Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Gobierno argentino presentó una queja formal por los ejercicios militares británicos en Malvinas

La Cancillería entregó una protesta formal a la embajada del Reino Unido

Jueves 26 de octubre de 2017 • 18:07
SEGUIR
LA NACION
0
Despacho de raciones desde un avión de la Armada Británica hacia los destacamentos Rapier en suelo malvinense
Despacho de raciones desde un avión de la Armada Británica hacia los destacamentos Rapier en suelo malvinense. Foto: 16 Regiment Royal Artillery / TWITTER

El Gobierno argentino presentó hoy una queja formal al Reino Unido por los ejercicios militares previstos para semana próxima en la zona de las Islas Malvinas , que incluyen el lanzamiento de misiles Rapier.

Así lo informó oficialmente la Cancillería, al dar cuenta de una práctica habitual del gobierno de Gran Bretaña, que se remonta a 1982, luego de la guerra en el Atlántico Sur, y que periódicamente contribuye a alimentar la tensión entre ambos países. Se trata de una práctica militar que reúne a los 1500 efectivos que el Reino Unido mantiene en el archipiélago, y en la que participan aviones Eurofighter, unos de los cazas más modernos de las fuerzas británicas, y la batería de misiles de corto alcance que integran la fuerza de defensa instalada en la base militar de las islas, a 60 kilómetros de Puerto Argentino.

La protesta fue presentada hoy por el vicecanciller Daniel Raimondi en una nota entregada en la embajada del Reino Unido. La queja se sustenta en los operativos programados entre el lunes 30 de octubre y el viernes 3 de noviembre, informaron en el Ministerio de Relaciones Exteriores. En el Ministerio de Defensa, a cargo de Oscar Aguad , declinaron opinar sobre los ejercicios británicos y remitieron al comunicado de la Cancillería.

El Gobierno argentino presentó una queja formal por los ejercicios militares británicos en Malvinas
El Gobierno argentino presentó una queja formal por los ejercicios militares británicos en Malvinas. Foto: Archivo / Rodrigo Néspolo

Ya el año pasado, la Cancillería protestó ante la realización de ejercicios similares y le pidió explicaciones al embajador Mark Kent, quien argumentó que se trata de operaciones de rutina.

"La República Argentina rechaza la realización de estos ejercicios en territorio argentino ilegítimamente ocupado por el Reino Unido, los que desconocen resoluciones de las Naciones Unidas y de otros organismos internacionales, que instan a ambos países a reanudar las negociaciones a fin de encontrar una solución pacífica y definitiva a la disputa de soberanía", advirtió la Cancillería.

Reclamó, así, a las autoridades británicas, a "abstenerse de realizar actos unilaterales en los territorios y espacios marítimos bajo disputa".

El Gobierno argentino presentó una queja formal por los ejercicios militares británicos en Malvinas
El Gobierno argentino presentó una queja formal por los ejercicios militares británicos en Malvinas. Foto: Archivo / Rodrigo Néspolo

La Cancillería tomó conocimiento de los ejercicios en el Atlántico Sur a partir de un radioaviso del Servicio de Hidrografía Naval, que informó sobre el desarrollo del operativo, luego de que este organismo recibiera una comunicación formal de su par británico, como lo exigen las normas internacionales. Ante ello, el canciller Jorge Faurié habló con el embajador Kent, quien reconoció la realización de los ejercicios, lo que motivó la queja del gobierno argentino.

"Son ejercicios que lamentablemente el Reino Unido realiza desde la finalización de la guerra de 1982. Durante varios años no lo comunicaba, lo que entrañaba serios riesgos a los aviones y buques que volaban y navegaban por la zona. Luego de varios reclamos a la Organización Marítima Internacional (OMI), por lo menos ahora logramos que cumplan con la obligación de informar", explicó a LA NACION, la subsecretaria de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, doctora María Teresa Kralikas.

La funcionaria confirmó que la Cancillería denunciará el entrenamiento militar con misiles, una vez más, ante el secretario general de las Naciones Unidas, el portugués António Guterres, y ante el titular de la OMI, el coreano Kitack Lim.

Fuentes castrenses recordaron que las operaciones son habituales a esta altura del año, lo que no quita la necesidad de mantener el reclamo ante los foros internacionales. "Son entrenamientos militares en los que se utilizan armamentos con municiones y misiles tierra-aire, de corto alcance, equipados con radares de búsquedas cercanas", explicó la fuente consultada.

En diálogo con LA NACION, el diputado nacional Carlos Gustavo Roma (Pro-Tierra del Fuego), que integra la Comisión de Defensa y el Grupo Parlamentario de Amistad con el Reino Unido, anticipó que está en elaboración un proyecto de resolución para "cuestionar esta práctica contraria al espíritu de acercamiento entre ambos países".

Roma instó a mantener en alto los reclamos por la soberanía ante los organismos internacionales y dijo que en estos casos corresponde citar al embajador para expresar el malestar.

Además del antecedente del año pasado, hace siete meses el gobierno de Mauricio Macri transmitió su "preocupación a la Cancillería por autorizar la realización de escalas en sus aeropuertos de vuelos militares británicos con destino a Malvinas.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas