Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Marcos Peña: "Es un error interpretar la grieta como algo promovido"

El jefe de Gabinete analiza el triunfo electoral del oficialismo y las recientes novedades judiciales y anticipa cómo será la mesa de diálogo nacional

Jueves 26 de octubre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Al jefe de Gabinete, Marcos Peña , se le nota el fin de la campaña, y no sólo por su cara más descansada, sino también por el estilo de sus respuestas. "Lo nuestro no es una estrategia política para una elección, sino construir a partir de una identidad, a partir de la coherencia, de valores, a partir de una idea transparente de lo que somos y lo que queremos ser. En ese sentido, la satisfacción de todo lo que pudimos crecer como construcción es lo que me deja la elección", admite en su entrevista con LN+.

cerrar

-¿Cuánto pesó la política y cuánto la economía en el resultado?

-Nos habíamos planteado como objetivo evitar una crisis económica y salir hacia el crecimiento, cosa que se logró. Nos planteamos también construir gobernabilidad estando en minoría y ganar la elección para ratificar que el cambio no era una casualidad, era una decisión muy profunda de los argentinos de salir de décadas de fracaso y de frustración. Creo que todo se englobó en una coherencia muy grande y en un vínculo que fue muy fuerte con muchos argentinos, que sabíamos que incluso había momentos duros que teníamos que atravesar y estábamos convencidos de que éste era el camino que teníamos que seguir.

-Cristina Kirchner les dijo a sus votantes que debían sentirse orgullosos porque fueron los únicos en resistir...

-Son construcciones que se van haciendo en este proceso de reordenamiento del peronismo, es la misma fuerza política que se ha venido achicando en los últimos tiempos. Es una discusión de la que somos respetuosos y que en todo caso la tendrán que dar entre ellos.

-¿Qué es Cristina Kirchner hoy en la política argentina?

-Es el pasado, al cual adhiere un porcentaje de los argentinos que respetamos, porque, como dijo Mauricio Macri, el primer día después de las elecciones, queremos trabajar para todos, también para aquellos que comparten la visión con Cristina de que el país era mejor antes y que se ha ido empeorando con el cambio.

-¿Cuál es su análisis de algunos grandes bastiones peronistas, como Salta o La Rioja, que resultaron para Cambiemos?

-El dato político más importante de este año electoral es la consolidación de Cambiemos a nivel nacional, no la aparición de Cristina en la provincia de Buenos Aires. Los resultados lo demostraron, porque Cambiemos estuvo presente en todo el país y en esta elección, por primera vez, se consolidó provincialmente en todo el país y volvió competitivo a todos los sistemas políticos provinciales que hace mucho tiempo no lo eran.

-¿Qué opina del dictamen de desafuero de Julio De Vido?

-Es muy importante que el Poder Judicial pueda trabajar con tranquilidad, con independencia y que las cuestiones que están abiertas, como las causas de De Vido que lo están desde hace 10 años, se puedan avanzar, para un lado o para otro. Esa sensación de impunidad que se generó de que no se puede investigar al poder se está revirtiendo.

-De Vido, Cristina Kirchner, Hebe de Bonafini, Boudou... ¿Por qué la Justicia despierta ahora?

-La Justicia tiene que estar a la altura de la demanda de cambio que la sociedad le pide, entendiendo que es un poder independiente y entendiendo que hay que tener una visión también reformista para la Justicia, como lo venimos planteando. También iluminando con más transparencia todo lo que ocurre en el ámbito judicial. En ese sentido están las auditorías que se han hecho para saber dónde están las causas y cuánto tiempo se demoran.

Foto: Enrique Villegas

-Aceptaron la renuncia de Gómez Centurión al frente de la Dirección Nacional de Aduanas. ¿Qué fue lo que ocurrió?

-Lo que se viene planteando. Juan José tuvo un problema de salud muy fuerte. Ha hecho una gran gestión en la Aduana, pero la presión que genera ese lugar indicó que pueda ir a desempeñar otro cargo, en este caso en el Banco Nación.

-¿Cuál es su análisis sobre la alianza Massa-Stolbizer?

-Evidentemente, en este planteo de coherencia que hemos hecho, muchos quedaron un poco descolocados o subestimaron la fortaleza de Cambiemos en términos de su vínculo con la sociedad. Muchas veces se planteó un discurso muy agresivo y muy despectivo y a veces con mucha soberbia también, lo que generó poca confiabilidad, porque a veces parece que estás ayudando y a veces no. Acá hay un gran error en interpretar la grieta como algo promovido o no, porque es pensar que la política se maneja de arriba para abajo y que hay diez tipos que definen cómo piensa la gente, y no es así.

-Se viene el tiempo de shock...

-Estamos convencidos de que el gradualismo económico y político es el mejor camino y da mejores herramientas para poder construir consensos sustentables y al mismo tiempo un desarrollo económico sostenible en el tiempo. No buscamos crecer de un día para el otro, queremos crecer de una manera sostenida los próximos veinte años, ese es el futuro para la Argentina. Los shocks, en general, sean económicos o políticos, generan traumas y el trauma genera resentimiento, genera miedo, genera temores que no permiten desarrollar una perspectiva del futuro. El gradualismo permite ir en una procesión entre el país que somos y el que podemos ser.

-¿Cuál es su análisis sobre el caso Santiago Maldonado?

-Es muy importante que hayamos podido avanzar en una investigación judicial que, junto al trabajo del Estado, permitió que se empiece a saber la verdad. La aparición triste que lamentamos -y dimos las condolencias, porque todos hubiéramos esperado un final distinto para Santiago Maldonado- nos acerca a empezar a saber qué fue lo que pasó. Lo que está claro es que en el medio hubo una manipulación política muy grande.

-Un acuerdo entre actores -políticos, empresario, sindicatos- como el español, ¿es una expresión de deseo o lo van a buscar?

-Queremos generar consensos básicos en torno al rumbo de la Argentina con los sectores institucionales y dirigenciales de la Argentina, pero lo queremos hacer de un modo abierto, no de un modo necesariamente similar a otras experiencias, porque el mundo cambió mucho: hay mucha más fragmentación y hay una cuestión más abierta. Hay algunos valores: el principal norte que tenemos es lograr salir de la pobreza y de la desigualdad, que hoy condena a millones de argentinos, que restringe libertades y posibilidades. La Argentina tiene que integrarse al mundo. No podemos vivir con un estado permanentemente en desequilibrio fiscal, entendiendo que los impuestos castiguen la generación de trabajo en vez de fomentarla, no podemos vivir discutiendo la calidad institucional y democrática. Tenemos que poder decir "éstos son ejes centrales para nosotros".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas