Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fuerte baja en el impuesto a los ingresos brutos

Se triplica el monto de facturación para poder solicitar la exención

Viernes 27 de octubre de 2017
0

Uno de los objetivos de la Casa Rosada es la reducción de impuestos para aumentar la productividad en la economía argentina. Alineada con ese objetivo, la Ciudad planteó un baja en el impuesto a los ingresos brutos para las industrias. En concreto, según explicó a LA NACION el ministro de Hacienda porteño, Martín Mura, son dos las medidas que apuntan a ese objetivo.

La primera de ellas es la reducción del porcentaje por ese impuesto que se les cobra a empresas que tienen sus plantas en otras partes del país, pero que operan en la ciudad. Hoy, ese gravamen se encuentra en el 4%. A partir de 2018 se reducirá al 2% y, a su vez, tendrá una disminución de medio punto porcentual por año hasta 2020. Esta medida afectará a 27.000 de las 28.000 empresas radicadas en territorio porteño.

Asimismo, se elevará el tope de la facturación anual para considerar exenta la actividad industrial: de $ 24 millones pasarán a $ 75 millones, con lo que se permitirá que -según los cálculos que hacen en Hacienda- 20.000 empresas puedan incorporarse a ese beneficio.

Ambas iniciativas tendrán un impacto del 3,5% en los recursos de la Ciudad, es decir, equivalen a $ 380 millones, que el gobierno porteño espera recuperar por crecimiento económico, ya que el beneficio apunta directamente a las pymes industriales, que generan el 80% de los puestos de trabajo.

A diferencia de otras provincias, en las que la principal fuente de ingresos son las transferencias del Estado nacional, en la Ciudad la mayor fuente de financiamiento es el impuesto a los ingresos brutos, que representa poco más del 50% de los recursos. "Esta decisión se toma en el contexto de una política nacional de reducción de la presión impositiva", afirmó Mura.

Otras de las variaciones será la elevación del monto máximo anual para quienes quieran ingresar al régimen simplificado del monotributo; de $ 400.000 anuales se subirá a $ 700.000. A diferencia del régimen normal, en el simplificado se paga una cuota fija bimestral. Esto quiere decir que, por ejemplo, si alguien realiza un trabajo y tiene pensado cobrarlo a 60 días puede pagar los impuestos correspondientes de forma contemporánea al cobro. Lo que se busca, según fuentes gubernamentales, es dar mayores facilidades a los contribuyentes.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas