Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los kurdos de Irak aceptan postergar su sueño de la independencia

Ante los avances del ejército y la asfixia económica, "congelarán" los resultados del referéndum separatista

Jueves 26 de octubre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Krudos en Siria respaldan a sus connacionales de Irak
Krudos en Siria respaldan a sus connacionales de Irak. Foto: AFP

Con resignación, y ante la feroz avanzada del ejército de Irak de las últimas semanas, los kurdos propusieron ayer archivar una vez más el viejo sueño nacionalista y "congelar los resultados" del referéndum de septiembre, en el que la población votó masivamente por un Kurdistán independiente.

La propuesta fue presentada en un comunicado del gobierno de esa región autónoma para evitar "la guerra" y "la destrucción del tejido social".

Los combatientes kurdos peshmergas fueron en los últimos años un factor decisivo para la derrota del grupo terrorista Estado Islámico en sus principales bastiones de Siria e Irak, al ayudar a aplastar al enemigo de todos. Pero el ejército iraquí les hizo saber esta semana que esa victoria no era un pasaporte directo al sueño de un Kurdistán independiente, que ayer volvió a quedar tan lejos como siempre.

"La suspensión del resultado del referéndum no nos hace sentir desilusionados. Los que votamos por el sí sabemos que la independencia llegará tarde o temprano", dijo en diálogo con LA NACION Khasraw Hamarashid, de 27 años, que vive en la ciudad kurda de Suleimaniya. Aunque hace ya algunos años que abandonó la lucha armada como peshmerga, su padre es combatiente desde hace 30 años y su hermano, desde hace nueve. Khasraw trabaja como profesor de inglés en una organización no gubernamental y a veces acompaña a los combatientes en el frente de batalla.

Aunque son la principal minoría étnica de Medio Oriente, más numerosa que los palestinos (12 millones) o incluso que los persas (49 millones), la lucha independentista de entre 50 y 55 millones de kurdos que habitan en Turquía, Siria, Irak e Irán no tiene el respaldo de ningún país, salvo Israel, y sólo porque comparte enemigos con los separatistas.

La joya de la corona de los que vieron más cerca que nunca la posibilidad de la independencia era la región de Kirkuk, en Irak, que estaba bajo control kurdo desde 2014, cuando el ejército se retiró de la zona ante el avance jihadista.

De los 600.000 barriles por día de petróleo que produce el Kurdistán iraquí el 40% sale de Kirkuk. Pero el ejército desalojó a los peshmergas y los kurdos sufrieron así el más duro revés para su economía y su desafío secesionista.

El profesor Michael Gunter, un especialista en el tema kurdo de la Universidad Tecnológica de Tennessee, comentó a LA NACION que pese a este retroceso "los kurdos iraquíes siguen siendo los que tienen más cerca la posibilidad de la independencia, seguidos por los sirios, y luego, los de Turquía e Irán".

"Tanto Irak como Siria son Estados fallidos, mientras que Turquía e Irán están en mejores condiciones de contener a los separatistas", explicó Gunter.

Mientras tanto, millones de kurdos, especialmente en Turquía e Irán, tienen prohibido hablar su idioma y se arriesgan a terminar en prisión si las autoridades hallan en su poder cualquier objeto de identidad nacional. En la intimidad del hogar, guardan la vieja tradición del dengbej, el músico que entona canciones patrióticas, los stran, en los que se habla de un sueño independentista siempre lejano, siempre inalcanzable.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas