Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cómo conocer el mundo a través de las series

Desde un pueblo perdido en un fiordo de Islandia hasta la inmensidad de Nueva, cuatro series imperdibles que, además, nos hacen descubrir lugares.

Jueves 26 de octubre de 2017 • 14:21
0
Trapped
Trapped.

Meterte en la cama con el control remoto en mano y un chocolate, es una gran manera de conocer lugares sin moverte de tu casa y de anotar destinos posibles para tu próxima aventura. En esta nota, te proponemos un recorrido por paisajes imponentes que forman parte de la narrativa de series que podés ver en Netflix. Policiales, historias de amor y thrillers familiares que se desarrollan entre montañas, lagos y playas increíbles.

Trapped

Ver esta serie es sumergirte en el gélido universo de Islandia. Todo sucede en un lugar al que sólo se llega en ferry. La historia de este hipnótico policial comienza cuando el jefe de policía, Andri Olafsson, debe resolver el misterio de un cadáver mutilado que alguien tiró a las aguas heladas del fiordo.

El clima y el paisaje no son simples decorados, sino que constituyen la trama. Los personajes viven el agobio y el encierro que implican las tormentas de nieve constantes, la falta de sol y el aislamiento completo del resto del mundo. La localidad de Seyoisfjorour, donde transcurre la historia, es un elemento clave de la historia. Se trata de un pueblo costero que alguna vez fue de pescadores y que hoy vive del turismo. Rodeado de acantilados y literalmente en medio de la nada, es un destino ideal para los que disfrutan el frío y los que buscan sentirse libres y lejos de la civilización.

The Affair

The affair
The affair.

La serie –mezcla de thriller romántico, drama psicológico y suspenso- que acaba de estrenar su cuarta temporada, transcurre en la localidad de Montauk, a las afueras de Nueva York. Si pensabas que la Gran Manzana era sólo un conglomerado de edificios gigantes, luces de colores, vida nocturna y consumismo, estabas equivocado.

The Affair, dirigida por Sarah Treem y Hagai Levi, nos muestra un costado poco conocido de Nueva York. Montauk es un bello pueblo costero ubicado en el condado de Suffolk al que se puede llegar en sólo tres horas de viaje en tren desde Manhattan. La complicada historia de amor de los protagonistas de la serie comienza en una de sus playas, frente al faro que tiene más de 200 años y que es visitado por cientos de turistas cada año. Viajes en ferry, caminatas por la playa e impresionantes acantilados forman parte de los capítulos donde se desenvuelve la trama de The affair. Si ves la serie, seguro vas a anotar este lugar como próximo destino de viaje, tiene todo para ser uno de esos pueblitos mágicos en los que te quedarías a vivir.

Hinterland

Hinterland
Hinterland.

Mathias intenta resolver una serie de asesinatos mientras va camino hacia la redención. Se trata de una serie dramática y sórdida sobre detectives. La historia transcurre en Gales, en el interior de una región donde llueve sin parar, hay mucho viento, barro y desolación. El entorno y la belleza natural son dos grandes protagonistas de Hinterland: las persecuciones suceden en el medio del monte, entre yuyos, rocas y pastizales.

La gente que allí vive, al igual que el paisaje, es tosca y poco amorosa: todos son sobrevivientes de pasados oscuros e inquietantes. Gales se encuentra en una península al oeste de Gran Bretaña y es un destino interesante para aquellos que buscan algo distinto dentro de Europa: hay castillos, parques nacionales y gran cantidad de pueblitos misteriosos. A tres horas de viaje en tren desde Londres.

Top of the lake

Top of the lake
Top of the lake.

Protagonizada por la gran Elisabeth Moss, la serie transcurre en Laketop, un pequeño pueblo de Nueva Zelanda. Allí, la detective Robin Griffin investiga los crímenes que rodean la desaparición de una niña de 12 años. El imponente paisaje es en Top of the lake mucho más que un escenario donde transcurre la acción. Las montañas, los lagos, bosques y acantilados neozelandeses le dan a la serie un aura especial, crean un clima único y extrañado.

“El paisaje es siempre inocente”, dijo la directora, Jane Campion, en una entrevista. Y eso es algo que se siente en cada capítulo: al margen de la locura de la civilización, de los personajes angustiados y trastornados, existe algo más poderoso y enorme, esa naturaleza desbordante donde el hombre aparece sólo como un pequeño sobreviviente. Uno de los lugares más increíbles donde se filmó Top of the lake es Moke Lake, conocido en la ficción como Paradise, el destino perfecto para los que buscan conectarse con la naturaleza en estado salvaje.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas