Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Halloween en Argentina: dónde comprar disfraces y maquillajes

La "Noche de Brujas" se celebra cada vez más en el país; tiene su origen en una tradición celta

Lunes 30 de octubre de 2017 • 11:17
0
Halloween en Argentina
Halloween en Argentina. Foto: Archivo

Halloween logró hacerse un lugar en el calendario local. La fiesta se celebra cada vez más en el país, al igual que otros festejos que antes no tenían lugar, como el "Día de los Enamorados" o "San Patricio".

La celebración es un sincretismo entre dos fiestas: la pagana conmemoración celta del "Samhain", que festeja la cosecha y el inicio de un nuevo año, y la festividad cristiana del "Día de Todos los Santos", que celebra a los difuntos que superaron el purgatorio y fueron santificados.

De la mezcla entre ambas surgió la "Noche de Brujas", caracterizada por las fiestas de disfraces, el consumo de dulces y caramelos, y las historias y películas de terror.

Disfraces: Para los que no quieren confeccionar un disfraz propio, hay muchas opciones para alquilar o comprar disfraces de Halloween en Buenos Aires. La cadena Disfraces Mágicos, una de las principales del país, tiene muchas opciones de alquiler.

Maquillajes: Pero ningún disfraz queda completo sin su maquillaje. Una de las tiendas con más variedad de productos es "Maquillaje Titi": desde 1935 venden maquillajes para teatro, cine, danzas, mimos y Halloween. Ofrecen asesoramiento personalizado.

El origen celta (y católico) de Halloween

Halloween en Argentina
Halloween en Argentina. Foto: Archivo

Halloween tuvo su origen en el festival de Samhain, parte de la antigua religión celta, el pueblo que ocupó Escocia, Gales, Irlanda y el norte de Francia y España hace 2000 años, según indicó el medio BBC.

Samhain era el señor de la muerte y su nombre significa literalmente "el fin del verano". Los pueblos antiguos asociaban la llegada de los días más fríos y oscuros con la muerte. Los celtas creían, además, que había una barrera entre el mundo de los humanos y el de los espíritus que se abría al final del verano. Eso permitía a los fantasmas rondar la Tierra.

Así que, el 31 de octubre, las almas de los muertos regresaban a sus hogares pero también salían brujas, duendes y elfos a acosar a quienes les habían hecho daño en vida. Asi nacieron los festejos de la "Noche de Brujas".

A medida que el cristianismo fue suplantando los ritos paganos de la región, el festival se convirtió en la "Víspera de Todos los Santos", (en inglés All Hallows Eve, que se contrae en Halloween), y que se celebra antes del "Día de Todos los Santos".

¿Y la calabaza?

Halloween en Argentina
Halloween en Argentina. Foto: Archivo

Una tradición que surgió en Irlanda fue la de convertir nabos tallados en lámparas, en alusión a la leyenda de Jack o' Lantern, sobre un fenómeno de extrañas luces que titilaban en los pantanos de esa isla británica.

La historia es que un tal Jack hizo un pacto con el diablo que le salió mal y se vio condenado a rondar la noche eterna, iluminando su camino con un trozo de carbón incandescente dentro de un nabo tallado con agujeros.

Los lugareños empezaron a cargar estas "linternas de Jack" (Jack o' Lanterns) por las aldeas y las dejaban encendidas frente a las casas en la noche de Halloween. Se suponía que representaban seres sobrenaturales o servían para ahuyentar a los malos espíritus.

Los inmigrantes irlandeses que llegaron en oleadas a Estados Unidos en el siglo 19, encontraron en su nuevo país el fruto de una planta más fácil de tallar: la calabaza. Este gran vegetal redondo y anaranjado se cosecha en EE.UU. entrado el otoño y por eso están tan íntimamente asociado con Halloween en ese país.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas