Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Valencia se prepara para lucir un Foster

El Palacio de Ferias y Congresos del Ayuntamiento valenciano se inscribe dentro del Programa de Rehabilitación Urbana, que tiene a la avenida Pío XII como uno de sus principales ejes

Miércoles 29 de julio de 1998

Valencia parece querer oscurecer la actual fama de Bilbao en materia de aggiornamento arquitectónico. Además de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Santiago Calatrava, marcha a paso rápido el Palacio de Ferias y Congresos del Ayuntamiento y se anuncia su inauguración para mediados de agosto. Se podría decir que este edificio, diseñado por el arquitecto inglés sir Norman Foster, tiene los atributos de un neoclásico inglés. Aunque está hecho con materia prima valenciana y ha sido adaptado al clima del lugar, posee una clásica sobriedad en la cubierta de planta lenticular que se apoya sobre esbeltos pilotes de cemento y alberga bajo su alero todas las dependencias del nuevo edificio, foro de encuentros en Valencia, y se destaca la forma elegante en que levanta el ala del sombrero-cubierta, para dar ambiente a un gran espacio que marca el acceso desde la avenida Pío XII. Por otro lado, el estudio Norman Foster & Partners se ajustó a las circunstancias urbanísticas planteadas por las autoridades del Plan Parcial de Valencia, que gerencian el Programa de Rehabilitación Urbana que tiene a la avenida Pío XII como uno de sus ejes, junto con la ya mencionada Ciudad de las Artes y las Ciencias. Ambos conjuntos prometen hacer más dinámica la actividad económica de Valencia, creando más hoteles, centros de reuniones, servicios, etcétera.

Un criterio operacional

El programa de necesidades para el Palacio de Ferias ha sido la conclusión de un minucioso análisis por parte de los diseñadores y el Ayuntamiento, de los criterios operacionales de usuario y mercado. En el terreno vecino al Palacio de Ferias y Congresos, se prevé destinar una parcela privada de uso mixto residencial terciario.

El edificio

La curva domina la geometría de este palacio de encuentros feriales. La planta posee una modulación de red radial. Los catorce ejes de replanteo convergen a un punto exterior al edificio y definen las líneas de apoyo de la estructura de la cubierta. Luego, de forma perpendicular se dibuja una red secundaria, concéntrica, con una serie de arcos separados cada 3 metros, por donde se encuentran las trazas de los tabiques separadores y baldosas de pisos. La altura del edificio varía irregularmente, y las columnas del acceso al frente tienen 18 metros, mientras que más atrás bajan a 11 metros.

Hay una continuidad en el tratamiento cromático del edificio: el gris acerado de la cenefa de la cubierta se continúa con el gris del cemento de pilotes y vigas y de las piezas horizontales de la cubierta que se ve en los interiores. Los armazones de los parasoles contrastan con la piedra caliza beige que Norman Foster escogió con especial esmero en las canteras de Málaga, y que da secuencia con los paños interiores de chapa de madera de arce. El sistema estructural-constructivo se compone de pilotes y vigas curvas premoldeadas al pie de obra con moldes metálicos de acero, revestido con epoxi. Se utilizaron vibradores para asegurar una terminación superficial de grano fino. Por sobre las viguetas se echó un mortero liviano de compresión y por arriba se realizó el recubrimiento con una chapa de una aleación aluminio-zinc (Al-Zn), importada en rollos de Alemania (sistema Kal-Zip, con licencia Hoogovens). La cenefa de borde es un elemento añadido, también de aleación Al-Zn.

Los parasoles tienen una estructura metálica de acero pintado que soporta un parasol de cristal templado tipo sándwich, de un film plástico blanco, estructura que también sostiene el muro-cortina transparente que rodea la gran galería de distribución de las salas de auditorios. El diseñador inglés dispuso la secuencia de brises-soleils a manera de louvers distribuidores de la claridad valenciana, abiertos al Nordeste (equivalente al sureste en nuestro hemisferio) con intención de producir áreas iluminadas con luz natural en el interior del edificio.

Por Daniel Casoy

FICHA TECNICA

Foster está en un momento de grandes realizaciones:

Las estaciones del metro de Bilbao

La futura torre de comunicaciones, en Santiago de Compostela

La torre de comunicaciones de Collserolla, en Barcelona

La nueva imagen de las gasolineras Repsol

La primera gasolinera Repsol construida para la Expo Lisboa 98

El aeropuerto de Hong Kong, en Chek Lap Kok (500.000 metros cuadrados, que recibirá 35.000.000 pasajeros anuales)

Te puede interesar