Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Montiel, la nueva joya de Gallardo y la debilidad del entrenador: los jugadores polifuncionales

Gallardo valora mucho la versatilidad del futbolista y con Enzo Pérez, Saracchi y De La Cruz lo reconfirmó; ha utilizado 11 esquemas tácticos

Viernes 27 de octubre de 2017
0
Montiel (en el centro), rodeado por Nacho Fernández y Maxi Velázquez
Montiel (en el centro), rodeado por Nacho Fernández y Maxi Velázquez. Foto: Reuters

"Montiel es un bombero". Las recientes palabras de Gallardo sobre Gonzalo Montiel , el defensor juvenil de 20 años que comienza a consolidarse en Primera son un fiel reflejo de una constante que se repite desde que llegó a River hace más de tres años. Estratego por naturaleza, el Muñeco siempre apuesta exprimir al máximo las virtudes y potencialidades de cada jugador que está bajo su ala. Por eso, tiene una alta consideración por aquellos nombres que le pueden brindar opciones en distintas posiciones del terreno de juego. La polifuncionalidad y la rápida mutabilidad es un aspecto que cotiza en bolsa para el DT millonario.

"Tiene un gran poder de adaptación. Es un competidor nato. Teníamos buenas referencias de sus entrenadores de las inferiores. Fuimos preparándole el terreno para que juegue de lateral. Está bien y es un jugador que yo quiero mucho", agregó Gallardo sobre Montiel, quien ante Lanús jugó como lateral derecho y frente a Jorge Wilstermann lo hizo de stopper en una línea de tres, pese a que su puesto original es zaguero central y hasta jugó como volante en la Reserva.

Este último caso es la confirmación de una tendencia que se reconfirmó en el último mercado de pases con las incorporaciones de Enzo Pérez, Nicolás De La Cruz y Marcelo Saracchi, tres futbolistas que no cuentan con una única función dentro de su repertorio, sino que se acoplan a lo que el equipo necesite. A saber: Pérez puede jugar tanto como volante interno como externo y lo hemos visto situado contenido al lado de Ponzio o desenvuelto con vocación ofensiva; De La Cruz, quien en su carrera comenzó como extremo por derecha y luego cambió para ser mediapunta, ya ha jugado por todo el frente de ataque, tanto en el centro como en las bandas; y Saracchi puede ubicarse como lateral o volante izquierdo.

Ellos tres son los más volátiles de los que llegaron meses atrás, pero, exceptuando a Germán Lux, el resto también sigue la misma línea: Javier Pinola se adaptó de buena manera a una línea de tres como stopper izquierdo e Ignacio Scocco ha jugado como mediapunta o único nueve, al igual que Rafael Borré, quien puede ser delantero de referencia, segundo delantero o extremo.

Con sus decisiones, Gallardo ha dejado en claro que la capacidad de comprender lo que desea para su equipo y la versatilidad en el terreno de juego son dos aspectos que valora mucho. Así, las variantes le han permitido jugar con al menos once sistemas tácticos diferentes: 4-3-1-2, 4-3-3, 4-4-2, 4-3-2-1, 4-1-4-1, 4-1-3-2, 4-3-2-1, 4-5-1, 3-4-2-1, 3-4-3 y 3-3-1-3.

Al día de hoy, en el ataque, también posee a Gonzalo Martínez (extremo derecho o izquierdo, enganche y mediapunta), Ignacio Fernández (volante interno y externo; también ha jugado de extremo o atrás del delantero) y Carlos Auzqui (volante por derecha, mediapunta, centro delantero o extremo derecho).

En enero de 2017, recuperó a otro de los baluartes: Ariel Rojas. Después de su partida a Cruz Azul de México en junio de 2015, el volante de 31 años regresó a Núñez para aportar su clásico despliegue por el mediocampo, con marca y distribución. Pese a que en el último tiempo bajó su rendimiento y perdió lugar, su llegada en el primer semestre le dio al equipo el sostén necesario para equilibrar el juego. Además, aporta variantes: puede jugar de lateral o volante izquierdo con ida y vuelta, acompañando a Ponzio como doble cinco o, como lo hizo frente a Lanús, recostado sobre el sector izquierdo del mediocampo.

Quizás uno de los casos más emblemáticos es el de Sebastián Driussi, a quien el DT utilizó como volante por izquierda, volante o extremo por derecha, mediapunta y centro delantero, hasta que se consolidó en la dupla de ataque con Lucas Alario.

Camilo Mayada es uno de los jugadores que también tiene una alta valoración por su polifuncionalidad. Ha jugado de lateral, carrilero o volante por ambas bandas, dejando de lado su puesto clásico como mediocampista por derecha. Hoy, suspendido por doping hasta el 18 de diciembre, es una baja sensible.

Para el Muñeco, no hay distinciones entre jugadores jóvenes o consagrados. Durante gran parte de 2016 eligió a Leonardo Ponzio como defensor central. En una prueba que dejó más dudas que certezas, finalmente optó por ubicarlo en su puesto natural de volante. En el último verano, también intentó ubicar a Iván Rossi, mediocampista central, en la zaga. Pero su rendimiento frente a Aldosivi en Mar del Plata no fue positivo y no lo repitió.

Otros de los experimentados que fueron mutando son los uruguayos Carlos Sánchez y Rodrigo Mora. El volante que hoy juega en Monterrey de México se afianzó como volante por derecha, pero ha tenido participaciones como enganche o extremo derecho. En tanto, el delantero que continúa con su recuperación tras la operación en la cadera, tuvo sus buenos pasajes de juego como mediocampista por derecha, aunque sus mejores momentos fueron como segundo delantero.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas