Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ebrio, causó la muerte de un niño, pero no irá preso

Jueves 26 de octubre de 2017

Un conductor que en 2014 causó la muerte de un chico de tres años cuando conducía con 1,69 gramos de alcohol en sangre a 115 kilómetros por hora por la avenida General Paz, donde chocó el auto donde viajaba la víctima, fue condenado ayer a tres años de prisión en suspenso y a 10 años de inhabilitación para conducir. Según informaron fuentes judiciales, el fallo de la jueza Ana Dieta de Herrero, del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) Nº 9, causó indignación en los familiares de la víctima, Bautista Jara. Se produjeron algunos disturbios en la sala del sexto piso del Palacio de Tribunales porteño. El imputado, Juan Manuel Sánchez Villar, de 34 años, que había llegado en libertad al juicio, fue condenado como autor de "homicidio culposo agravado" a tres años de prisión, pero de ejecución en suspenso, lo que significa que no irá preso y sólo cumplirá esa pena efectivamente en la cárcel si sumara alguna condena en otra causa. Los fiscales del juicio, Sandro Abraldes y Fernando Fiszer, habían solicitado en sus alegatos una pena de cuatro años y diez meses de prisión efectiva, y los abogados de la querella en representación de los padres de Bautista habían pedido una condena por "homicidio simple con dolo eventual", delito con penas de entre 8 y 25 años de cárcel.

Alcoholemia

Se determinó que Manuel Sánchez Villar conducía con 1,69 gramos de alcohol en sangre y a una velocidad de 115 kilómetros por hora cuando generó un choque en la avenida General Paz

Tragedia

Como consecuencia de la colisión falleció Bautista Jara, de 3 años

Te puede interesar