Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Con Biaggio, San Lorenzo volvió a creer y es el expectante escolta de Boca

Como visitante, derrotó a Temperley 2 a 0 y se ilusiona en el campeonato

Domingo 29 de octubre de 2017 • 10:00
SEGUIR
PARA LA NACION
  |  
TemperleyTemperley

-

P
San LorenzoSan Lorenzo

-

P
0

Temperley-San Lorenzo
Temperley-San Lorenzo. Foto: FotoBAIRES

Si hay algo que define a Claudio Biaggio en su relación con San Lorenzo es el utilitarismo. Entrenador de bajo perfil, el Pampa conoce a la perfección las entrañas del club de Boedo: previo a su llegada al primer equipo, condujo la novena división, también la séptima y se asentó en la reserva, con la que se consagró campeón en 2015. Por ejemplo, antes de consolidarse en el plantel de primera, por sus manos pasaron Bautista Merlini, Gabriel Rojas, Marcos Senesi y Nahuel Barrios. Con el director técnico invicto desde que tomó las riendas, ayer el Ciclón venció a Temperley 2-0 y una seguidilla de buenos resultados los coloca como el expectante escolta de Boca. Y como Biaggio aseguró hace algunos días que su intención es tomar vuelo propio en la máxima categoría, nadie tiene en claro qué pasará con su futuro si finalmente se decantan por Jorge Almirón. Ahora, ¿continuará el entrenador en caso de que los azulgranas continúen con los buenos resultados en las cinco fechas que restan hasta terminar el año?

La fe es un capital importante y ese es un rasgo que a Biaggio lo identifica ya desde sus épocas como goleador. Así, el DT de San Lorenzo va construyendo su camino y semana tras semana intenta encadenar victorias para que la dirigencia del Ciclón observe hacia adentro una vez que tenga que decidir acerca del futuro entrenador. Con Biaggio al mando, en sus cuatro exámenes, San Lorenzo sacó diez unidades sobre 12 posibles y escaló hasta la segunda posición. Ayer no exhibió su mejor versión, es cierto, pero impuso condiciones y jerarquía en la pulseada en el Sur.

A los 13 minutos, San Lorenzo presionó en terreno rival y abrió el marcador después de un grosero error defensivo de Marcos Figueroa y una veloz definición de Gabriel Gudiño cara a cara con Josué Ayala. El ex volante de Atlético de Rafaela culminó la jugada con calma y frialdad para convertir su primer gol en el Ciclón.

La última línea local nunca aportó seguridad y con la tenencia de la pelota Temperley se multiplicó en errores. En la delantera, Ramiro Costa batalló en soledad. El Celeste nunca pudo profundizar en sus intenciones de ataques. A esa impericia se agregó que el entrenador Gustavo Álvarez debió realizar dos modificaciones en el primer tiempo por molestias físicas de Figueroa y Montagna.

En esa etapa San Lorenzo lo buscó con mayor claridad y pudo aumentar el marcador de no ser por una estupenda atajada de Ayala tras un zurdazo de Belluschi, a los 43.

En el inicio del segundo tiempo Temperley arrinconó a los azulgranas mediante centros y haciendo prevalecer su presencia física. Al menos cuatro ocasiones tuvo el local para conseguir su gol, pero careció de frialdad para resolver. San Lorenzo se refugió en el fondo y se agigantó la tarea de Nicolás Navarro, el mejor del partido. A los 29, Mathías Villasanti lo tuvo abajo del arco tras un centro de Marcos Pinto pero Navarro la mandó al córner con un manotazo. A esa altura, el Celeste ya se merecía la igualdad.

Pero todo fue de Temperley. Lo bueno y lo malo. Las fallas no hicieron otra cosa que poner en evidencia cuál es el momento por el que transita cada elenco. A los 32, se durmió Pinto cerca de la línea de fondo, la punteó Nicolás Blandi y sentenció Ezequiel Cerutti. Prácticamente sin aproximaciones y con escasa profundidad, San Lorenzo estiró las cifras y terminó por desmoronar las intenciones del Gasolero. El desahogo personal de Cerutti en las últimas semanas es también un alivio para el equipo, y fundamentalmente para Blandi, quien en la última etapa de Diego Aguirre reclamaba mayor presencia en el área rival.

Con escaso poder de fuego (apenas tres tantos en siete encuentros), Temperley empieza a alertarse con la tabla de los promedios, donde ocupa uno de los cuatro lugares de descenso a la B Nacional. Pudo escaparle con el suspiro final en el último torneo. La tarea, en el presente certamen, asoma cuesta arriba.

A pesar de contar con varios lesionados, Biaggio movió fichas y revitalizó a San Lorenzo. Ahora tiene por delante cinco fechas para darle dirección a su destino

El resumen del partido

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas