Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Me siento útil, fuerte y sano

Viernes 27 de octubre de 2017
LA NACION
0
Manu Ginóbili
Manu Ginóbili. Foto: AFP

ORLANDO.– Estoy contento, porque es un lindo arranque el que tuvimos. Aunque también reconozco que es algo irregular: a lo largo de un mismo partido podemos defender o atacar muy bien, como también tenemos momentos en los que hacemos todo lo contrario. Van cuatro juegos y con una pretemporada corta, por lo tanto, es lógico que nos esté pasando eso. Incluso, creo que a todos los equipos les puede suceder. Pero claro, si tenemos en cuenta que estamos jugando sin Kawhi (Leonard) sin Tony (Parker) y ahora también sin Lauvergne, y que pudimos encontrar la forma de ganar los primeros cuatro partidos, hay que ser optimistas. Ojo, debemos ser humildes, porque sabemos que tenemos mucho por mejorar y todavía no jugamos contra los mejores equipos de la liga.

Me parece que el hecho de haber cumplido 40 me quitó responsabilidades. Que todo lo que doy, suma. Y si no doy, no pasa nada. Entonces, estoy en una situación bastante preferencial. Juego 20 minutos por partido y me siento conforme con eso. Y hasta estuve cerrando los encuentros, aunque entiendo que es una situación irreal porque nos falta nuestro mejor jugador (por Leonard). Descuento que cuando vuelva Kawhi volveré a mis expectativas iniciales, además porque los dos, de alguna manera, jugamos en la misma posición. Y a Danny (Green) no se lo puede sacar de la cancha porque es, junto con Kawhi, nuestro mejor defensor. Además, es un tirador tremendo y está jugando muy bien.

Por eso, dentro de lo que está sucediendo, me siento bien, útil, fuerte y sano. Estoy jugando más de 20 minutos, algo que no pensé que iba a suceder. Y me siento bien con jugar ese tiempo, no es que estoy arruinado y que al otro día ando arrastrándome por el piso. Por ahí los dos primeros partidos me costaron más, pero después me fui acomodando. Eso me deja tranquilo y de buen humor.

Veo que se me dieron situaciones de juego que no son habituales y eso me parece que es porque tengo la pelota un poco más en la mano. No hago nada en especial ahora que estoy más grande. Lo que me brinda el hecho de tener 40 años y saber de mi veteranía es que tengo tranquilidad para encarar los partidos. Pero ojo, porque voy a tener partidos en los que tenga más pérdidas que puntos y no pasa nada tampoco con eso. Es normal que pase. Lo bueno es que tenemos un equipo muy profundo, en donde quizás ingresa Brando Paul y juega bien, o lo hacen Bertans (Davis) o White (Larry) y también saben cómo hacerlo. Saber que el juego no pasa más por mí –eso pasa desde hace varios años– y que no se dependa de lo que haga me ofrece más calma mental. Es más saludable para mí.

Fue una noche especial la última en Miami, porque había mucha gente que se acercó a vernos y es muy halagador que me demuestren tanto afecto. Debería ser de piedra si eso no me generase nada. Lo que sí debo reconocer es que no me influye en jugar bien o mal. Yo trato de jugar siempre bien, pero emocionalmente es lindo que te acompañen. El partido anterior, en Chicago, también había mucha gente que fue a verme. Sé que algunos viajan especialmente para eso y sinceramente es algo que me da alegría. Me hace bien, insisto que no para jugar, pero es un muy lindo sentir tanto aprecio y respeto.

"Está bueno haber ganado los primeros partidos, porque nos da aire y un pequeño colchón para esperar a Kawhi y a Tony"
Manu Ginóbili

Me gusta enfocarme en el equipo y todos comprendemos que debemos estar tranquilos. Tenemos clarísimo que necesitamos a Kawhi para contar con chances de estar arriba y lograr el objetivo final. Para eso necesitamos que vuelva, que esté sano y bien. No estamos haciendo nada novedoso en nuestro juego. Salvo el partido con Miami, donde tuvimos un mejor desempeño ofensivo, con momentos de LaMarcus (Aldridge) y de Rudy (Gay) que fueron tremendos, en los tres primeros partidos nos bancó la defensa. Me parece que debemos mejorar en ataque. Creo que la segunda unidad es la que más necesita jugar junta, es la que todavía no está ajustado como pretendemos.

Más allá de estas cuestiones, está bueno cómo se están acoplando los muchachos nuevos. Diría que lo están haciendo bastante más rápido de lo que suponíamos. Rudy (Gay) me sorprendió, porque no pensé que nos podía dar tanto tan rápido. No porque no tenga el talento para hacerlo, sino porque estuvo 8 meses sin jugar y está en un sistema prácticamente nuevo. Lauvergne (Joffrey) arrancó bien, pero se lesionó (tiene un esguince de tobillo), aunque sabemos que tiene mucho potencial. Y Brandon Paul también nos ayudó en los minutos que tuvo.

Nos quedan tres partidos de esta gira fuera de San Antonio. Esta noche vamos contra Orlando, que si bien en la previa se puede decir que es de los accesibles, nada está dicho, porque hoy por hoy se puede perder contra cualquier equipo. Los Magic no figuran en los planes de muchos, pero te agarran inspirados los chicos y te pasan por arriba. Por eso es importante jugar bien estos partidos fuera de casa. Está bueno haber ganado los primeros cuatro partidos. Eso nos da un poco de aire y es un pequeño colchón para esperar a Kawhi y a Tony.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas