Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Por las Librerías. Caligari: donde conviven la música y los libros

En Caballito, a mitad de camino entre los parques Rivadavia y Centenario, un espacio en donde conviven la pasión por la música, la edición independiente, una selección de narrativa y libros usados.

Miércoles 06 de diciembre de 2017 • 16:46
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Caligari y su dueño, Eduardo "Lalo" Acuña
Caligari y su dueño, Eduardo "Lalo" Acuña. Foto: Tomás Peiró

Breve historia de la librería: La librería nació hace dieciséis años. Pero su dueño, Eduardo "Lalo" Acuña, venía con experiencia: "Trabajé muchos años como feriante en el parque Rivadavia y tuve otra pequeña librería entre el 88 y el 90". Cuando tuvo la oportunidad, estableció su local, que hoy se ubica en una plácida esquina de Caballito, convirtiéndose en la única librería "chica de la zona, diferenciándose de las grandes cadenas y de las ferias de los parques del barrio.

El nombre es una referencia para cinéfilos, lo toma de la película "El Gabinete del Dr.Caligari", considerada una de las obras de referencia del cine expresionista alemán de los años veinte. "Le puse así porque la arquitectura del local -que tiene una pared curva, hoy repleta de libros- me hizo recordar la estética del film", reconoce su dueño.

Identidad: "Al principio, intenté trabajar libros usados, antiguos, extraños y, como tengo afinidad con la música, di lugar a partituras y tratados musicales" comenta Acuña. Pero luego admite: "Tenés que ajustarte a la demanda del barrio, te ves obligado a ampliar". Por esto es que también apuesta al autor nuevo y a las editoriales independientes. "El libro usado es para las extrañezas, o las lindas ediciones, para la gente melancólica -remarca Acuña-. Cositas así dan un aspecto más interesante". Entonces, para satisfacer todas las demandas, Caligari ofrece hoy un amplio catálogo en teoría musical, libros usados, ediciones independientes y una selección realizada por él mismo de narrativa internacional de la editorial Tusquets.

Perlas de librero:

-Los guachos, escrito por Roberto M. Torres, de la editorial independiente TOL, un libro que propone una práctica urbana del chamanismo. Es una lectura que atrae a los jóvenes, según asegura Acuña.

Foto: Tomás Peiró

-La Balsa (La Marca Editora), libro que contiene la letra de la canción compuesta por Litto Nebbia y José Alberto "Tanguito" Iglesias, ilustrado por Joaquin Camp. Una propuesta para los más chicos.

Foto: Tomás Peiró

-La primera edición de Minotauro del libro Historias de Cronopios y de Famas, de Julio Cortazar.

Foto: Tomás Peiró

Actividades: La librería tiene un sótano dispuesto para actividades culturales. "Han venido algunos grupos de música underground, han habido noches de tango, de baguala, presentaciones de libros, lecturas", recuerda. También cuenta que: "regularmente, los jueves, nos juntamos con amigos y hacemos una jam de jazz moderno", y asegura que al curioso le bastará con anunciarse amablemente para poder pasar y disfrutar de la música. Además, el librero aprovecha el espacio y lo utiliza para dar clases de guitarra. "Se trata de generar algo, ya que dispongo del espacio", resume.

Foto: Tomás Peiró

Diagnóstico del Sector: "Hubo un vuelco, me parece que el libro electrónico ganó terreno tanto por su tamaño como por el precio, el libro ocupa volumen y es caro", analiza Acuña. Igualmente no es fatalista: "la gente no deja de leer, pero lo que yo empiezo a ver es que deja de comprar tantos libros como antes". De cualquier manera sigue sosteniendo que: "en momentos de regalar algo, el libro sigue siendo el mejor".

Dirección: Bogotá 101. Horarios: lunes a sábado de 10.00 a 20.00 hs. Teléfono: 011 4981-6953.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas