitucional que rige para toda España , a partir de pasado mañana se aplica la herramienta legal que permite tomar el control de la región.

Los posibles escenarios

Al parecer, Puigdemont baraja tres escenarios. Uno, no declarar la independencia en forma unilateral y en cambio, llamar a nuevas elecciones regionales.

Dos, declarar la independencia en forma unilateral, y que pase lo que pase.

Tres, hacer una declaración institucional que, de alguna manera, le permita seguir navegando a dos aguas. Pero, en este último caso, lo que necesita es algo que evite la intervención de Cataluña. Y no parece claro que lo consiga si no da marcha atrás, por ejemplo con las leyes de "desconexión" de la región.

Por lo pronto, hace equilibrio sobre su propio gobierno, conformado por un conjunto de corrientes de diferente orientación que, en este momento, presionan cada una para su lado. Al extremo que su gestión parece un traje con las costuras a punto de reventar.

Giro inédito en la crisis catalana: su presidente expondrá en el Senado nacional
Giro inédito en la crisis catalana: su presidente expondrá en el Senado nacional.
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas