Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Polémica porque dejaron afuera a Janet Jackson del Super Bowl

En las redes sociales criticaron la decisión de que Justin Timberlake actúe en el famoso medio tiempo de ese juego luego de que le arrancó por accidente parte del vestido a Jackson en 2004

Sábado 28 de octubre de 2017
0
Timberlake será la estrella de la noche con más rating
Timberlake será la estrella de la noche con más rating. Foto: AP

NUEVA YORK (AP).- La noticia de que Justin Timberlake será el encargado del show de medio tiempo del Super Bowl provocó reacciones negativas de mujeres, minorías y otros grupos, que sostienen que Janet Jackson fue injustamente obligada a pagar un precio mucho más alto que él por aquella "falla de vestuario" que dejó al descubierto su pecho en el gran juego de 2004. El hashtag#justiceforjanet (#justiciaparajanet) fue tendencia esta semana en las redes sociales luego de que la NFL anunciara que Timberlake actuaría el 4 de febrero próximo en Minneapolis.

Algunos argumentaron que Jackson fue víctima de una doble moral sexista y racista, y recibió hace más de una década un trato más duro que Timberlake, quien se benefició del "privilegio del hombre blanco". "Su cuerpo no fue penalizado ni demonizado del modo en que lo fue el de ella, y eso tiene que ver con que es un hombre blanco", dijo Janell Hobson, profesora asociada de estudios femeninos, de género y sexualidad en la Universidad Estatal de Nueva York en Albany. Representantes de Timberlake y Jackson no respondieron los comentarios.

La NFL dijo que nadie había sido vetado del espectáculo del medio tiempo -en una referencia indirecta a Jackson-, pero no ahondó en la decisión de invitar otra vez a Timberlake ni comentó específicamente la ausencia de Jackson.

Hace 13 años, mientras Timberlake cantaba "Bet I Have you Naked at the End of this Song" ("Apuesto a que te tendré desnuda para el final de esta canción"), arrancó parte del traje de Jackson dejando al descubierto su seno derecho, apenas tapado en el pezón. Jackson luego dijo que llevaba una pieza de ropa interior de encaje que se suponía que iba a permanecer intacta, pero que accidentalmente se rompió.

Una semana después fue vetada de la transmisión de los premios Grammy, donde tenía previsto cantar, y su estrellato decayó, aunque con el tiempo se recuperó. Su álbum de 2015 debutó en el número uno de las listas de popularidad de Billboard, y ahora realiza una exitosa gira musical.

En cambio, ésta será la tercera actuación de Timberlake en el medio tiempo del Super Bowl, un récord para cualquier artista. La primera vez fue en 2001, con su banda de chicos Nsync, y la segunda como invitado de Jackson.

Timberlake se ha disculpado más de una vez por el incidente a lo largo de los años. Cuando se le preguntó sobre la falla de vestuario en una entrevista esta semana, dijo: "Eso no ocurrirá esta vez".

Las redes sociales hicieron erupción cuando se hizo el anuncio del Super Bowl, especialmente la comunidad negra en Twitter.

"Tomando en cuenta el daño que ese momento le hizo injustamente a su carrera [la de Jackson], me gustaría no volver a ver nunca más a Justin en el Super Bowl", dijo Jamilah Lemieux, vicepresidenta de noticias y programación masculina de la compañía editorial digital iOne Digital y del cibersitio de cultura negra Cassius.

"Eso a él no lo desaceleró. A ella no le permitieron ir a los Grammy. ¿Cómo se hacen unos Grammy sin Janet Jackson?", preguntó Lemieux. "Ella ha enfrentado más castigos por la exhibición de su pecho que personas que han sido acusadas de abuso sexual", agregó.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas