Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Diego Cocca, obligado a tocar las teclas justas una vez más

En un momento clave de su segundo ciclo en Racing, buscará una reacción en el equipo

Viernes 27 de octubre de 2017
0
"Para encontrarle la vuelta al equipo hay que moverlo", dice Cocca
"Para encontrarle la vuelta al equipo hay que moverlo", dice Cocca. Foto: Reuters

El sol ayuda a llevar la tarde de agosto en el country Mapuche de Pilar, el lugar que eligió Racing para hacer la pretemporada. Durante un trabajo táctico defensivo, Diego Cocca por primera vez para un once que se supone será la base para el ajetreado semestre que se le viene a la Academia. El entrenador está encima de las jugadas, da indicaciones, gesticula y grita una frase que probablemente leyó en algunos de los libros de liderazgo con los que se forma: "¡Háblense! ¡Un equipo que se habla y se conoce juega con uno más!". Tres meses y once partidos después, Racing aun es una incógnita: sus once refuerzos todavía no se acomodan, el DT no pudo repetir una formación de un partido al otro, no encontró un esquema con el que se sienta cómodo y convirtió apenas un gol en los últimos seis partidos.

La salida de Lisandro López a quince minutos del final en el Defensores del Chaco, con la Academia perdiendo 1 a 0, es otra de las imágenes que demuestran el desconcierto. Licha es el capitán y el referente de este equipo que en el segundo tiempo de la derrota ante Libertad sólo había encontrado el camino al arco con un débil disparo de López. Sin embargo, Cocca eligió reemplazarlo por el juvenil Maxi Cuadra. "Si Lisandro juega muy lejos del arquero se le va a hacer muy difícil. Buscamos a un jugador que tenga más recorrido y que pueda llegar al gol", explicó luego el técnico.

Ese parece ser el principal problema de Racing: llegar al gol. En los últimos seis juegos sólo consiguió un tanto, aquel del colombiano Andrés Ibargüen ante Tigre. No se trata de un problema de efectividad. No es un equipo que falle en el área rival, sino que le cuesta encontrar las maneras para llegar hasta allí. Contando los últimos siete partidos, pateó apenas 18 veces al arco, según Datafactory. Menos de dos tiros y medio por juego. Casi un disparo por tiempo en los últimos siete juegos. "No estamos jugando bien, no encontramos los circuitos. Tenemos jugadores de buen pie, pero para encontrarle la vuelta hay que moverlo. El equipo no genera situaciones, llegamos hasta tres cuartos de cancha y no encontramos los espacios", reconoció Cocca en la conferencia de prensa posterior a la derrota en Asunción.

Por "moverlo" el técnico se refiere a las variantes. Las modificaciones han sido una constante en lo que va del semestre. Cocca nunca pudo repetir los nombres de un partido al otro. Las lesiones y las suspensiones hicieron su parte, pero los cambios se repitieron en la búsqueda de encontrar un mejor funcionamiento. Incluso, Cocca varió los esquemas: probó con línea de tres, de cuatro y de cinco en el fondo; en el medio también ensayó con cuatro volantes, con tres y hasta con sólo dos mediocampistas; y arriba supo jugar con una pareja de ataque y con un tridente. Racing pareció encontrar el equipo en la serie de octavos de final de la Sudamericana ante Corinthians, pero fue sólo un espejismo. Cinco semanas después de haber pasado a un duro rival como el Timao, es muy difícil arriesgar cómo formará la Academia el próximo miércoles para intentar dar vuelta la llave ante Libertad.

Otro de los motivos por los que este equipo no termina de arrancar es que la adaptación de los once refuerzos no ha sido buena. Salvo los casos de Egidio Arévalo Ríos y Augusto Solari, que se ganaron un lugar en el equipo gracias a su regularidad, el resto de las incorporaciones no han aportado lo que se esperaba de ellos. Enrique Triverio, que llegaba con la responsabilidad de reemplazar a Gustavo Bou, marcó dos goles en nueve partidos, y sobre todo en los últimos juegos tuvo flojas actuaciones. El colombiano Ibargüen debía ser el hombre que disimule la falta de Marcos Acuña, pero apenas jugó dos partidos como titular desde que llegó a Avellaneda. Lucas Orban y Alexis Soto son las otras compras que tuvieron participación, aunque no fueron regulares en su rendimiento. Javier García, Renzo Saravia, Juan Patiño, Rodrigo Amaral y Martín Ojeda, en tanto, tuvieron muy pocos minutos.

Acaso la mejor noticia que se trajo Racing del Defensores del Chaco fue que el resultado está abierto. Y más allá de las dudas en el rendimiento, la Academia tiene algunos motivos para pensar que el próximo miércoles, en el Cilindro, todo será distinto. Ante Libertad, Cocca cumplió un centenar de partidos en el banco académico. Es el entrenador con mejor efectividad de la historia: sumó el 63,66% de los puntos. De local (45 juegos), el porcentaje se eleva a más de 80%. En los momentos límites, el técnico siempre echa mano a la varita mágica para tocar la tecla justa.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas