Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Amenazas de muerte y choques en la pista en la antesala del Gran Premio de México

La rivalidad de la temporada del francés Esteban Ocon con su compañero de equipo en Force India, el local Sergio Pérez, despertó un clima tenso en el autódromo Hermanos Rodriguez

Sábado 28 de octubre de 2017 • 13:30
0
Esteban Ocon durante el GP de México
Esteban Ocon durante el GP de México.

MÉXICO (AP).- La más dura rivalidad en la Fórmula 1 esta temporada no se ha dado siempre en la pelea por el campeonato mundial. El duelo entre los compañeros de equipo Sergio "Checo" Pérez y Esteban Ocon en sus monoplazas de Force India es el que ha estado más cerca de llegar a los golpes.

Todo eso podría convertir al Gran Premio de México en una dura prueba para Ocon. El mexicano Pérez es el consentido de los fanáticos locales y el piloto francés podría pasarla mal cuando circule por las gigantescas tribunas del autódromo Hermanos Rodriguez.

Las rivalidades son tan comunes en el automovilismo como la bandera a cuadros. En las últimas tres temporadas, los compañeros de Mercedes, Lewis Hamilton y Nico Rosberg, aparecían constantemente en los titulares de los diarios mientras luchaban por los campeonatos, y eso les costó una amistada forjada en la infancia.

Anticipando una dura recepción en México, los dos pilotos de Force India insisten que correrán en buenos términos. Pérez le dio una palmada en la espalda a Ocon luego del Gran Premio de Estados Unidos y públicamente han mostrado estar unidos.

"Está todo bien", dijo Ocon. "No hay problemas entre nosotros, si tuvimos nuestras diferencias pero ya hablamos. Hay mucho respeto entre nosotros, de hecho tuve una cálida recepción en México".

Sin embargo, Ocon reveló después que había recibido amenazas de muerte tan recientes como el miércoles pasado. "No sé si tomarlas en serio o no", agregó Ocon.

La organización las tomó tan en serio que, en una ciudad llena de carteles apoyando a Pérez, Ocon ha tenido que ser escoltado con guardaespaldas.

"Eso le enseñará que hay que pensarlo dos veces antes de meterte con un mexicano", dijo Carlos Rojas, un fanático de 21 años que usaba una gorra y chaqueta de Pérez. "Ya sé que seguramente alguien le va a gritar algo a Ocon, pero yo no pienso hacerlo, creo que estamos aquí para darle el apoyo a Checo".

Ocon, quien se sumó a Force India esta temporada, es considerado una de las estrellas en ascenso de la máxima categoría.

La rivalidad comenzó desde la primera carrera en Australia. Pérez y Ocon han finalizado a un puesto de distancia del otro en 10 ocasiones, con Pérez usualmente al frente, pero con sus encontronazos.

En Bakú, chocaron cuando peleaban por posición luego de un reinicio. Antes del choque marchaban en cuarto y quinto puesto. Pérez abandonó y Ocon terminó sexto.

"La forma en que corrió hoy no fue la correcta", se quejó Pérez de Ocon, quien insistió que el mexicano le pegó primero. Ahí fue cuando los insultos en redes sociales subieron de tono, advirtiéndole a Ocon que estuviera listo para lo que le esperaba en México.

Los autos de los dos volvieron a tocarse en la primera vuelta en Hungría y luego todo estalló en Bélgica.

Antes de la carrera, Ocon declaró: "No estoy aquí para ir detrás de él todo el tiempo". Luego de 29 vueltas, estaba tratando de rebasar cuando Pérez lo mandó contra una pared a más de 300 kilómetros por hora. El mexicano abandonó con un pinchazo y el alerón delantero del francés resultó dañado y terminó noveno.

Pérez "arriesgo nuestras vidas", dijo Ocon al final de la prueba y agregó en redes sociales que "trató de matarme".

Eso fue suficiente para que los dirigentes de Force India convocaran a una reunión a puerta cerrada para que ventilaran sus diferencias y se calmaran. El equipo dictó nuevas reglas para la carrera: cuando estén juntos en la pista cada uno debe mantener su posición. Eso va contra los instintos de correr de ambos, pero evitará colisiones y las últimas carreras se han desarrollado sin incidentes.

Force India marcha en un sólido cuarto puesto en las clasificaciones del campeonato mundial de constructores, convirtiéndose en el mejor equipo luego de los tres grandes Mercedes, Ferrari y Red Bull.

Pérez dijo que espera que los dejen correr el domingo y los aficionados locales quieren ver un poco de acción. "Nos deberían dejar correr", dijo Pérez.

El mexicano le pidió a sus compatriotas que no sean muy duros con Ocon. La carrera es importante para ambos. Pérez aún no tiene contrato para el 2018 y Ocon ha sostenido reuniones en la semana con patrocinadores locales, entre ellos el empresario Carlos Slim, principal patrocinador de "Checo".

"Tuvimos una mala relación desde Bakú y el punto más bajo fue en Bélgica, pero creo que ahora nos respetamos", afirmó Pérez. "No veo razón por la que los aficionados se metan con él, aquí les gusta mucho el automovilismo y al final del día, es sólo un deporte".

Otro aficionado local, Christian Alexis Antonio, de 24 años, dijo que la multitud debe hacer caso a lo que pide Pérez.

"Muchos mexicanos están acostumbrados a salir a defender a sus compatriotas cuando están en problemas, pero creo que amenazas de muerte a alguien no es la forma, somos los anfitriones y debemos tratar a los visitantes con respeto".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas