Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ser turista en la ciudad: los 10 imperdibles del festival Open House

Hoy y mañana se podrá entrar, gratis, a edificios y viviendas que forman parte de las joyas arquitectónicas clásicas y modernas de la Capital

Sábado 28 de octubre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Desde la cúpula del edificio Miguel Bencich se puede ver gran parte de la ciudad
Desde la cúpula del edificio Miguel Bencich se puede ver gran parte de la ciudad.

Convertirse en turista en la propia ciudad. Eso es lo que siente Mariana Rodríguez Casares cada vez que participa del festival internacional de arquitectura y urbanismo Open House Buenos Aires, que durante dos días propone recorrer por dentro cientos de edificios notables. "A veces, viajás y conocés más las construcciones del exterior que las del lugar donde naciste. Para mí, cada Open House es una experiencia nueva, los edificios cambian y hay nuevas oportunidades de aprender", dice.

Hoy y mañana, cuando empiece esta propuesta, Rodríguez Casares y unas 30.000 personas podrán visitar, gratis, 106 construcciones de la Capital, usualmente cerradas al público. Durante esos días, 650 voluntarios guiarán a los visitantes para que conozcan las anécdotas escondidas detrás de los muros de íconos tradicionales y modernos de la arquitectura porteña.

El festival, nacido en Londres en 1992, está organizado por CoHabitar Urbano, una asociación civil conformada por profesionales y estudiantes de Arquitectura que reclutan voluntarios dispuestos a guiar a los visitantes en cada uno de los recorridos. "Se generan intercambios muy enriquecedores entre el público y nosotros. Todos observamos y aportamos cosas distintas. Es un encuentro colectivo y no unilateral. Nadie queda afuera", señala Martín Larrañaga, que es voluntario en la ONG desde hace cuatro años.

Los motivos por los que una construcción puede integrar el listado anual de Open House pueden variar. "Hay personas que ofrecen su casa para que la mostremos y nosotros analizamos si tiene valor arquitectónico suficiente para incluirla. Pero también recorremos la ciudad, elegimos puntos que nos parece atractivos para incorporar en cada nueva edición", explica Santiago Chibán, uno de los organizadores.

Por el interés que despierta el encuentro, para hacer determinadas visitas hay que inscribirse en www.openhousebsas.org. Allí se consigna el listado de las construcciones disponibles para visitar y los horarios para recorrerlas. Si bien ya hay cupos agotados para visitar algunos edificios, otros estarán disponibles, por lo que se aconseja llegar media hora antes de la hora indicada. El sistema, para los que se hayan inscripto, es similar al que se implementa en La Noche de los Museos: formar fila y esperar para ingresar. En el caso de que no hubiera cupo, se podrá entrar con el contingente siguiente.

Terrazas y cúpulas

Entre las 10 obras imperdibles para visitar este fin de semana se destacan, tal como sucedió en ediciones anteriores, joyas de diferentes estilos. Entre ellas hay dos en pleno microcentro. Por un lado, el Banco Hipotecario (Reconquista 101), una mole de hormigón armado, típico exponente de lo que, en la década del 60, fue el movimiento brutalista. A pocas cuadras, el edificio Miguel Bencich (Roque Sáenz Peña 616), construido en 1928 por Eduardo Le Monnier. Allí, María Eugenia Cabezas, nieta de Bencich, invitará a subir a la terraza de una de las cúpulas para tener una vista privilegiada de gran parte la ciudad. "El Bencich tiene dos cúpulas, cosa que estaba prohibida en la época, y por eso nunca tuvo el certificado de final de obra", revela. Luego los hará pasar al interior de una de las cúpulas, que hoy ocupa un estudio de producciones audiovisuales. Dentro se observan las características propias de una obra ecléctica, de renta, y de principios del siglo pasado.

Open House incorpora además, año tras año, ejemplos de arquitectura moderna, como el PH Lavalleja (Lavalleja 957), en Villa Crespo. Es una construcción original, a lo alto, cercana a un pulmón de manzana, que convive en armonía con una serie de propiedades privadas preexistentes.

Con un estilo totalmente opuesto, otra vivienda, Casa Bolívar (Bolívar 663), abre sus puertas para mostrar cómo era la típica "casa chorizo" porteña, con habitaciones a lo largo de un pasillo abierto. Si bien data de 1887, sus dueños la rescataron y la pusieron en valor para que pueda ser visitada y sirva como espacio de exposición de arte.

También se podrá recorrer por primera vez Casa Scout (Niceto Vega 4777). Una construcción de 2014, sede de la agrupación scout, que buscó generar un espacio integrador donde la vivienda se organiza alrededor de un área central, con patios y vacíos en doble altura.

Las viviendas de los artistas serán también protagonistas del festival. Entre ellas figura la Casa de Rosa Skific, en México 671. Allí, la diseñadora generó su propio taller de pintura dentro de un contenedor rojo instalado en la terraza. Para hacer esta visita hay que inscribirse previamente.

Este año, el festival incorpora por primera vez espacios públicos donde la ingeniería es una de las estrellas, como la estación de subte de la línea H de la Facultad de Derecho. Allí quienes se hayan inscripto podrán bajar a los túneles en construcción. Otro punto es el Centro de Trasbordo de Constitución, un nudo de transporte de alta complejidad, dotado de un sistema de conexiones bajo tierra, iluminado por la nueva bóveda de acero y cristal.

También estará abierta la Planta de Reciclaje de la ciudad de Buenos Aires, en Villa Soldati. En ese mismo barrio, en el ex Parque de la Ciudad, con sus 200 metros de alto, quienes no tengan vértigo podrán subir a la Torre Espacial, la construcción más alta del país, que tiene, desde sus plataformas vidriadas, una visión de 360 grados de la Capital.

Los números de la iniciativa

106

construcciones

Son las que se podrán recorrer de manera gratuita durante este fin de semana

30.000

visitantes

Es el número de personas que participarán de la propuesta, según sus organizadores

650

guías

Cada construcción podrá ser visitada de la mano de un voluntario de Cohabitar Urbano, la ONG que impulsa la iniciativa

Las otras propuestas

Open Bici

En bicicleta se recorrerán distintos circuitos guiados con temáticas como arquitectura, diseño, historia y literatura, entre otras

Open Foto

Inmersos en un cámara oscura, los asistentes podrán ver la imagen de algún lugar de la ciudad que se forma cuando se abre el obturador

Open Muro

En conjunto con artistas urbanos, los asistentes podrán pintar una pared. Para participar de todas las actividades hay que inscribirse en: www.openhousebsas.org

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas