Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Puigdemont resiste la intervención: no se da por destituido y promete seguir trabajando por la independencia

En un discurso de tres minutos, el desplazado presidente regional de Cataluña prometió "seguir trabajando por un país libre"

Sábado 28 de octubre de 2017 • 10:00
SEGUIR
LA NACION
0
Carles Puigdemont resiste la intervención: no se da por destituido y promete seguir trabajando por la independencia
Carles Puigdemont resiste la intervención: no se da por destituido y promete seguir trabajando por la independencia. Foto: AP / Presidency Press Service

BARCELONA.- El destituido presidente regional Carles Puigdemont llamó hoy a "resistir" la intervención de Cataluña dispuesta por el gobierno del presidente Mariano Rajoy con una "oposición democrática".

En un discurso de sólo tres minutos y pronunciado desde fuera de esta ciudad, con una Plaça de Sant Jaume casi desierta, con la bandera española en la fachada del edificio del gobierno regional, el mensaje de Puigdemont fue emitido por la televisión catalana. Había más periodistas que manifestantes en la plaza.

El discurso fue seguido mediante teléfonos móviles. A diferencia de lo ocurrido ayer, no había pantallas gigantes ni nada que facilitara el seguimiento del mensaje. Lo que queda del breve e impreciso discurso es que Puigdemont no se da por destituido y que desde algún lado promete "seguir trabajando por un país libre".

"Ayer vivimos un día histórico, cargado de sentido democrático y sentido cívico"
Puigdemont

Al igual que ayer, cuando delegó el futuro de la región en el Parlamento, hoy delegó la "resistencia" en la ciudadanía, sin más precisiones. En sólo tres minutos, pidió "paciencia, perseverancia y perspectiva" para seguir adelante con el plan independentista. No quedó claro cómo ni con qué pasos.

Puigdemont se caracteriza por la ambigüedad. En este mensaje hizo gala de ello. Fue, posiblemente, el más impreciso de todos los que ha pronunciado hasta ahora. No indicó una sola medida concreta. Ni siquiera dijo desde dónde hablaba, aunque trascendió que lo hacía desde Girona, donde reside.

Sí volvió a dejar caer el futuro "en los catalanes". Les pidió que "continúen perseverando sin violencia, sin insultos, de manera inclusiva y respetando personas y símbolos y también a los catalanes que no están de acuerdo con la mayoría parlamentaria".

En otro fragmento sostuvo que "la mejor manera de defender las conquistas logradas hasta hoy es la oposición democrática a la aplicación del artículo 155, que es la consumación de una agresión premeditada a la voluntad de los catalanes que de manera muy mayoritaria y a lo largo y a lo largo de muchos años nos hemos sentido nación de Europa".

"No nos desviemos. Tengamos paciencia, perseverancia y perspectiva, sin abandonar una conducta cívica y pacífica", concluyó.

El gobierno español, que dispuso el cese de Puigdemont, insiste en que si resiste a la autoridad su futuro es los tribunales.

Qué pasó. En una medida inédita en sus 40 años de democracia, el Estado español disolvió ayer el Parlamento regional de Cataluña, cesó a su gobierno y convocó a elecciones autonómicas para el 21 de diciembre próximo. Fue la respuesta del gobierno del presidente Rajoy para "restablecer la normalidad" luego de que Cataluña pusiera en marcha un sistema de desconexión del resto de España.

¿Independencia? Cataluña no declaró su independencia en términos estrictamente jurídicos. El Parlament aprobó una resolución propuesta por las fuerzas que apoyan al gobierno regional para iniciar un proceso que acabe con la constitución de un "Estado independiente y soberano, de derecho, democrático y social" en un plazo no fijado.

La intervención. El Estado español puede adoptar "las medidas necesarias" para forzar a una región a cumplir la ley. El gobierno de Rajoy destituyó a Puigdemont y su gobierno, y convocó a elecciones autonómicas para el 21 de diciembre. La intervención será por tiempo limitado.

La bandera de España sigue flameando en la fachada del edificio del gobierno regional de Cataluña
La bandera de España sigue flameando en la fachada del edificio del gobierno regional de Cataluña. Foto: Reuters / Yves Herman
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas