Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Sandra y Nahuel: de San Antonio de los Cobres hasta Roma para abrazar al Papa

Gracias a Scholas Ocurrentes, dos chicos salteños salieron por primera vez del país y mañana conocerán a Francisco, que inagurará por videoconferencia una nueva sede en la Villa 31 de Buenos Aires y otras en México y Paraguay

Miércoles 25 de octubre de 2017 • 15:48
SEGUIR
LA NACION
0
Sandra y Nahuel
Sandra y Nahuel.

ROMA.- Sus ojos negros lucen cansados, pero también maravillados y encantados por lo que vieron y por lo que verán. Nahuel Guitián (18) y Sandra Sulca (17) acaban de hacer el viaje más largo, complicado e inesperado de sus vidas. Desde los 4000 metros de altura y soledad de San Antonio de los Cobres (Salta), donde viven, llegaron esta mañana a Roma. Después de una primera recorrida por la "ciudad eterna", "algo de no creer", mañana le entregarán al Papa uno de los pinceles que utilizaron el año pasado para pintar, junto a 300 chicos, un mural sobre un puente de su pueblo. Ese fue tan sólo uno de los resultados del trabajo social emprendido allí a partir de 2016 por Scholas Ocurrentes, la red educativa que se remonta a las Escuelas Vecinales que impulsó Jorge Bergoglio, que hoy es una fundación pontificia presente en más de 190 países.

Nahuel y Sandra verán al Papa mañana, cuando por segunda vez visitará la oficina que Scholas tiene desde hace unos meses en el tercer piso de Palazzo San Calisto -propiedad del Vaticano-, en el barrio de Trastevere. Francisco entonces también inaugurará, a través de una videoconferencia, tres nuevas sedes de Scholas en Paraguay, México y en la Argentina, en la Villa 31. Y charlará con chicos de esos países que le contarán sus experiencias.

"Todavía no lo podemos creer", dijeron a La Nación Sandra y Nahuel, dos jóvenes que impulsaron más que nadie la idea de pintar ese simbólico mural en el puente Huaytiquina de San Antonio de los Cobres, un mensaje fuerte contra el suicidio adolescente y el alcoholismo, dos problemáticas serias de su pueblo, que ellos mismo identificaron gracias al programa Scholas Ciudadanía. "Al principio éramos tres, pero poco a poco fuimos empujando, fuimos llamando a más y más chicos y al final éramos 300", contaron.

Su viaje a Roma para ellos fue un sueño inesperado. Se enteraron el lunes pasado que, gracias a Scholas, iban a viajar para ver al Papa, acompañados por Azucena Salva, secretaria de Cultura y Turismo de la Municipalidad de San Antonio de los Cobres. Contrarreloj, el viaje fue una especie de odisea. Tres horas de camioneta hasta Salta, luego avión hasta Buenos Aires y de allí, luego de pasar una noche en Ezeiza a la espera del pasaporte -documento que no tenían porque nunca habían salido del país-, de nuevo avión hasta Roma, con escala en Madrid.

"¡Yo tenía miedo del avión, éra la primera vez! Además, sólo había visto en la televisión cómo es un aeropuerto, fue todo muy nuevo, muy impactante. Y mañana lo voy a conocer al Papa... ¡Mucha cosa toda junta!", dice Sandra, llena de ilusión. "No sé qué voy a hacer cuando lo tenga enfrente, no sé qué le voy a decir, sé que lo voy a abrazar. El Papa cree en nosotros, en los jóvenes, cree que podemos construir algo nuevo y nos apoya. Uno con un abrazo puede decir muchas cosas", agrega, con sus ojos negros llenos de felicidad.

Sandra y Nahuel
Sandra y Nahuel.

"Lo más impactante va a ser tener al Papa ante nosotros. Él es un símbolo de la paz para los jóvenes y él quiere escucharnos, quiere que le contemos qué pasó en nuestro pueblo", asegura Nahuel, que quedó encandilado por su primera recorrida romana, que incluyó Plaza Navona y la Plaza de San Pedro. Recién egresado de uno de los dos secundarios de San Antonio de los Cobres Nahuel, que participó en el programa de Scholas Ciudadanía, tiene varios proyectos. "Quiero que el pueblo cambie, que mejore y quiero ayudar para eso", asegura, al contar que entre sus proyectos está limpiar el río del pueblo, "muy sucio" y concientizar a la gente de la limpieza y del manejo de los residuos.

Nahuel y Sandra no ocultan su profundo agradecimiento a José María del Corral, director mundial de Scholas, que está orgulloso del trabajo que la fundación ha hecho en Salta. "Cuando se hizo Scholas Ciudadanía el tema fue el suicidio de los adolescentes y lo nuestro no quedó en una semana que la pasaron bien, sino que trabajaron un año y medio, hicieron un cine, una biblioteca y para ellos pintar ese mural en el puente fue poder cambiar sus vidas, su historia", subrayó a La Nación. "Hay un trabajo de un año y medio de generar espacios de diversión sin droga y sin alcohol, espacios que no llevan a los chicos a tirarse del puente, sino, al contrario, a tener un sentido en sus propias vidas. Esto cambió completamente la historia de Salta", agregó.

Del Corral también anticipó que, en el marco de la visita del Papa a la oficina de Trastevere de Scholas, entre otras sorpresas un chico de la Villa 31 que tuvo problemas de droga y fue echado del colegio, le va a cantar al Papa un rap con una letra que cuenta lo que vive. "Va a ser el primer rapero que le va a contar al Papa su historia", adelantó, entusiasmado.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas