Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Verano en Brasil: cuidado con los cargos por equipaje

Las aerolíneas brasileñas comenzaron a cobrar por todas las valijas despachadas en vuelos de cabotaje

Domingo 29 de octubre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Foto: Shutterstock

RIO DE JANEIRO. Si tiene pensado venir a Brasil y acá volar a algún otro destino dentro del país, tenga en cuenta que recientemente cambiaron las reglas para el traslado de equipaje. Y si bien el objetivo de la Asociación Nacional de Aviación Civil (Anac) era que los pasajes se volvieran más baratos, ¡en realidad se encarecieron!

Hasta mayo, las aerolíneas brasileñas (Latam, Gol, Azul y Avianca) permitían viajar con un bulto de hasta 5 kgs como equipaje de mano y despachar una valija de hasta 23 kgs en vuelos nacionales o dos de hasta 32 kgs en vuelos internacionales.

A partir de la modificación, el límite para el equipaje de mano subió a 10 kgs, pero para el despachado se dejó que cada empresa aérea defina su estrategia. Todas empezaron a cobrar R$ 30 por la primera valija despachada si es que se hace la reserva de manera anticipada por sus sitios en Internet, y hasta el doble si el pasajero decide despachar equipaje recién al hacer el check-in en el aeropuerto.

Los pasajes no bajaron

La idea detrás del reclamo de las aerolíneas, se dijo, era fomentar los vuelos con tarifas más reducidas para quien volara apenas con equipaje de mano, y revertir así el desplome del 7,8% que sufrió el número de pasajeros de avión el año pasado (la peor caída en la última década), debido a la crisis económica que atravesó Brasil en los últimos dos años.

Se había prometido que, en términos generales, el precio de los pasajes bajarían. Pero un estudio de la Fundación Getúlio Vargas indica que desde junio -cuando se estableció el nuevo sistema de cobranza por equipaje- hasta septiembre el precio de los vuelos aumentó en hasta 35,9% en las aerolíneas brasileñas. Tanto el Instituto Brasilero de Defensa del Consumidor como el Ministerio de Justicia iniciaron investigaciones al respecto.

Es una pena porque en los últimos años, gracias al Mundial de Fútbol de 2014 y las Olimpíadas de Río de Janeiro de 2016, Brasil mejoró sustantivamente su red aeroportuaria, y es mucho más fácil volar por el país así como moverse por las grandes terminales aéreas que fueron privatizadas, como por las nuevas construidas en sitios como Natal o Jericoacoara.

En la primera ronda se licitaron los aeropuertos de San Pablo (Guarulhos), Río de Janeiro (Galeão), Belo Horizonte (Confins), Brasilia y Viracopos, y este año se le agregaron los de Florianópolis, Porto Alegre, Salvador y Fortaleza.

Las millonarias inversiones que se realizaron para modernizar la red aeroportuaria -en su mayoría a cargo de concesiones a compañías internacionales, como la argentina Corporación América-, están amenazadas por la actitud de las aerolíneas que afirman impulsar cambios en el sistema de cobranza de equipaje para incentivar más vuelos, pero al final también aumentan el costo de los pasajes.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas